Revista nº 969
ISSN 1885-6039

Mesa redonda sobre el Nuevo Catálogo Canario de Especies Protegidas.

Lunes, 25 de Enero de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 298

Los ecologistas celebran el gran éxito de afluencia de la mesa redonda sobre La Proposición de Ley del Catálogo Canario de Especies Protegidas reflejando el gran interés social en la problemática, aunque lamentan la falta de de voluntad política por parte del grupo parlamentario de Coalición Canaria, promotor de dichas propuestas, al rechazar la invitación a participar en el debate sin ningún tipo de comunicación ni justificación.

 

Se celebra con gran éxito de afluencia la mesa redonda sobre la Propuesta de Ley del Nuevo Catálogo Canario de Especies Protegidas, en la que un centenar de personas pudieron escuchar de primera mano la exposición de los expertos en la materia. Participaron David Bramwell, director del Jardín Botánico Canario “Viera y Clavijo”; Pascual Calabuig, biólogo y veterinario; Carmelo Padrón, jurista y exviceconcejero de Medio Ambiente; y Eugenio Reyes, miembro de Ben Magec-Ecologistas en Acción.


Los ecologistas lamentan la ausencia del grupo parlamentario de Coalición Canaria al que se le invitó con un mes de antelación, visualizando la falta de interés de dicho grupo parlamentario en participar en debates públicos para defender dicha Iniciativa Legislativa. Achacan la ausencia a la falta de argumentos rigurosos y creíbles para defender la propuesta y a la poca vocación democrática desde el punto de vista participativo, como así también demuestra el trámite utilizado para definir el nuevo catálogo en la que no se le ha dado la oportunidad de participar ni a la Comunidad Científica experta y legitimada, ni la sociedad en general -comenta el grupo ecologista-.


Como así argumentaron los expertos, el nuevo catálogo destaca por la falta de rigor científico, en el que se descatalogan 226 especies, se rebaja la protección de 131 y pasan a estar protegidas de forma perversa y ambigua 94 especies, de las 450 especies actualmente protegidas. Apelaron a que salgan a la luz los informes y los técnicos que avalan dicha propuesta, invitándoles a un debate científico sobre el asunto. Según los expertos, el nuevo catálogo es totalmente injustificado y únicamente responden a intereses que nada tienen que ver en la preservación de las especies para las generaciones venideras, tan necesaria en un territorio como el canario con altos valores biológicos reconocidos intencionalmente, muchos de los cuales se encuentran notablemente deteriorados.


Se criticó duramente la nueva categoría Especies de Interés para los Ecosistemas Canarios por carecer de fundamento y permitir la desprotección de especies dependiendo si se encuentran dentro o fuera de un Espacio Protegido, especialmente grave e irracional en el caso de los vertebrados e invertebrados con movilidad, como son el caso del lagarto gigante de Teno, la foca monje, el calderón tropical, la tortuga boba, la hubara canaria, el halcón tagarote y multitud de especies más.


Desde el punto de vista jurídico se hizo hincapié en la ilegalidad e inconsticionalidad de la propuesta de Catalogo, en los actuales términos, al contradecir al Catálogo Nacional, de rango superior y por la tanto vinculante. También se señaló la innecesaria anulación del Decreto que recoge el catálogo actual, por lo que se pide por parte todos los participantes la retirada de la Proposición de Ley.


Los ponentes de la mesa coinciden en la necesidad e importancia de informar a la sociedad sobre la gravedad de la Iniciativa Legislativa del grupo parlamentario de CC con el apoyo del PP y animan a los ciudadanos y ciudadanas a que se movilicen en contra al la Proposición de Ley por suponer un retroceso en la conservación del Patrimonio Natural y el Desarrollo Sostenible del Archipiélago.
 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 27 de Enero de 2010 a las 09:53 am - josua

#01 ES una vergüenza que nuestros políticos sólo tengan intereses sobre todo económicos, despreciando a la naturaleza, la cual jugará un importante papel en nuesro futuro. La pena es que cuándo se den cuenta será demasiado tarde.