Revista nº 858
ISSN 1885-6039

Santa Cruz de La Palma rindió homenaje al Maestro López.

Lunes, 02 de Noviembre de 2009
José M. López Mederos
Publicado en el número 286

Los días 16 y 17, viernes y sábado del pasado mes, Santa Cruz de la Palma rindió justo homenaje a uno de sus hijos, el músico D. Felipe López Rodríguez, El Maestro, como aún siguen llamándole muchos de sus conciudadanos, en el centenario de su nacimiento.

 

 


Don Felipe López (Santa Cruz de La Palma, 1909-1972), nieto e hijo de músicos, destacó desde muy joven por sus dotes para la música y especialmente en la interpretación del piano. Educado por su padre (no existía entonces ninguna institución para el estudio de este arte en La Palma), el músico militar D. Damián López Sánchez y por otros músicos de la Banda del Batallón de Cazadores nº 20 de La Palma, como D. Sebastián Cabezas Ramos, Director que fuera de la misma, pronto la prensa local y la tinerfeña se hacen eco de sus primeras y exitosas actuaciones públicas.


A expensas de su familia pudo partir en 1928, con 19 años, a Madrid para cursar estudios en el Real Conservatorio Superior de Música de la capital del Reino, superando solo en el primer año de estudios tres cursos de solfeo y seis de piano con brillantes calificaciones, lo que dice mucho de la capacidad y preparación un muchacho recién salido de aquella Palma. Fue alumno de profesores de la talla de Joaquín Larregla, José Cubiles, Manuel de Falla, Martínez Torner, Miguel Santoja y Óscar Esplá (autor de la música del Himno de Riego), entre otros.


Durante su estancia en Madrid (1928-1933) fue compañero (en la pensión Doña Lola, en Moratín 42, donde iban todos los palmeros que estudiaban en Madrid) de jóvenes estudiantes palmeros como el pintor Gregorio Toledo, su amigo Goyo, y el etnógrafo e investigador José Pérez Vidal, entre otros muchos más.


Los primeros azarosos años de la II República los vivió intensamente en aquel Madrid de cambios y de aires novísimos; llegó a participar en las famosas tertulias del Café Pombo donde conoció y trató a personajes de la talla de José Bergamín y García Lorca, quizá de la mano de su profesor Óscar Esplá, muy amigo del gran poeta granadino.


De regreso a La Palma se implicó de nuevo en la vertiginosa y rica actividad cultural de entonces: en la Masa Coral y la Juventud Ideal, instituciones de las que formó parte desde su fundación; en la dirección de la Agrupación de Pulso y Púa Octubre, de sonados éxitos, así como en la creación y dirección de orquestas ligeras como la Hollywood y la López, de dilatada y fecunda vida que, entre 1943 y 1945, llegó a tocar en señeras sociedades tinerfeñas.


Pasada la Guerra Civil continúo implicado en la vida musical de La Palma, tanto en la composición de obras como en la creación de bandas de música, tal como la Banda de Música Santa Cecilia (1954) y de sus respectivas “academias”, gratuitas, para la enseñanza y formación musicales que suplieron durante décadas la ausencia de instituciones o centros que dispensaran tales enseñanzas.


De entre sus amplias y excelentes composiciones destacan:


- Varias “loas” religiosas a: la Virgen del Rosario (1927), conjuntamente con D. Domingo Santos, a San Francisco de Asís (1927), a la Virgen de Las Nieves, a la de Monserrat (1952) y a la de La Luz (1966).


- Arreglos musicales para el Carro Alegórico de la Bajada de la Virgen de 1935 cuya partitura originaria de 1875 de Victoriano Rodas prácticamente se había perdido y para la que Felipe López hizo realmente una nueva música; el “Canto a la Madre” (letra de D. Gumersindo Galván) para la Sociedad Juventud Española de Breña Baja; la marcha de procesión “Inquietud”.


-Obras “menores”: Vals-canción “Mariposa” (1930), tangos, pasodobles y, quizás hoy las mas interpretadas y recordadas popularmente, la música del “Himno al CD Mensajero” y la “Polkita de los Mascarones”.

 


Fue su última composición un “Villancico palmero con arrorró chicharrero”, de 1968, cuyo ritmo está inspirado en el viejo “toque” de las campanas de El Salvador.


Este merecido homenaje que comenzó a gestarse por amigos y familiares del Maestro, ha sido acogido de buen grado por la Consejería de Cultura del Cabildo Insular, el Ayuntamiento capitalino, la Obra Social y Cultural de CajaCanarias y la Gerencia de Transportes Insulares de La Palma, sin cuya colaboración este homenaje no hubiera sido posible .Con anterioridad la figura del Maestro López ha sido recordada por el Casino de Los Llanos de Aridane, en 1998, por su continua colaboración en las Fiestas de la Patrona, por el Ayuntamiento de Breña Baja, por el grupo musical Cuarto Son y por le Ayuntamiento de Puntallana. Esta es la primera vez que, con carácter “oficial”, se ha celebrado en su ciudad natal.


Han sido muchas las sociedades culturales, recreativas, musicales y deportivas, así como empresariales de S/C. de La Palma y de la Isla entera las que se han querido sumar explícitamente a este homenaje.

 

Los actos celebrados han sido:


Viernes 16 de Octubre, 20:00 horas, en la Casa Salazar: Presentación del libro biografía sobre el Maestro López, cuyos autores son José y Felipe López Mederos, hijos del Maestro López, y que estuvo a cargo de D. Luis Ortega Abraham, que llevó a cabo una extraordinaria y muy valiente disertación sobre el biografiado. Acto seguido se procedió a la inauguración de la exposición La música en La Palma en los tiempos del Maestro López, con profusión de instrumentos musicales, entre ellos dos históricos pianos, documentos gráficos y partituras musicales, algunas de gran valor como la versión manuscrita del Carro de 1935, de cuya nueva música fue autor el Sr. López Rodríguez. Esta exposición ha sido todo un éxito, visitada por más de dos mil personas y para la que se ha realizado una guía en tres idiomas.


El Sábado 17, 20:30 horas, se celebró en el Teatro Circo de Marte, un concierto con obras del Maestro López, con la intervención del Coro Kanti i Corum que cantó la “Loa a la Virgen de La Luz”; la gran soprano palmera Rosina Herrera, acompañada por Fernando Felipe Martell al piano, interpretó maravillosamente el “Vals Canción Mariposa” compuesto en 1930; luego se produjo la extraordinaria intervención de don Luis Cobiella Cuevas con “Conversaciones al piano con mi maestro”, cerrando el acto la Banda Sinfónica Memorial Felipe López, bajo la dirección de D. José Gabriel Rodríguez González, que interpretó con maestría y perfección diferentes piezas del Maestro López.


Fue el concierto un rotundo éxito con asistencia masiva de público.


Por fin Santa Cruz de La Palma ha cumplido adecuadamente con la deuda que tenía pendiente con la memoria y reconocimiento de este gran artista palmero, 37 años después de su muerte.

.

Santa Cruz de La Palma, 29 de Octubre de 2009
 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Viernes, 27 de Noviembre de 2009 a las 12:45 pm - DE ACORDE Nº6 REV.BANDAS DE M DE LA PALMA

#01 Ya no son bandas como las de antaño formadas en muchas ocasiones por veteranos solamente, ahora la nueva savia está brotando y dando sus frutos. Los repertorios son más amplios y variados, hay más dominio técnico, los directores tienen mucha más formación a su alcance. De las bandas de música han salido innumerables figuras de lo clásico, del jazz y de tantas y tantas tendencias musicales. Que los responsables de lo público entiendan que sólo con las escuelas de música, no se puede atender a toda esta inquietud y que apuesten decididamente por mejorar las condiciones de las academias municipales haciéndolas atractivas, funcionales y eficaces y por los grupos que van surgiendo a su sombra. Traemos asimismo a nuestras páginas las anécdotas más representativas que han permanecido en la memoria de los músicos, un diccionario musicológico, el mito aún sin música de Tacande así como las músicas de ida y vuelta, que nos conectan tanto con el Caribe como con el Delta de Mississippi. Esperamos que con todos estos contenidos, tengas entre tus manos el complemento idóneo para la actualización y el imprescindible y mágico alimento que despierta el duende de la música

Presentación del nuevo diseño de BienMeSabe.org. La Discopedia de Arucas (y 2ª parte)