Revista n.º 1048 / ISSN 1885-6039

Tres lunas rojas nos descubre al Pancho Guerra del teatro.

Jueves, 17 de diciembre de 2009
Redacción BienMeSabe
Publicado en el n.º 292

El viernes 18 y el sábado 19 de diciembre, a las 20:00 horas, en el Centro Cultural de Maspalomas (Gran Canaria).

Logo del Centenario de Pancho Guerra.

 

 

Mañana se estrena la representación teatral de la obra Tres lunas rojas, del canario Pancho Guerra.


La representación la llevará a cabo el Grupo de Actores de la Fundación Canaria de las Artes.


Estaremos ante una obra dramática de bastante fuerza, cercana a la dramaturgia de Federico García Lorca, que nos muestra algunas dimensiones desconocidas de Pancho Guerra y su obra.

 

 

Pancho Guerra.

 

Francisco Guerra Navarro nace en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), el 11 de junio de 1909. Aprende las primeras letras de la mano de su padre, maestro por aquel entonces de la Villa de San Bartolomé quien al ser destinado a la capital en 1923, se traslada allí con la familia. En Las Palmas comenzará a cursar el bachillerato. Al año siguiente y tras nueve años de estudios los concluirá en 1932.

 

 

La proximidad del domicilio familiar (calle López Botas) con la Escuela Luján Pérez hace que entre en contacto con los jóvenes artistas que allí se congregan. En 1929, aproximadamente, cuando se produce la primera exposición de los alumnos de la Escuela, adopta el nombre familiar de Pancho Guerra como identificador de sus escritos. Al año siguiente se incorpora a la redacción del Diario de Las Palmas, trabajando en la librería de Pacota Mesa, de forma eventual, compartiendo con ella afinidades artísticas.

 

 

Durante los años de la Guerra Civil marcha al frente. Al regresar intenta continuar los estudios de Derecho que había iniciado antes de la guerra (y que había abandonado al sentirse atraído por el mundo del periodismo), pero nuevamente se reincorpora al Diario de Las Palmas, dejándolos definitivamente inconclusos.

 

 

En 1947 decide abandonar la isla y fija su residencia en Madrid para tener más amplios contactos que le facilitarán su proyección literaria. Contaba con amigos que nunca le abandonaron y que admiraban su valía literaria. Allí trabajó como redactor y colaborador literario y permaneció hasta su fallecimiento, el 3 de agosto de 1961.

 

 

Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.