Revista nº 897
ISSN 1885-6039

Memoria Viva: en recuerdo de los cinco fusilados de San Lorenzo.

Miércoles, 17 de Noviembre de 2010
Leonilo Molina Ramírez (Infonorte Digital)
Publicado en el número 340

El pasado viernes, 12 de noviembre, en lo que fuese el municipio de San Lorenzo antes del golpe de estado de dieciocho de julio, se realizó un acto de reparación a cinco de las víctimas de los militares rebeldes. En esta ocasión, como ya la prensa se hizo eco, les tocó a los cinco fusilados de San Lorenzo, tal y como se les conoce. Por fin, a quienes hasta ahora se les ignoraba, fueron los protagonistas, seguramente muy a su pesar, de un merecido homenaje, que los sustrajo del olvido al que, a pesar de haber acabado la dictadura, continuaban sometidos. La Plataforma de Familiares de los Fusilados de San Lorenzo, con la colaboración del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (¡qué ironía!), fue la que hizo la convocatoria y, pienso, vio recompensados sus esfuerzos.

 

A dicho acto, que tuvo dos episodios en otros tantos escenarios, asistieron un buen número de personas, familiares de quienes recibían la justa reparación (al menos parcialmente) y quienes, por muy diversas motivaciones y por querer saber algo más también, estuvimos allí. No faltaron, entre las personas presentes, muchas de las que dedican su actividad a la política. Sobre todo, quien tuvo una participación importante en dicho acto, el Alcalde de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, municipio en el que se desarrolló el evento. Y, claro, su séquito de concejales y concejalas.

 

El primero de los episodios, que tuvo como escenario la fachada del que fuese Ayuntamiento del municipio de San Lorenzo (hoy destinado a Casa de la Cultura), consistió en el descubrimiento de una placa, de metacrilato, por parte del Alcalde de Las Palmas de Gran Canaria. En principio, si les soy sincero, me resultó una situación contradictoria. No ya por el contenido de la susodicha placa, que poca información suministra; más allá de la consabida retahíla protocolaria, que queda muy mona pero que nada aporta. La contradicción surge de que, quien corre la cortinilla para descubrir tamaño texto, es el Alcalde del municipio que aprovechó la ocasión, anexionándose el territorio de San Lorenzo.

 

 

Sigue leyendo aquí.

 

 

Foto de portada: http://tamaraceite.blogspot.com/

 

 

Comentarios