Revista nº 797
ISSN 1885-6039

El Cementerio de Vegueta y Ponce de León.

Jueves, 01 de Noviembre de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 442

Coincidiendo con la el bicentenario del nacimiento de Manuel Ponce de León, gran parte de cuya obra remata el Cementerio de Vegueta, y con la celebración, hoy día 1, del Día de Todos los Santos, el Cabildo de Gran Canaria, a través de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, que dirige Larry Álvarez, organiza una serie de actividades en torno a este recinto funerario de Las Palmas de Gran Canaria.

 

Así, aprovechando la gran afluencia de público que estos días registra el camposanto, se proyectará en su entrada, de miércoles a sábado, el documental El guardián de la memoria, producido por el centro Gran Canaria Espacio Digital en 2011, a través de la Consejería de Empleo y la  Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural con motivo del bicentenario del recinto funerario, y con la finalidad de difundir sus valores al ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC), en 2010. A partir de las 10:30 horas del día 3 (sábado), la catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) María de los Reyes Hernández guiará la visita Manuel Ponce de León y su ciudad de los muertos. También en el cementerio, a mediodía, la formación Ensemble Academia, perteneciniente a la Academia de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), ofrecerá un breve concierto (30 minutos) en el que interpretará el Quinteto en mi bémol mayor, K. 407/386c de Wolfgang Amadeus Mozart. Integran el grupo Alicia Sánchez (trompa); Alejandro Piñeiro (violín);  David Francisco Cáceres y José Alvarado (viola) y Pablo Henríquez (violonchelo).

 

Para la visita autoguiada, el público dispondrá de un plano con información sobre las piezas del cementerio más emblemáticas. El horario habitual del recinto va de 08:00 a las 17:30 horas, incluidos fines de semana y festivos.

 

Una gran obra para un espacio único. La construcción del Cementerio de Vegueta data de 1814, cuando una epidemia de fiebre amarilla asoló Las Palmas de Gran Canaria y provocó gran número de víctimas mortales. Los motivos fundamentales de la misma fueron la imperiosa necesidad de dar sepultura a los abundantes difuntos y los cambios que, desde finales del siglo XVIII, se habían venido gestando en el mundo de las prácticas funerarias. El sobresaliente legado arquitectónico y escultórico del conjunto, que refleja el ideario de reconocidos personajes de la historia de la ciudad; la calidad y cantidad de las piezas que lo integran; su variedad de estilos y carga simbólica, hacen que estemos ante uno de los bienes patrimoniales de carácter funerario más importantes de Canarias, de ahí que fuera declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2010.

 

Traspasando sus muros, el público redescubre la historia personajes ilustres de la ciudad: abogados, artistas, militares... cuyos apellidos son aún hoy topónimos de muchas calles capitalinas. Tragedias como el hundimiento del trasatlántico italiano Sud América en 1888 dejaron tras de si algunas de las unidades funerarias de mayor belleza en el cementerio en el que tanto trabajó Ponce de León (sólo su patio antiguo reúne hasta catorce de sus obras). Como recuerda María de los Reyes Hernández, la obra de carácter funerario trazada por Manuel Ponce de León (1812-1880) para  el camposanto de Vegueta constituye más del 19 por ciento de su producción como proyectista en Las Palmas del Ochocientos. 22 proyectos de carácter público y privado, entre los que destacan la cruz neogótica central del patio antiguo y 18 monumentos funerarios, en forma de capillas y mausoleos, realizados con distintos lenguajes estéticos  entre 1849 y 1878. Su obra arquitectónica  está vinculada  al crecimiento de su ciudad natal, mientras que la pictórica consistió en una  importante y significativa galería de  retratos de grandes propietarios y personajes de la alta burguesía local de la época.

 

Su polifacético  y humanista pensamiento queda patente en la casa donde vivió, concebida como un auténtico museo y centro de tertulias literario-artístico-musicales,  además de en su intensa actividad vinculada a sociedades culturales y recreativas de la época (Gabinete Literario, Real  Sociedad Económica, el Liceo, el Museo Canario…) y a relevantes eventos, como la división provincial o el decreto de puertos francos. Pintor  Honorario de Cámara y académico correspondiente de San Fernando, Ponce de León ejerció como docente en el Colegio de San Agustín o en la Academia de Dibujo de Las Palmas y coleccionó objetos artísticos y de historia natural. 

 

 

Comentarios

Alma Llanera / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo