Revista nº 853
ISSN 1885-6039

Editarán la Colección María Rosa Alonso

Miércoles, 15 de Julio de 2009
Redacción Bienmesabe
Publicado en el número 270

Por sus 100 cumpleaños le rinden homenaje

 

 

 

 

El Gobierno de Canarias editará la "Colección María Rosa Alonso" con motivo de su 100º cumpleaños

  • El viceconsejero de Cultura efectuó recientemente una visita a la escritora y ensayista tinerfeña para informarle del proyecto
  • La colección está compuesta por diez libros de ensayos, viajes y narrativa que se editarán a lo largo de tres años
 
         
   


El Gobierno de Canarias, a través de su Viceconsejería de Cultura, editará la “Colección María Rosa Alonso”, diez  libros de la escritora y ensayista tinerfeña que en diciembre  próximo cumplirá 100 años. Desde la Viceconsejería se entiende que, sin duda, el mejor homenaje, la mejor celebración del cumpleaños de nuestra autora es leerla, facilitar el acceso de los lectores a la obra de toda su vida, que permanece dispersa. Para ello, se van reunir en la citada Colección  diez libros de ensayos, viajes y narrativa que se editarán a lo largo de tres años. Los tres primeros títulos aparecerán este mismo 2009. Al patrocinio del Gobierno canario se ha unido también la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales  que de este modo quiere también rendir homenaje a la escritora nacida en Tacoronte.

Contarle a María Rosa Alonso ese proyecto fue el motivo de la visita que hace unos días le hizo el viceconsejero de Cultura, Alberto Delgado, acompañado de la editora de la citada colección, Olga Álvarez de Armas. María Rosa  se mostró en todo momento habladora, lúcida, con mucho sentido del humor y con su fina ironía de siempre. Reacia también como siempre a las fotos, admitió, aunque con ciertos reparos, ser  fotografiada “por una sola vez ¿eh? Porque claro, vienen ustedes tan amables a verme y no voy a ponerme yo cargante.”

La escritora le agradeció al viceconsejero de Cultura la atención que se le  iba a prestar  a su obra y a su persona, aún  advirtiéndole que esos libros en los que ella puso tanto entusiasmo y tanto tiempo, ‘no los lee nadie’. Ante la protesta de sus interlocutores, la escritora insistió: “nadie m’hijita, nadie, para qué nos vamos a engañar. Cuando los escribí los leyeron, sí, o al menos los compraron  porque se agotaron. Pero a la gente hoy, en el mejor de los casos, solo le gustan esos libros que  se venden mucho. ¿Y saben que les digo?  Que está bien, que por lo menos lean esos. Si pudiera ser  buena literatura, mejor. Pero por lo menos que lean algo en lugar de estar todo el día y parte de la noche viendo la televisión. O con el aparato ese…cómo le llaman…sí, eso, el ordenador. Yo desgraciadamente ya no puedo escribir ni con mi máquina ni a mano, y eso sí que es para mí una gran pena. Lo único que hago es dictarle a mi sobrina Nievitas y ella luego lo pasa a ese aparato. Porque mire usted, si  ni siquiera puedo escribir ni tampoco viajar que son las  cosas que más me han gustado en mi vida, entonces ¿qué sentido tiene seguir viviendo?”

María Rosa,  sin embargo, mostró mucho interés en  la edición de su obra y en cada uno de los pasos que conlleva una edición. Contó varias anécdotas de ediciones de sus libros para terminar riéndose a carcajadas, “claro que me da risa ahora pero en su momento me agarré unas rabietas de ahí te espero”. Olga Álvarez le prometió que le iría informando paso a paso de la edición de su obra.”. La editora le informó también que  había logrado reunir ya  una buena colección de fotos de ella a través de colecciones privadas, de los periódicos y compradas a las agencias.

El viceconsejero de Cultura le informó  que el Parlamento de Canarias había aprobado por unanimidad  solicitar al Gobierno que el próximo  Día de las Letras Canarias se le dedicara a ella. María Rosa Alonso dijo estar muy agradecida por ese gesto del Parlamento de Canarias aunque dudaba que ella mereciera tanto honor.”
Comentarios
Miércoles, 15 de Julio de 2009 a las 10:12 am - María Victoria Hernández

#01 Apoyo total. Doña María Rosa Alonso sigue sin ser debidamente conocida.