Revista nº 941
ISSN 1885-6039

Las Papas Antiguas de Canarias obtienen el sello europeo de Denominación de Origen Protegida.

Viernes, 02 de Noviembre de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 442

El Diario Oficial de la Unión Europea recoge la inscripción en el registro comunitario de este tubérculo canario, cuya solicitud fue tramitada por la Consejería de Agricultura. Pasa a formar parte de un listado europeo exclusivo en el que figuran más de mil producciones agroalimentarias de calidad.

 

La Unión Europea publica en su Diario Oficial la inscripción en el registro comunitario de la Denominación de Origen Protegida Papas Antiguas de Canarias, lo que supone el reconocimiento a la calidad diferenciada de un producto propio del Archipiélago cuya diferenciación se debe en exclusiva al medio geográfico y a las prácticas tradicionales de cultivo. Este reconocimiento, solicitado por los productores de papas y tramitado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias a través del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), supone que sólo la producción isleña obtenida bajo los controles y certificación requeridos podrá comercializarse aludiendo al Archipiélago, evitando así la competencia desleal. Ésta sería la primera DOP que se obtiene en el Estado para este tubérculo, ya que existen papas peninsulares protegidas, pero a través de otra figura, la Indicación Geográfica Protegida (IGP). "El registro europeo de la Denominación de Origen Protegida Papas Antiguas de Canarias supone el reconocimiento a un producto canario de calidad indiscutible, y que los operadores puedan beneficiarse de la protección y de las acciones que tiene prevista la normativa europea para alimentos de calidad diferenciada", señaló el consejero de Agricultura, Juan Ramón Hernández.

 

En el pliego de condiciones de la DOP se establecen las 29 variedades de papas protegidas -entre las que se encuentran la Colorada, la Negra Yema de Huevo, la Azucena Negra, la Bonita Ojo de Perdiz, o la Terrenta, entre otras- así como sus características fisicoquímicas -contenido en proteínas y en materia seca-, morfológicas-forma, tamaño, color de la piel y de la carne, entre otras- y organolépticas -aspecto interno y externo, olor, sabor y textura-, y la delimitación de la zona geográfica en la se produce. Se determinan también los métodos de cultivo, recolección y transporte, así como las normas de acondicionamiento y envasado.

 

En dicho documento se explican los vínculos del producto con el medio geográfico -haciendo referencia a la historia, suelo, clima y orografía de las Islas- y se designa al ICCA, como autoridad encargada de la verificación del cumplimiento de estos requisitos y del control y certificación del producto. A través del Instituto se han gestionado también la protección europea para otras producciones agrarias como el plátano, el gofio o la miel, que gozan ya de una protección nacional transitoria a la espera de que la Comisión Europea tramite el reconocimiento definitivo.

 

Producto de calidad. Las condiciones orográficas, edafológicas y climáticas del Archipiélago, junto con la tradición del cultivo y la experiencia de los agricultores, hacen que las Papas Antiguas de Canarias presenten características diferenciadas. El suelo volcánico, caracterizado por la falta de materia orgánica y por la gran cantidad de elementos minerales de tipo basáltico, ha dado lugar a un producto único, con unas características peculiares que determinan una singular morfología. Mientras en Europa las variedades han ido evolucionando hasta llegar a las papas hoy presentes en el mercado -que poco recuerdan al material de partida-, en el Archipiélago se pueden encontrar múltiples cultivares locales que mantienen las prácticas y las tradiciones de cultivo de aquellos tubérculos primitivos que llegaron a Canarias procedentes de América, los cuales, según demuestran estudios realizados en el Archipiélago, se han adaptado al medio edafo-climatológico de las Islas y poseen hoy en día características únicas y diferentes. Los cultivares locales de Papas Antiguas de Canarias no sólo son un patrimonio genético de incalculable valor, sino un importante patrimonio etnográfico y socioeconómico, ya que están estrechamente ligados a multitud de usos y costumbres típicos de los agrosistemas tradicionales de las Islas, además de contribuir al mantenimiento de las rentas de los agricultores que las han conservado.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios