Revista nº 792
ISSN 1885-6039

El documental Aldecoa, la huida al paraíso y una mesa redonda.

Viernes, 22 de Junio de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 423

Ayer jueves, día 21 de junio, a las 20:30 h, en la Sala José Saramago de Arrecife (La Plazuela) de la Fundación César Manrique, tuvo lugar la proyección de Aldecoa, la huida al paraíso. Se trata de un documental que aborda la relación del escritor Ignacio Aldecoa con Canarias y, en particular, con Lanzarote. Está dirigido por Miguel G. Morales a partir de una idea de Juan Cruz. Ambos estuvieron presentes en el acto e intervinieron al concluir la proyección. Aldecoa, la huida al paraíso es una producción de TVE y Tuco Films, con la colaboración del Gobierno de Canarias y Volcano Films.

 

Ignacio Aldecoa (Vitoria, 1925-Madrid, 1969) fue uno de los más notables narradores de la llamada Generación de los cincuenta en el Estado de España. Compartió vida y amistad con Rafael Azcona, Rafael Sánchez Ferlosio, Carmen Martín Gaite, Mario Camus, José Manuel Caballero Bonald o Jesús Fernández Santos, entre otros. Su obra narrativa describe a los desfavorecidos y desamparados. Los territorios donde se encontró a sí mismo y sobre los que escribió fueron el boxeo, los oficios peligrosos, el ambiente ferroviario y el marinero, el de los trabajadores invisibles de la sociedad… Su pasión por el mar, reflejada en su obra literaria, es fundamental para entender el mundo imaginario particular de Aldecoa. Además de Ibiza o Nueva York, visita todas las Islas Canarias, incluyendo a Isla de Lobos. En una de las ocasiones, a comienzos de los años sesenta, se queda a vivir una temporada en La Graciosa, donde hoy el colegio que existe en la isla lleva su nombre. De la estancia en Canarias resultó un libro de relatos, Cuaderno de Godo, y de su paso por La Graciosa la novela corta Parte de una historia.

 

El director tinerfeño Miguel G. Morales ha continuado con esta película su serie de documentales biográficos sobre artistas o escritores ilustres vinculados a las islas como Óscar Domínguez, Juan Ismael, Cristino de Vera, Pepe Dámaso o más recientemente Domingo Pérez Minik y José Saramago. Miguel G. Morales ha simultaneado su carrera entre el cine documental y la televisión y ha hecho incursiones en la video creación. En sus trabajos, ha realizado funciones como guionista, director, realizador, cámara, montador y productor ejecutivo. Muchas de sus obras han participado en festivales estatales e internacionales (como Gran Canaria, La Palma, Cádiz, Italia o Colombia) y recibido premios y menciones especiales.

 

Juan Cruz, editor y periodista tinerfeño, se vinculó al diario El País desde su fundación en 1976, donde ha trabajado en diferentes secciones de cultura y opinión. Publicó su primer libro, Crónica de la nada hecha pedazos, en 1972, al que siguieron numerosos títulos. Entre los más recientes, destacan Muchas veces me pediste que te contara esos años (2008), Egos revueltos. La vida literaria: una memoria personal (2009) o Contra el insulto (2011). Fue director de la editorial Alfaguara entre 1992 y 1998; y después estuvo al frente de la Oficina del Autor del Grupo Prisa.

 

La película. Consta de dos partes: una en la que interviene el también escritor y periodista Juan Cruz, recreando la figura de Aldecoa, con la voz en off de Inaki Gabilondo; y otra consagrada a los testimonios de las personas de su entorno, entre otras Carmen Martín Gaite, Mario Camus, José Manuel Caballero Bonald, Ramón Massats y la esposa del protagonista, Josefina Aldecoa, fallecida el pasado año. También participan Fernando Gómez Aguilera, director de la Fundación César Manrique, y Antica Toledo, que recuerda la estancia del escritor en La Graciosa.

 

La Fundación César Manrique dedicó en 1996 una publicación a Ignacio Aldecoa, Ignacio Aldecoa en su paraíso, incluida en la Colección Cuadernas, escrito por su viuda, Josefina R. Aldecoa. Se trata de un texto especialmente escrito para un acto de homenaje al escritor Ignacio Aldecoa, que se celebró el 11 de abril de 1995 en la sede de la institución. Josefina Aldecoa rememora en él las relaciones del autor de Gran Sol con las islas: “Desde su infancia, Ignacio Aldecoa soñaba con las islas… Islas que él contemplaba en los mapas y cuyo contorno recorría con el dedo índice, embebido en sus sueños.” "(…) No todos los hombres tienen la suerte de haber tocado con la mano el lugar de la tierra donde está situado su paraíso. Ignacio sí. Ignacio lo descubrió el día que contempló por primera vez, desde el borde del acantilado, el perfil de La Graciosa. Y no volvió a ser el mismo después de vivir en ella”, dijo allí Josefina Aldecoa.

 

 

Comentarios