Revista nº 801
ISSN 1885-6039

Un desarrollo educativo del Juego de la Dama.

Lunes, 19 de Enero de 2009
Juan Baute Pérez
Publicado en el número 245

La finalidad matemática del Juego de la Dama es evidente pues encierra nociones de orden geométrico y aritmético. Por otra parte, el juego en sí es educativo pues contribuye al desarrollo intelectual, a la búsqueda de soluciones, a la toma de decisiones, etc.



(Es conveniente ver previamente el artículo publicado sobre este juego)



1. Finalidades educativas.

La finalidad matemática del Juego de la Dama es evidente pues encierra nociones de orden geométrico y aritmético. Por otra parte, el juego en sí es educativo pues contribuye al desarrollo intelectual, a la búsqueda de soluciones, a la toma de decisiones, etc.


2. Material necesario.

. Para el tablero, rectángulos de madera o cartón grueso de 11.7 x 18.5 cm (medidas del damero encontrado en Izaña).
. Pintura y pinceles o rotuladores para pintar el tablero.
. Para las fichas podemos optar por piedrecillas de dos tamaños distintos que luego pintaremos.
. Lápiz, tijeras, regla, cartabón, etc.


3. Puesta a punto.

. Cortaremos los tableros y le aplicaremos varias capas de pintura de color claro para formar la base.
. Sobre esta base trazaremos las líneas verticales y horizontales, así como sus diagonales. Para ello utilizaremos el lápiz y las reglas.
. Una vez trazadas correctamente las líneas, las coloreamos de color oscuro con pintura o rotulador.
. Por último pintaremos las piedrecillas, que nos servirán de fichas, de dos colores diferentes.
. Una vez que el material esté preparado, llevaremos a cabo un estudio geométrico del tablero.
. Con el fin de estimular la participación, desarrollaremos un pequeño torneo dentro de la clase con premio para el campeón.


4. Estudio geométrico del tablero.

. Distintos tipos de triángulos, rombos, etc.
. Simetría casi perfecta.
. El tablero lleva implícita la “proporcionalidad divina”.


5. Cuestiones trabajadas.

. Trigonometría con el estudio de los distintos tipos de triángulos.
. Geometría con el estudio de simetrías, triángulos, rombos, etc.
. Proporciones con el estudio del número áureo.
. Trabajaremos con los alumnos cuestiones de habilidad, inteligencia, reflexión.
. Otras cuestiones diversas como el conocimiento de algunas costumbres de los antiguos pobladores de las islas, los orígenes del juego de las damas, etc.


Comentarios
Jueves, 13 de Junio de 2013 a las 17:42 pm - loller

#02 y como se juega? teneis qe explicarlo desde el principio

Lunes, 19 de Enero de 2009 a las 13:04 pm - Enrique García Valencia

#01 De pequeño, en La Aldea de san Nicolás, jugábamos con ese pasatiempo, le llamábamos \"el damero\". Dibujábamos con tiza en cualquier acera el citado damero y usábamos piedras chicas y grandes. Las reglas eran simples y la capacidad de maniobra o número de jugadas era limitada. Hay varias salidas lógicas para poder ganar; conocidas todas ellas, ser el primero en empezar conlleva ventajas.

Si un jugador, en su turno, se olvidaba de \"comer\" una piedra al contrario, el adversario tenía la facultad de \"soplar\" la piedra \"atacante\" que debería haber comido y se quedaba con ella; el otro perdía turno.

Recuerdo que también había una modalidad de damero más complicado y con (creo) doble número de fichas.

Yo lo usé el damero como elemento lúdico-didáctico desde el curso 74/75 en el Tablero de Maspalomas; ya no deje de usarlo hasta el año 2005 en que me jubilé en el colegio público de Las Torres (es curioso, El Tablero y Las Torres tienen que ver con juegos de ajedrez y parecidos).

Usaba las horas de Trabajos Manuales para la confección del los tableros y de las fichas. Dinamizábamos la partidas con una competición de individuales y por equipos.

Las aplicaciones pedagógicas (poniendo algo de imaginación) son multiples, pueden ir desde las matemáticas hasta lenguaje.

Todavía juego con mis hermanas y mis sobrinos. Espero que la modalidad que yo enseñaba dure al menos una o dos generaciónes más.