Revista nº 916
ISSN 1885-6039

Se cumplen 101 años de la erupción del volcán Chinyero con representación y parranda.

Domingo, 21 de Noviembre de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 340

El pasado 18 de noviembre se cumplían 101 años del comienzo de la última erupción volcánica producida en la isla de Tenerife, la erupción del Chinyero, desarrollada entre el 18 y el 28 de noviembre del año 1909 en la cumbre de Abeque. Es la primera erupción canaria de la que existen no sólo imágenes filmadas, ampliamente difundidas en el continente europeo, sino también estudios científicos rigurosos llevados a cabo por especialistas de la materia en esos momentos.

 

En esta erupción se produjo un cambio sustancial en el modo de ver y entender estos fenómenos en Canarias, en la manera con que fue gestionada la crisis volcánica por parte de las autoridades civiles y militares, e incluso, en los recursos utilizados para minimizar al máximo los riesgos asociados a la erupción. Las palomas tuvieron un protagonismo indudable en esta erupción, su uso como herramientas de mensajería estuvieron presentes tanto en el inicio de la erupción como en su desarrollo; por lo tanto, son utilizadas como un símbolo que ayuda a identificar a esta erupción.

 

A la vista del tremendo calado que este acontecimiento marcó a las gentes del lugar, el Ayuntamiento de Santiago del Teide (Tenerife) promovió el año pasado la creación y puesta en marcha de la Comisión del Centenario del Chinyero formada por representantes de dicha corporación y extensible a representantes de otras corporaciones vecinas, de colectivos culturales de la Comarca, como el colectivo Arguayo, de profesores de centros de enseñanza del municipio y de miembros de la comunidad científica relacionados con instituciones investigación científica como la Universidad de La Laguna y la Fundación Canaria ITER.

 

Desde el punto de vista religioso, desde hace 101 años se celebra, como ya es tradicional, el tercer domingo de cada mes de noviembre una concentración vecinal-popular donde se lleva la imagen religiosa de Santa Ana de Tamaimo acompañada por otras imágenes de diferentes barrios del municipio, como se realizó el mismo año de la erupción, a la zona de El Calvario en Las Manchas, lugar donde, cuenta la leyenda, se detuvo la lava a pocos metros de los núcleos de población al postrar sobre el avance de la lava la imagen de Santa Ana de Tamaimo. Desde entonces, cada año y con gran calado religioso, se llevan las imágenes al lugar donde se paró la lava.

 

El acto de hoy, 21 de noviembre, comenzará, aproximadamente, a las 12:00 horas, con la tradicional misa de conmemoración, en la cual estará presente parte de la corporación local, con su alcalde, Juan Damián Gorrín Ramos, a la cabeza. Posteriormente, se realizará la escenificación de la erupción volcánica para, a continuación, realizar una gran parranda canaria de celebración en el lugar con la que se festeja el no avance de la lava hacia la población existente.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios