Revista nº 801
ISSN 1885-6039

Garoé, 1610-2010.

Sábado, 15 de Mayo de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 313

El Garoé o Árbol Santo es un Bien de Interés Cultural, monumento natural, situado en el Paisaje Protegido de Ventejís, en el ámbito rural de la isla de El Hierro, nombrada Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO. La zona del Garoé es, además, Lugar de Interés Comunitario en la Lista Nacional de la Red Natura 2000 por parte de la Comisión europea, así como zona ZEPA por su riqueza avícola.

 

El Garoé, un til, sagrado y totémico monumento de la naturaleza, Garoé para los bimbaches y Árbol Santo para los francocastellanos, destilaba agua de sus hojas cuando la bruma empujada por los alisios las acariciaba. En 1610 fue derrumbado, según las crónicas, por un fuerte temporal; pese a ello, no dejó de ser protagonista de la mayoría de los textos antiguos que reflejan la historia de esta isla. Mito, leyenda, historia… El Garoé es el símbolo indiscutible de El Hierro, de sus habitantes y de la lucha secular de los herreños para superar las duras secuelas de la sequía. “La búsqueda del agua como nuestro bien más preciado y que tanto ha marcado la historia e idiosincrasia de este pueblo”, recordaba el presidente del Cabildo, Tomás Padrón.

 

Se cumple en este 2010 el IV Centenario del Derrumbe del Garoé. El Cabildo de El Hierro va a llevar a cabo una serie de acciones y proyectos que permitan recordar esta efemérides tan importante para El Hierro, incluyendo la puesta en valor del agua como recurso vital y patrimonial de esta isla. Además, este aniversario coincide con los trabajos de ejecución de la Central Hidroeólica de El Hierro, que para muchos representa el Garoé del siglo XXI.

 

“Creemos que es un buen momento para llevar a cabo acciones dirigidas a poner en valor el ciclo del agua en El Hierro, el paisaje agropecuario de la Meseta de Nisdafe y las manifestaciones culturales de la zona, así como su utilización como recurso turístico de primer orden en la isla”, afirma Padrón

 

Tal y como expusieron en rueda de prensa, el presidente de la institución herreña, Tomás Padrón, su vicepresidente segundo, Javier Armas, y el consejero insular de Cultura, José Miguel León, se ha propuesto crear un sendero circular del agua, llevar a cabo un encuentro de senderistas canarios para su inauguración, recopilar los fondos bibliográficos y los documentos históricos sobre este importante emblema de la isla, fomentar la divulgación de la historia del Garoé entre los escolares herreños, llevar a cabo diversos actos culturales y una plantación simbólica de tiles en la isla conmemorativa de esta efemérides, entre otras acciones que se ponen en marcha bajo el lema Garoé, 1610-2010, cuyo logotipo está diseñado por Eusebio Díaz, una imagen que estará presente este año en la cartelería externa del Cabildo.

 

La Institución ha creado un Comité encargado de proponer actos y acciones conmemorativas de este IV Centenario, constituido por diversas consejeras, consejeros y técnicos que cuentan con el asesoramiento de los historiadores Venancio Acosta y Sixto Sánchez.

 

El nuevo sendero circular del agua se pretende que esté finalizado en octubre próximo. Tendría 4 kilómetros de longitud y salida y llegada en el pueblo de San Andrés, pasando por Ventejís y el Árbol Garoé, zona alta de Valverde, el depósito superior de la Central Hidroeólica en La Caldera y el pueblo de Tiñor, según explicó el presidente insular.

 

Por su parte, la plantación simbólica de ejemplares de til cultivados en el vivero insular podría llevarse a cabo el próximo mes de junio, coincidiendo con el Día Internacional de Medio Ambiente (el 5 de junio).

 

La presentación de la nueva novela de Alberto Vázquez-Figueroa, con el título de Garoé, recientemente galardonada con un premio de novela histórica, en El Hierro en junio próximo y concursos insulares de fotografía y poesía son algunas de las actividades ya programadas para esta ocasión.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios