Revista nº 892
ISSN 1885-6039

A la venta las primeras mieles de Tenerife con Denominación de Origen Protegida.

Viernes, 27 de Julio de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 428

Los consumidores ya pueden adquirir Miel de Tenerife producida bajo el sello de Denominación de Origen Protegida (DOP), figura de calidad que ofrece al consumidor un producto certificado con un origen y calidad diferenciados y que permite crear una marca colectiva que vincula la imagen del producto a este territorio.

 

El Museo de la Naturaleza y el Hombre, en Santa Cruz de Tenerife, acogió ayer jueves, 26 de julio, la presentación de la primera producción avalada por esta figura de protección -que constituye un distintivo estatal del que desde el pasado mes de febrero disfruta este producto mientras se tramita la protección europea definitiva- que ya puede adquirirse en los establecimientos comerciales. El acto contó con la presencia del consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Jose Joaquín Bethencourt; la directora del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) -organismo autónomo adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias-, Sulbey González; y representantes de la Asociación de Apicultores de Tenerife (APITEN). En el transcurso del mismo los asistentes pudieron degustar las excelencias de estas producciones de la isla en una cata comentada, ofrecida por el técnico de la Corporación insular, Antonio Bentabol.

 

Este reconocimiento, solicitado por APITEN con el apoyo de la Casa de La Miel -gestionada por el Cabildo de Tenerife- y tramitado por el ICCA, supone que sólo la producción isleña obtenida bajo los controles y certificación requeridos podrá comercializarse aludiendo a la isla evitando así la competencia desleal y posibles fraudes.

 

Mieles canarias. Las mieles producidas en Canarias, y específicamente en Tenerife, tienen como principal rasgo de identidad la aportación de la flora endémica del Archipiélago, lo que da lugar a unas variedades con singulares características organolépticas. Es el caso de la miel de Retama del Teide, una variedad especialmente apreciada que se produce a partir del néctar de esta especie endémica que está presente en el área del Parque Nacional de Las Cañadas de El Teide.

 

Tenerife es la única isla que cuenta a partir de ahora con una Denominación de Origen Protegida. Hasta el mes de abril, cuando las mieles de Tenerife recibieron la protección estatal transitoria a la Denominación de Origen, el proceso ha sido largo y el producto ha pasado por distintas fórmulas y marcas de garantía hasta llegar a la DOP. Durante este tiempo más de 316.000 kilos de miel se han comercializado con el sello de Miel de Tenerife. Desde que se aprobó la protección han solicitado la inscripción en los correspondientes registros un total de 92 explotaciones apícolas a las que pertenecen 4.520 colmenas y 16 salas de extracción y centros de envasado. "Conscientes de las excelencias de nuestras productos agroalimentarios, desde el Gobierno de Canarias nos hemos propuesto que el mayor número de producciones agrarias de las Islas obtengan sellos de calidad europeos, distintivos de los que disfrutan ya nuestros vinos y quesos -los cuales cuentan con 10 Denominaciones de Origen Protegidas y 3 respectivamente- y hemos centrado nuestros esfuerzos en productos como el plátano, las papas, el gofio, la miel o la sal marina obtenida de las salinas de las Islas", apuntó la directora del ICCA.

 

Para José Joaquín Bethencourt la Denominación de Origen "supone un impulso para los apicultores de Tenerife en la defensa de la calidad y la personalidad de las mieles de Tenerife, además de una excelente oportunidad para mejorar la promoción y comercialización de este producto y, por tanto, valorizar las mieles que se producen en la isla".

 

Los técnicos de la Casa de la Miel, dependiente del Cabildo, elaboraron en su día el estudio justificativo para esta solicitud -que ha tramitado la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias a través del ICCA- de acuerdo con las investigaciones realizadas sobre las mieles de Tenerife en distintos aspectos. Del mismo modo se han tenido en cuenta los análisis practicados a la hora de establecer el control de la marca de garantía existente en la actualidad para la Miel de Tenerife, de la que es titular la Corporación Insular. El producto isleño se caracteriza por una gran variedad de colores, sabores y tipos, reflejo de la diversidad de ecosistemas y flora de la isla. El pliego de condiciones recoge una serie de exigencias en las distintas fases productivas y define un sistema de control que asegura la calidad y garantiza el origen de las mieles amparadas. También se regulan las características de las 13 variedades de mieles multiflorales y monoflorales de Tenerife, sus especificidades, sus singularidades físico-químicas así como otros requisitos complementarios necesarios para acogerse a la Denominación de Origen Protegida.

 

Las solicitudes y los pliegos de condiciones de este producto -donde se justifica la singularidad del mismo y su historia asociada a Tenerife- se encuentran actualmente en la Comisión Europea donde el expediente será sometido a la última fase de información pública, previa al dictamen de decisión definitiva y su inscripción en el registro comunitario de Denominaciones de Origen. La obtención definitiva de esta protección supone el reconocimiento de la UE a la calidad diferenciada y singularidad de los productos isleños y al buen hacer de nuestros productores, al tiempo que se fomenta un esfuerzo colectivo que redunda en una mejora de la promoción y comercialización del producto.

 

Las Papas Antiguas de Canarias y el Plátano de Canarias disfrutan ya de este sello provisional, de la que también se beneficiará próximamente el Gofio Canario.

 

El número total de colmenas en toda Canarias en 2012 es de 31.390 -las mismas que en 2011 y 3.209 más que en 2010-, de las cuales 15.266 se sitúan en Tenerife, 10.211 en Gran Canaria, 3.557 en La Palma, 2.050 en La Gomera, 299 en El Hierro y 7 en Fuerteventura. La producción total de miel en el Archipiélago fue en 2010 de 404.315 kilos.

 

Figuras de protección. La Indicación Geográfica Protegida (IGP) y la Denominación de Origen Protegida (DOP) constituyen figuras de protección que hacen referencia a una región, un lugar determinado o, en casos excepcionales, a un país, que sirven para designar un producto agrario o alimenticio; permitiendo que las marcas distinguidas pasen a tener reconocimiento comunitario y por tanto puedan beneficiarse de la protección y acciones que tiene prevista la normativa comunitaria para alimentos de calidad diferenciada. La diferencia entre ambas figuras reside en que la DOP se atribuye exclusivamente a variedades autóctonas, con un marcado vínculo geográfico, propias de una zona determinada como ocurre con la Miel de Tenerife, mientras la IGP se refiere a productos que no proceden de variedades locales, pero cuya calidad es el resultado de prácticas y técnicas tradicionales vinculadas a un lugar concreto, como sucede con el Gofio.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios