Revista nº 842
ISSN 1885-6039

Un patrimonio de muerte.

Viernes, 16 de Octubre de 2009
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 283

Las sucesivas sociedades han asumido a lo largo de la historia desde distintas perspectivas la muerte y toda su compleja y emblemática cultura. ¿Cuáles fueron los procesos funerarios que desarrollaron los aborígenes canarios durante el periodo prehispánico? ¿Qué transformaciones han experimentado con los siglos los espacios destinados a albergar a los muertos? ¿Qué sentido poseen los ritos y ceremonias funerarias en la cultura tradicional?

 

 

El curso Un patrimonio de muerte, que organiza del 28 al 30 de octubre en la Casa de Colón la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, aborda desde diferentes visiones multidisciplinares el tema de la muerte, formulando un interesante recorrido que nos lleva desde los primeros pobladores de Gran Canaria hasta prácticamente nuestros días. Nueve expertos, entre los que se encuentran arqueólogos, historiadores y cronistas, participan en este curso donde la arqueología, el estudio de documentos y de tradiciones orales, avanzan un panorama completo alrededor del sentido de la muerte en nuestra sociedad.

 

Como explica el coordinador del curso Un patrimonio de muerte, Javier Velasco, técnico de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario, “la muerte -y el conjunto de gestos, normas y costumbres que en torno a ella se instituyen- han favorecido el surgimiento y desarrollo histórico de un rico conjunto de expresiones culturales. Ello ha generado un legado material e inmaterial que es básico para explicar las sociedades que nos han precedido en el tiempo, ilustrándonos sobre creencias, formas de ver el mundo, sobre cómo se relacionaban las personas entre sí y qué papel tenían los difuntos o los antepasados en las estructuras sociales”. Según Velasco, “puede decirse que la muerte abre la puerta al conocimiento del pasado y de sus gentes, así como también a los cambios y continuidades que han ido imponiéndose a lo largo de los siglos”.

 

El citado curso está estructurado en tres bloques temáticos: La muerte entre los canarios (día 28), Huesos que hablan (día 29) y Ritos y costumbres: velatorios, entierros, aparecidos (día 30). Las sesiones vespertinas se inauguran en la Casa de Colón con la conferencia que pronunciará a las 17:15 horas la arqueóloga Verónica Barroso, titulada "De la búsqueda del hueso al hallazgo del antepasado", mientras que la jornada de clausura estará protagonizada por el cronista de La Aldea, Francisco Suárez, que disertará sobre los Ranchos de Ánima en Gran Canaria. A lo largo de los tres días, se abordan en el curso Un patrimonio de muerte, aspectos como los enterramientos en lava que se contemplan en el yacimiento del Maipés de Agaete, las sepulturas infantiles, los cementerios de costa, las sepulturas halladas en el solar norte de la catedral de Santa Ana, o el ceremonial funerario en los testamentos, entre otros temas.

 

Javier Velasco afirma que durante el curso los expertos ofrecerán datos actualizados de algunas investigaciones en curso, muchas de ellas sin publicar aún. “Realizaremos un recorrido temporal acercándonos a las particularidades de cada momento: prehistoria, siglos XVI al XVIII y a la cultura tradicional más cercana a nuestro tiempo”, explica Velasco.

 

En la organización del curso colabora la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que concederá un crédito de libre configuración a los asistentes, quienes deberán formalizar su inscripción entre el 19 y el 22 de octubre.

 

 

Documento: Programa curso Patrimonio de Muerte

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios