Revista nº 801
ISSN 1885-6039

ÁLAMO HERNÁNDEZ, Néstor (1906-1994).

Jueves, 29 de Septiembre de 2011
Jorge Rodríguez Padrón
Publicado en el número 385

Escritor e investigador n. en Guía (Gran Canaria), m. en Las Palmas de Gran Canaria. Académico correspondiente de la Real de la Historia. Cronista Oficial de Gran Canaria. Estudió Gramática con el canónigo lectoral José Feo Ramos.

 

Su interés por la historia insular se inicia con las lecturas que hace durante el período en que cumple el servicio militar. En 1922 viaja a Cuba y vive durante un tiempo en La Habana. Hacia 1927 se incorpora al Museo Canario y contribuye decisivamente a su apertura al público, catalogando los fondos de la Biblioteca de dicha institución, en particular los legajos del Archivo de la Inquisición. En 1930 funda en Guía el semanario La Voz del Norte, editado en Gáldar. En 1936 participa como actor en las representaciones teatrales de la Sociedad de Amigos del Arte*. Hacia 1940, forma parte de las tertulias del Bar Polo, en el desaparecido Puente de Palo de la capital grancanaria; y publica, en la Revista de Geografía Española, “Las cumbres y el mar”. En el diario Falange, de Las Palmas de Gran Canaria, se publican en 1943 las páginas autobiográficas que tituló Papeles de Aldo Sortini. Dejó sin concluir Crónica de un siglo, historia de los cien primeros años del Gabinete Literario* de Las Palmas, texto que se publicaría luego, como folletón, en Diario de Las Palmas (1953). Hacia los años cincuenta, será el promotor de la Casa-Museo Colón (Las Palmas de Gran Canaria), de la cual llegaría a ser el primer director-conservador. Su labor como folklorista es ampliamente reconocida, sobre todo en lo que se refiere a la composición de lo que siempre defendió como un cancionero realmente canario, diferenciado de la música tradicional popular. Además de numerosos trabajos históricos, entre los que cabe mencionar la edición de las Crónicas del Licenciado Pedro Gómez Escudero y Antonio Sedeño, los estudios sobre sor Catalina de San Mateo o El obispo Verdugo y su tiempo, ha recuperado la producción poética de la popularísima Agustina González Romero*, La Perejila. Es autor de dos obras teatrales: El demonio y la Virgen, leída en 1936 en la Sociedad de Amigos del Arte, y Lola Guerra; un  libro de memorias, El sarao y su recuerdo (1944), Tenesoya Vidina y otras tradiciones (1945) y El Almirante de la Mar Océana (1956). Son incontables sus artículos recogidos en la prensa insular y en diversas revistas, en especial en el Anuario de Estudios Atlánticos*.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios