Revista nº 855
ISSN 1885-6039

La primera obra de teatro canaria en Cairasco y el recibimiento.

Jueves, 13 de Mayo de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 313

La isla de Gran Canaria está revolucionada a la espera del nuevo Obispo de la Diócesis de Canarias que llegará durante el año de 1582. La Sabiduría, la Invención y la Curiosidad se afanan en componer unas líneas que sirvan para dar la bienvenida al nuevo dignatario eclesiástico de manera que tenga un primer contacto real con la nueva tierra que lo acogerá. Estos personajes alegóricos discuten sobre quién debe llevar el mensaje y coinciden en que deben dejar tal responsabilidad al espíritu del guerrero Doramas, un gran personaje de la sociedad grancanaria anterior a la Conquista que, como nadie, conoce la idiosincrasia de esta nueva tierra.

 

Este es el inicio de La comedia del Reçibimiento, una pieza teatral escrita por el literato canario Bartolomé Cairasco de Figueroa en 1582 que tiene el honor de ser el primer texto dramático compuesto en Canarias. La compañía canaria Espacio 21 ha rescatado esta obra con motivo del 400 aniversario de la muerte de Cairasco, una figura clave que supuso, según destaca Toni Suárez, director de la compañía, “el máximo representante intelectual de la primera generación de canarios nacidos tras la Conquista”. “La puesta en escena es del siglo XXI, con apoyo audiovisual que ayuda a comprender la dinámica histórica de los personajes, pero esta versión trata de ceñirse de manera fiel al texto que creó Cairasco en 1582”, destaca.

 

Esta comedia, escrita en 1585 por Bartolomé Cairasco de Figueroa, se interpretará el 14, 15 (20:30 horas) y 16 de mayo (19:00 horas) en la Sala Insular de Teatro de la capital grancanaria. Las entradas para disfrutar de este trabajo de "arqueología dramática" ya están a la venta en las taquillas del Teatro Cuyás, en la página web de Cajatique (www.cajatique.com), en el teléfono 902 405 504 y en las propias taquillas de la Sala Insular de Teatro una hora y media antes de iniciar la función.

 

Gonzalo Ubani, director artístico de Teatros del Cabildo, señaló que la recuperación de este texto “es un hito para la dramaturgia canaria” al tratarse de un título “clave para comprender el desarrollo de la literatura canaria posterior”. En este sentido, el responsable de la programación de los recintos escénicos del cabildo comentó que “es una importante herramienta pedagógica” más allá de “su clara utilidad como teatro escolar”. Ubani resaltó la certera visión de Cairasco sobre la sociedad que le tocó vivir, poniendo en valor conceptos como “la tolerancia o la multiculturalidad apenas un siglo después de concluida la conquista”, conceptos que “aún hoy tienen plena vigencia”.

 

La importancia de este texto es capital para entender la evolución de gran parte de la literatura canaria posterior. En ella se sientan las bases del ideario literario insular, con figuras claves como la mitificación del pasado aborigen, la exaltación de los valores naturales de las Islas como fuente de inspiración literaria o la puesta en valor de rasgos sincréticos de la religiosidad insular que beben directamente de la tradición simbólica prehispánica. La dirección de Suárez ha contado con el apoyo de Claudia Robaina, responsable de la adaptación dramática del texto a través de la obra crítica de Oswaldo Guerra, y la actuación de José Pascual. La obra, estrenada recientemente, logró el Premio al Mejor Espectáculo de Investigación e Innovación Escénica en el Festival Internacional de Teatro Universitario de Agadir. La crítica ha destacado la capacidad de Espacio 21 para adaptar a las necesidades escénicas actuales el texto sin restar un ápice “su esencia original”.

 

Se trata de un clásico “muy difícil de interpretar”, señala el actor José Pascual. “Es un texto difícil para cualquier actor, no sólo por la pronunciación, sino por lo elaborado del verso de Cairasco, que siempre requiere de un gran esfuerzo”. Pascual señala que “la obra deja traslucir el carácter del propio autor, que utiliza a Doramas para hablar de sí mismo como miembro de una sociedad con rasgos propios que vienen de uno y otro lado”, comenta.

 

Una explicación a esta identificación con el aborigen es el propio origen del literato canario, que era descendiente, por una de sus ramas familiares, de aborígenes palmeros, explica Oswaldo Guerra. “Cairasco tiene conciencia de su carácter mestizo y no lo esconde. Y por eso se identifica con el héroe popular por antonomasia de la historiografía popular isleña. Hay que tener en cuenta que Cairasco nace sólo unas décadas después de la culminación de la Conquista. Es algo que aún se tiene muy presente”. Este carácter indígena queda de manifiesto con algunos parlamentos de esta comedia, con expresión ínsuloamazigh que ha llegado hasta nuestros días.

 

La figura de Cairasco de Figueroa obtuvo un notable reconocimiento en su época. Como virtuoso del llamado verso esdrújulo tuvo gran influencia en poetas de la talla de Góngora y cosechó alabanzas de los grandes mitos de la literatura del Siglo de Oro tales como el propio Góngora, Lope de Vega o Cervantes. Fue una personalidad de la sociedad grancanaria del XVI, fundador de la primera tertulia cultural y literaria de las Islas y un firme defensor de la idiosincrasia isleña con la que se sentía totalmente identificado.

 

 

Comentarios
Jueves, 13 de Mayo de 2010 a las 07:32 am - José Miguel

#01 Así debería ser todo el año: un programa constante, por todos los municipios de las Islas, de las obras clásicas del teatro canario.

Felicidades por esta iniciativa a Espacio 21. Ojalá tomen ejemplos muchas y muchos.

José Eduardo Martín Castillo (Director de la AF Aduares y componente de Taburiente) (1ª Parte)