Revista nº 916
ISSN 1885-6039

El nuevo Museo Arqueológico de Betancuria.

Martes, 18 de Diciembre de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 449

La Mesa de Contratación del Cabildo de Fuerteventura, que el pasado 13 de diciembre se reunió bajo la presidencia de Antonio Mesa, acordó elevar propuesta de adjudicación para la ejecución de las obras del edificio del Museo Arqueológico y Etnográfico de Fuerteventura, por importe de 1.565.063 euros, a favor de la propuesta presentada por la empresa SACYR Construcción SA, de acuerdo con el proyecto técnico elaborado por el equipo de arquitectos Mario Febles y David Mallo y con un plazo máximo de ejecución de las obras de 24 meses, contabilizados a partir de la tramitación administrativa previa.

 

Al concurso se habían presentado 40 propuestas procedentes de unas 50 empresas de la construcción, ya que algunas se constituyeron en UTE's, "y es un ejemplo más del grado de inversión en obra pública que está afrontando el Cabildo de Fuerteventura en plena época de crisis, gracias a la colaboración con otras administraciones. Estamos gestionando de esta forma alrededor de 90 millones de euros en proyectos tan relevantes como el Parque Tecnológico, la casa Alta de Tindaya, las paradas de guaguas preferentes, carreteras, aguas, etc. Es una forma de contribuir a dinamizar la economía y al mismo tiempo invertir en infraestructuras, y que próximamente incluirá también otras adjudicaciones de obras", explicó el presidente del Cabildo, Mario Cabrera.

 

El alcalde de Betancuria, Marcelino Cerdeña, explicó que "la inversión tendrá un doble beneficio en el municipio. Por un lado en todo lo que significa dinamismo económico derivado de la propia obra, pero al mismo tiempo, una vez acabada, va a significar un importante atractivo cultural y turístico para Betancuria, que sin duda va a contribuir a atraer más visitantes. El proyecto es además muy respetuoso con el entorno, perfectamente integrado en el casco histórico, ya que previamente ha tenido que superar unos requisitos muy exigentes para que no genere impacto".

 

Por su parte, el consejero delegado de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo, Juan Jiménez, recordó que las obras del Archivo Histórico Insular están ya prácticamente finalizadas "y ahora con esta contratación se complementa una oferta esencial para dotar de instalaciones administrativas, de investigación y de exposición al patrimonio histórico majorero. El Museo Arqueológico y Etnográfico dotará a la isla de unas instalaciones modernas y funcionales, pero al mismo tiempo perfectamente integradas en el entorno histórico de Betancuria, ya que previamente el proyecto ha sido informado favorablemente por los organismos encargados de supervisar el patrimonio histórico. Cuenta con una importante superficie expositiva, lo que nos permitirá mostrar buena parte de los elementos más representativos de nuestro patrimonio arqueológico".

 

En Betancuria ya existe un Museo Arqueológico, pero sus instalaciones son claramente insuficientes. Por ello el edificio del nuevo Museo Arqueológico, Histórico y Etnográfico Insular se emplazará en un edificio de nueva construcción situado en dos parcelas propiedad del Cabildo Insular de Fuerteventura, que suman unos 3.600 m2, anexas al viejo edificio del Museo Arqueológico. La edificación actualmente existente del Museo Arqueológico está situada, exenta, en una parcela con frente a la calle Roberto Roldán, o carretera de acceso a Betancuria, que corre paralela al Barranco. En su trasera hay un terreno en ladera, con pendiente elevada (20%), y una diferencia de cota de 8 metros entre el punto más bajo y el más alto. Desde este suelo en pendiente se tiene visión directa de la Iglesia de Santa María. La propuesta técnica es concentrar la edificación en la ladera trasera al actual Museo, liberando el resto de la parcela, los parámetros urbanísticos permiten una alta ocupación de esta parte de terreno, aunque no será necesario recurrir a la totalidad. Este escalonado permite el acceso a tres niveles diferentes directamente desde la calle Amador Rodríguez, sin que en ningún momento haya más de una planta y media de altura sobre la rasante original del terreno, a pesar de que la normativa de aplicación permite hasta dos.

 

El volumen edificado quedaría semienterrado, y formaría unas terrazas escalonadas adaptadas a la pendiente. Estas terrazas servirían de acceso y conexión entre las plantas, pero también como espacio de espera y estancia en los recorridos museográficos, teniendo como principal visión protagonista desde ellas la Iglesia de Santa María de Betancuria. Este sistema de espacio libre aterrazado sobre la edificación tradicional que hoy alberga el museo, y a la altura de las copas de los laureles del jardín aledaño, sería el principal espacio de relación del Museo.

 

De esta forma, la parcela del Museo Arqueológico queda diferenciada funcionalmente en tres sectores:

a) La edificación tradicional y su entorno, con el patio trasero que se propone integrar como espacio de relación entre ésta y la nueva edificación. Se mantendría el acceso desde la calle Roberto Roldán, pero adecuándolo a la normativa de accesibilidad y redirigiéndolo a la entrada y recepción del edificio nuevo. La entrada principal al Museo Arqueológio, Histórico y Etnográfico se realizaría a través de la calle Amador Rodríguez, entre las dos edificaciones. El patio tradicional sería el espacio de recepción y espera, con la superficie de tiendas y biblioteca en dos alas de la edificación tradicional.

b) El jardín lateral, que se mantendría como espacio de ocio y exposición al aire libre.

c) La nueva edificación escalonada, con el sistema de terrazas sobre la edificación existente y con vistas sobre la Iglesia y Plaza de Santa María.

 

Contendría los espacios expositivos y no expositivos del programa de usos propuesto, distribuidos en los tres niveles, teniendo el inferior una superficie de 1103.90 m2, el intermedio 686.00 m2 y el superior 281.51 m2.

 

Distribución por plantas.

- PLANTA 0: superficie 1103.90 m2. Acceso y servicios, superficie expositiva permanente, y espacio de acceso restringido (talleres y salas de fondos). El acceso y taquillas está situado en la parte norte del edificio, con un cuerpo de servicios y zona de espera, y una escalera y elevador al nivel superior. Se entraría a la zona expositiva a través de dos accesos diferenciados, lo que permite subdividir el espacio expositivo en distintas salas mediante sistemas de tabiquería ligera. Los 531.16 m2 de espacio expositivo albergaría la colección permanente. Como comparativa la superficie expositiva del actual Museo no llega a los 100.00 m2. Una segunda ala de esta planta estaría dedicada a sala de fondos y talleres de la unidad de Patrimonio, y lugar de almacenaje de maquinaria e instalaciones, con entrada independiente desde la calle Amador Rodríguez.

- PLANTA 1: superficie 686.00 m2. Superficie expositiva permanente, y salón de actos. Se mantiene la parte norte del edificio como espacio de vestíbulo y acceso, y salida a la terraza exterior de este nivel. La superficie expositiva de esta planta es de 345.46 m2, y tiene dos aperturas visuales orientadas a Santa María de Betancuria y al edificio Museo de Arte Sacro. En la parte sur, y dando a la calle Amador Rodríguez, se encuentra un salón de actos con acceso independiente desde la terraza, con una superficie de unos 127.95 m2.

- PLANTA 2, superficie 281.51 m2: Sala de exposición temporal y cafetería ¿ terraza. Acceso exterior directo desde la calle Amador Rodríguez a la cafetería y terraza ubicadas en la parte sur, con facilidad de suministro. Sala de exposición temporal de 117.00 m2, con funcionamiento independiente del resto de las salas del Museo.

 

Los espacios expositivos están repartidos en los tres niveles, y la distribución interior permite reorganizaciones de los mismos y flexibilidad de adaptación según usos y evolución en el tiempo del sistema expositivo, que de esta forma puede variar en el tiempo. La independencia funcional de los niveles permite también la apertura parcial del edificio, o incluso el montaje de las exposiciones sin tener que cerrar completamente el Museo al público.

 

 

Más sobre Arqueología Canaria.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios