Revista nº 842
ISSN 1885-6039

Brillante y numerosa representación de la esperada Pasión. (Incluye MUESTRA DE FOTOS)

Lunes, 18 de Abril de 2011
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 362

El pasado sábado el atrio de la iglesia de San Pedro de Güímar (Tenerife) acogió esta representación en la que participaron más de trescientos vecinos de todas las edades.

 

Cientos de personas asistieron el pasado sábado a la decimosexta representación de La Pasión de Güímar. Se trata de un montaje escénico en el que se representa la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazareth que, de manera ya tradicional, se ha convertido en el acto inaugural de la Semana Santa güimarera.

 

En la representación, que utilizó un lenguaje escénico contemporáneo y un guión que variaba también este año, participaron más de trescientos vecinos de todas edades y los grupos coreográficos locales de Loli Pérez, Andreína Acosta e Iansá de Teo Rosales. El acto contó con el apoyo de distintas Concejalías del Ayuntamiento de Güímar, aunque hay que reseñar que en los últimos años se ha incrementado la autofinanciación del mismo gracias a la organización de cenas benéficas y otras iniciativas destinadas a la recaudación de fondos organizados por los directores y miembros de La Pasión.

 

La dirección del evento, como en años anteriores, ha corrido a cargo de Nayra Gómez y Juana María González. El papel principal será interpretado por Jonás Pérez, que encarnó a Jesús de Nazareth. Y así brilló en la noche del pasado sábado la Pasión de Jesús, como podemos observar en la muestra de imágenes que a continuación alcanzamos de la mano de Vanessa García Pérez.

 

 

 

 

Ver más fotos

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 20 de Abril de 2011 a las 18:46 pm - Oswaldo

#01 Es cierto que la Semana Santa se ha convertido en una semana de diversión más que de oración, es respetable la opción que cada cual opte. En Güímar, y en otros puntos del Archipiélago, la escenificación de la Pasión e Nuestro Señor, se prepara desde varias semanas antes en un compomiso mayoritariamente vecinal con el tradicional espíritu y entusiasmo que convoca a propios y foráneos.

Una labor que no va a perderse por existir un equipo con dedicación plena, el sentimiento que transmite al público no es gratuito, palpándose cada año.

Una cita obligada para quienes deseen vivir con plenitud y santidad esta Semana Magna.