Revista nº 784
ISSN 1885-6039

José Rodríguez, pasión por el Timple.

Martes, 25 de Enero de 2011
Nino Jiménez
Publicado en el número 350

De casta le viene al galgo. Y no es para menos, no en vano su familia desciende de una legada estirpe de músicos y cantadores populares que han relegado en una nueva generación familiar toda su sapiencia y sabiduría, como ha quedado demostrado en aquellos lugares en los que ha pisado escenario el joven timplista teldense José Rodríguez.

 

Curtido y formado dentro de lo que ha supuesto la nueva promoción de íntérpretes evolucionistas, que combinan los estilos clásicos en la ejecución de nuestro pequeño camellito sonoro (nuestro timple canario por excelencia), con las nuevas técnicas y tendencias incorporadas al mismo en la última década, José Rodríguez nos aporta con su timple un nuevo personalismo con estilo propio cargado de sentimiento, pasión y emoción cada vez que lo acaricia los dedos de sus manos.

 

Si tenderetero es nuestro tímple y claro está su nombre, no lo iba a estar menos quien tiene el arte de dominarlo por oficio, aunque por aquí, como casi todo, sea mayormente por afición, ya que el trabajo se paga y entre nosotros esto del arte en cualquier faceta se sigue considerando de otra manera.

 

Miembro fundador al mismo tiempo, junto a su padre Pepe Rodríguez Santana (actualmente monitor de la Escuela Municipal de folklore de Telde, en Gran Canaria), de la parranda El Volumen y otros grupos, colectivos y talleres de folklore, en los que ha participado activamente en los últimos años, siendo claro el mensaje y ejemplo que José Rodríguez quiere transmitir a las nuevas generaciones de jóvenes de hoy en día, para que se involucren y participen más en la recuperación, mantenimiento y divulgación de nuestro legado cultural y musical.

 

Con su participación en el acto de entrega de distinciones de la I Edición de los Premios Ciudad de Telde, el pasado 20 de enero en la Sala 2 de los multicines Las Terrazas de nuestra ciudad, ha quedado patente que la sabia nueva de intérpretes instrumentales de nuestra ciudad quiere ocupar el lugar que le corresponde dentro del movimiento cultural que se genera dentro de la misma, y que sus aportaciones contribuyan también a seguir engrandeciendo cada día más a Telde a través del trabajo de sus ciudadanos.

 

Entre los nombres que la universidad popular de la vida ha titulado como timplistas, recordamos por esta isla algunos como los de Jeremías Umpiérrez, Andrés Macías, Totoyo Millares y el majorero Casimiro Camacho, cada cual con su sello propio a la hora de furrunguiarlo. Jeremías Umpiérrez fue el primero que lo sacó de las rondallas y grupos haciéndolo sonar acompañado de la guitarra mientras cantaba. Casimiro Camacho lo llevaría a los escenarios, acompañado también de guitarra, al igual que lo haría el virtuoso y maestro de tímplistas Totoyo Millares; mientras que el compositor Andrés Macías sería el pionero en dar recitales sin más compañía que su propio timple.

 

A estos prestigiosos tímplistas nos unimos en la década de los ochenta este que les escribe, Nino Jiménez, junto al sureño Paco Suárez y al capitalino Ramón Gil, ambos con una categoría excepcional máxime si se contemplaba en aquel entonces el futuro que nos permitía nuestra juventud y dedicación.

 

En esta última década se han unido una legión de timplistas que han surgido, como puede comprobarse, no solo por los alumnos de Totoyo Millares como José Antonio Ramos (Premio Ciudad de Telde a título póstumo), que elevó el timple a su máxima expresión, sino por la corriente continuista que ha supuesto su legado (Germán López, Abraham Ramos), junto a las nuevas tendencias que ofrecían y han supuesto el lanzaroteño Benito Cabrera y el majorero Domingo Rodríguez (el Colorao), que han convertido a nuestro pequeño instrumento por excelencia en universal.

 

En nuestra ciudad de Telde han despuntado en los últimos años Juan José Monzón Gil, elaborando también un sistema didáctico para la enseñanza del timple canario, y José Rodríguez, a quienes desde estas humildes líneas les deseo todos los mejores éxitos en la puesta en marcha y ejecución de sus diferentes proyectos.

 



Nino Jiménez es Animador Sociocultural y músico.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios