Revista n.º 1046 / ISSN 1885-6039

Juan el Indiano: el Adán de las Medianías.

Lunes, 19 de marzo de 2012
Norberto Francisco Castellano Rodríguez
Publicado en el n.º 410

De su primer matrimonio nacieron 12 hijos y muchos de ellos hicieron su vida en el continente americano. En 1874 vuelve a casarse con María del Carmen Santana Almeida y Quintana. De este matrimonio nacieron 10 hijos. Se casó en terceras nupcias con Isabel Reyes Arencibia, él contaba con 61 años y ella 17. Tuvieron 8 hijos.

Detalle de la foto del fontanalense Juan el Indiano.

 

De esta estirpe surgen antepasados nuestros, y allá por 1827, un frío 24 de marzo nace Juan Antonio Castellano Yánez (o Yánes). Se decía de él que era un hombre generoso y bien parecido, aunque también se decía que era un juerguista y mujeriego. Su carácter de hombre vigoroso le permitió acumular a lo largo de su vida tres matrimonios y una importante descendencia. Lo espectacular de la historia es que fue el único caso canario, que se conozca, con estas características.

 

De esta larga descendencia se cuentan 34 hijos, 30 reconocidos y 4 presuntos. Algunos de éstos descendientes fueron y son personas notables de la sociedad grancanaria actual. En su época de soltero, viajaba a la Perla del Caribe (Cuba), donde tuvo su primer matrimonio con la fontanalense Rita Castellano García. En esas tierras caribeñas trabajó duro y amasó una importante fortuna; aunque la leyenda cuenta que en las costas cubanas, mientras trabajaba, encontró un cofre con tesoros escondidos allí por los bucaneros de la época.

 

Después regresó a Gran Canaria, aunque volvía para atender sus negocios cubanos que tiempo después legó a algunos de sus hijos. Montado en su caballo recorrió las Medianías y fue comprando tierras a diestro y siniestro haciendo alarde de su fortuna. Haciéndose dueño y señor de buena parte de Moya (Gran Canaria). Sus dominios se extendían desde el Pozo de Guillermo Suárez, en el Barranco del Laurel, Lomo la Cruz, hoy finca de la Heredad de Moya, Caldera de los Pinos, Piletas, Aguas de Fontanales, Lomo del Marco, Casa Encarnada, Cuevas de Arriba y de Abajo, fincas en La Montaña, Moya, y la preciosa casa rodeada de un viejo pinar en Santa Cristina (Sta. Mª. de Guía), bien conocida por los habitantes medianeros. La Cuevas de Fontanales, así como otras parcelas, las cedió a personas que no tenían hogar (redundar sería que este vigoroso hombre, con fama de mujeriego, satisfacía sus deseos carnales con las muchachas de estas familias).

 

El indiano de Fontanales, Juan.

 

De su primer matrimonio nacieron 12 hijos y muchos de ellos hicieron su vida en el continente americano. El 10 de agosto de 1874 vuelve a casarse con María del Carmen Santana Almeida y Quintana. De este matrimonio nacieron 10 hijos. El Indiano Juan se casó en terceras nupcias con Isabel Reyes Arencibia el 18 de julio de 1888, él contaba con 61 años y ella 17. Tuvieron 8 hijos. La descendencia de Juan el Indiano se extendía prácticamente por todos los municipios de Gran Canaria, pero de forma especial por Moya, Guía, Teror, Arucas y Las Palmas. También hay constancia documental de descendientes en otras islas del Archipiélago, Península, Argentina, Cuba, Venezuela y Estados Unidos. Esto ha hecho que muchos fontanalenses estén emparentados por parte de abuelo o abuela.

 

Pero quizás el mayor problema de Juan el Indiano era el trato con los bancos, dándole graves disgustos. Uno de esos bancos le había emplazado para pagar una hipoteca, so pena de embargarle alguna de sus fincas, que era la que conforma actualmente la Heredad de Moya. Un hijo suyo había venido expresamente de Cuba con el dinero necesario para pagar la hipoteca, que ascendía a 200.000 pesetas (cantidad elevada para la época) y llevarlo personalmente a Sta. Mª. de Guía. Pero, eso sí, que no fuera solo por consejo de su padre, el cual el desdeñó tranquilizándole que nada malo podía pasar. Cuando se dirigía a Guía sufrió una emboscada, le dispararon, lo asesinaron y, por supuesto, le robaron el dinero. Al expirar el plazo sin satisfacer la deuda, el banco expropió buena parte de su fortuna, quedando mermada, y por descontado el dolor de un padre por el vil asesinato de su hijo. Comienza así a ser acosado por bancos y acreedores hasta el punto que su tercera esposa lo sobrevivió con muchas dificultades económicas.

 

Juan el Indiano falleció el 18 de marzo de 1904 como consecuencia de una hernia estomacal; también se dice que fue objeto de envidias y murió envenenado, aunque dejaremos que esto último continúe siendo un misterio. Este paseo por los ancestros nos podría hacer reflexionar y preguntamos: ¿Seré yo descendiente del Indiano Juan...?

 

 

Hace ya muchos años
en Fontanales vivió
un hombre de alegre vida
que el Indiano Juan
se llamó...

De Fontanales a Cuba
muchos viajes realizó
para cortejar sus amores,
que por allá dejó.

Mi bisabuelo el Indiano
buena vida se dio,
mucho dinero gastó
en placeres y diversión...

Tres veces desposó,
y otras muchas que no contó
y padre de 32 hijos se confesó...
Buenos caballos
siempre compró,
y a las Fuentecillas
a abrevar las llevaba,
después de largos paseos
que por Fontanales daba.

Grandes extensiones
de terreno poseía
en estas medianías
y a cada amor que tenía
un huerto le daría...

Cuando regresó
de la Perla del Caribe,
en Fontanales vivió,
teniendo varias amigas
y a todas las consoló...

Que era un terrateniente
desde El Cano al Brezal
y Lomo de La Cruz Arriba,
lindando con Las Cañadas,
pasando por Horcajadas,
el Nogalillo y Los Charcos;
propiedades conocidas
todas ellas adquiridas
por el Indiano de alegre vida

A mi bisabuelo el Indiano
un día de verano
una vaca lo hirió,
así se comentó,
Y a los pocos días

el Indiano murió...

 

 

 

Texto tomado de la Guía del Patrimonio Natural y Cultural de Moya, editada por su Excmo. Ayto. (extraído de El indiano Juan Castellano. Patriarca de las medianías. Balbuena Castellano, J. M. 2005).

 

 

Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.