Revista n.º 1046 / ISSN 1885-6039

Los canarios ya pueden comprar Tirma, la histórica película rodada en Canarias en 1956.

Miércoles, 13 de abril de 2011
Redacción BienMeSabe
Publicado en el n.º 361

El Gobierno de Canarias, a través de Filmoteca Canaria, e Impulso Records han aunado esfuerzos para sacar al mercado en DVD la única copia a color y en versión española que se conserva de la película Tirma (La Principesse delle Canarie), una coproducción hispano-italiana rodada en Canarias en el año 1954. Tras arduas gestiones realizadas, Filmoteca localizó esta copia en Italia en 2005, después de 20 años de búsqueda por diferentes archivos extranjeros, al haberse perdido toda pista de la misma desde su estreno en la Península y Canarias en el año 1956.

Una secuencia de la histórica película Tirma, rodada en Canarias en 1956.

 

Esta iniciativa ha sido presentada hoy, miércoles 13, por la directora de Filmoteca Canaria, María Calimano; la representante de Impulso Records, Mariló Martín; y el director del proyecto Salvar la memoria: 50 años de Tirma y Moby Dick, Luis Roca. El acto contó también la asistencia de la periodista Ilse Court, quien estuvo en el rodaje como traductora. El DVD será comercializado por el Corte Inglés en sus sedes de Gran Canaria y Tenerife, así como en el ámbito estatal.

 

La película trata sobre la conquista de Canarias y fue uno de los rodajes más importantes de los realizados en las Islas. Dirigida por Paolo Moffa y producida por Carlos Serrano de Osma, Tirma se rodó casi en su totalidad en Gran Canaria en el verano de 1954. El argumento está basado en el romance del canario Juan del Río Ayala y cuenta la historia de amor entre una princesa guanche (Silvana Pampanini) y un capitán del ejército castellano (Marcello Mastroianni).

 

La producción de la película despertó gran expectación tanto en el ámbito local como en el estatal, al contar con un equipo técnico y artístico de primer nivel, en el que además de Pampanini y Mastroianni participaban Gustavo Rojo, José María Rodero y Elvira Quintillá, entre otros números de canarios.

 

Tras su estreno en España, no se vuelve a saber nada de la película hasta que Filmoteca Canaria localiza una copia defectuosa en blanco y negro y versión italiana en la década de los ochenta que se proyecta en Canarias en 1990. La copia en color y versión española que localizó la Filmoteca Canaria en el año 2005 en los archivos de Cinecittá (Italia), se proyectó, cincuenta años después de su estreno en las Islas, en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, dentro del marco del Foro Canario del 7º Festival Internacional de Cine de Las Palmas. Asistieron 1.450 personas, muchos de ellos eran extras y participantes en el rodaje que tuvieron la oportunidad de ver la película por primera vez, como el propio Gustavo Rojo, que después de participar en el rodaje viajó a México y no había podido asistir a su estreno.

 

En el éxito de esta convocatoria había tenido mucho que ver la puesta en marcha en 2006 del proyecto Salvar la Memoria, 50 años de Tirma y Moby Dick, dirigido por Luis Roca Arencibia, en el que participó la Filmoteca Canaria junto a otras instituciones. Gracias a esta iniciativa se grabaron los testimonios de muchas personas que participaron en el rodaje de la película y se ha recuperado y compilado gran número de fotografías y material gráfico.

 

El DVD de TIRMA va acompañado de textos del experto y vocal en las ayudas al cine en España Luis Roca Arencibia y el historiador cinematográfico Rafael España, e ilustrado con material gráfico en el que destacan una serie de fotografías del rodaje y de la película, algunas de ellas inéditas, además de una selección de testimonios de varias personas que trabajaron en la película recopilados a través del proyecto Salvar la memoria. 50 años de Tirma y Moby Dick y otros procedentes del archivo gráfico de la Filmoteca Canaria.

 

TIRMA proyecta en esta ocasión, no sólo el kolossal histórico, sino la peculiar recreación de la cultura aborigen en los años cincuenta, erigiéndose como documento imprescindible para comprender la visión de la Prehistoria Canaria durante esa década.

 

Exposición en Gáldar sobre la película. La Casa Museo Antonio Padrón inauguró días atrás la exposición Tirma en Gáldar, una propuesta sobre la memoria histórica de la población galdense que vivió y participó a comienzos de la década de los cincuenta en la película hispano-italiana Tirma, cuyo rodaje en varias localizaciones de la Isla supuso todo un acontecimiento para la vida de la población grancanaria de la época.

 

La muestra -que se podrá visitar hasta el día 30 de abril- ha sido organizada por el mencionado centro museístico, dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario, en colaboración con el Ayuntamiento de Gáldar. Su propósito es rescatar testimonios y vivencias de las personas que intervinieron en el rodaje como extras y figurantes. Al mismo tiempo, pretende reconocer y poner en valor el trabajo de los artistas canarios que participaron en la producción, en concreto, el escritor Juan del Río Ayala, autor del texto teatral en el que se basó el guión del film, y Sergio Calvo González y Carlos Morón, artistas responsables de la escenografía y decorados.

 

La exposición propone un recorrido a la época en la que se creó la película a través del material relacionado con su producción, es decir, fotografías, libros, maquetas y cartelería. También ofrece vídeos que reproducen entrevistas en las que los galdenses relatan sus vivencias y recuerdos del rodaje. Entre otras localizaciones, el film se rodó en el yacimiento de la Necrópolis La Guancha, en Gáldar, en la playa de El Risco, en Tamadaba, y en Ansite, entre otras.

 

Su rodaje supuso todo un impacto para la población en la isla, teniendo en cuenta que se trató de una gran superproducción que requirió un gran despliegue de medios técnicos y humanos en una época en la que Canarias vivía en plena Dictadura militar y con enormes dificultades económicas y sociales. Desde esa perspectiva, la llegada a Gran Canaria del equipo de actores, actrices, personal técnico, equipo de dirección, etcétera, generó mucha expectación y una gran agitación social. A título anecdótico, uno de los testimonios recogidos en esta muestra es el de una mujer, vecina de Gáldar, que comenta el impacto que supuso para ella ver, por primera vez en su vida, un conocido refresco de cola, que era la bebida que tomaban los actores y actrices en el rodaje, cuando entonces aquellas botellas representaban todo un lujo para la población.

 

 

Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.