Revista nº 969
ISSN 1885-6039

Restauración de los grabados de Balos

Sábado, 01 de Agosto de 2009
Redacción Bienmesabe
Publicado en el número 272

Manuel Solá fue el restaurador

EL CABILDO DE GRAN CANARIA REINTEGRA EN SU LUGAR ORIGINAL EL PANEL CON GRABADOS PREHISPÁNICOS DAÑADO EN BALOS

 

José Miguel Pérez destaca la labor del equipo de Patrimonio Histórico, que ha sido el responsable de esta recuperación. El restaurador encargado del trabajo fue Manuel Solá

 

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Pérez, presentó hoy a los medios de comunicación los trabajos de restauración y reintegración realizados sobre el panel lítico con grabados rupestres prehispánicos del barranco de Balos que sufrió, hace dos años, una brutal agresión. El máximo dirigente de la institución insular, acompañado de la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, Luz Caballero, el alcalde de la localidad de Agüimes, Antonio Morales, el director general de Patrimonio, Ernesto Martín, y el técnico responsable de la restauración, Manuel Solá, pudo ver ‘in situ’ el resultado de más de dos años de trabajos que han finalizado con el panel, que sufrió una fractura que obligó a trasladar grandes fragmentos al Museo Canario, otra vez restituido en el lugar donde los antiguos canarios grabaron uno de los mejores ejemplos de grabado de escritura líbico bereber de Gran Canaria. “Hemos venido a dar cuenta ante la sociedad del proceso de recuperación de este bien patrimonial de suma importancia. Un trabajo que más allá de suponer devolver a la ciudadanía este legado de las generaciones que vivieron en la isla antes que nosotros, debe servir para concienciar a todos los grancanarios y grancanarias de la necesidad de preservar este inmenso patrimonio que tenemos”, destacó Pérez. En la restauración de este panel se ha invertido un total de 21.500 euros.

El presidente del Cabildo grancanario comentó que el conocimiento es condición “indispensable” para el respeto hacia “las huellas que dejaron por toda la isla los antiguos canarios” y resaltó que “Balos significa mucho; no sólo para los primeros canarios, sino para los canarios de hoy”. En este sentido el dirigente insular comentó que en breve se recibirá el proyecto de parque arqueológico para la zona, una instalación que servirá para proteger y difundir el “enorme legado rupestre de la zona”.

Un parque que recogerá “toda la riqueza de un valle que cuenta con una de las mayores y mejores concentraciones de grabados rupestres de la isla”, indicó Ernesto Martín. El director general de Patrimonio recordó que estaba estudiando esta estación cuando se produjo la “inaceptable agresión“ y que fue esta “tragedia para el patrimonio” la que le impulsó a aceptar el ofrecimiento de ser el director general de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria. Martín confía en que el próximo parque arqueológico de Balos ayude a preservar este enclave arqueológico.

 

Un trabajo de precisión

Manuel Solá se encontró con un panel de basalto de más de 300 kilogramos de peso seccionado de su soporte original y fragmentado en dos grandes trozos e innumerables ‘lascas’. El primer paso fue “una exhaustiva labor de investigación que se inició después de trasladar los bloques y fragmentos a los talleres de restauración del Museo Canario”. El restaurador agradeció a las autoridades insulares la comprensión de unos criterios de restauración y conservación que se basan, de manera estricta, en la conservación del original sin añadidos que “puedan falsear el resultado final” tales como “la reinterpretación de los grabados en las zonas perdidas”. Además, explicó, se han utilizado materiales duraderos pero reversibles; “no sabemos si dentro de unos años hay nuevos materiales o técnicas de trabajos que permitan hacerlo mucho mejor. Por eso hay que apostar por soluciones que puedan retirarse con facilidad”, explicó el experto.

La intervención actual ha consistido en la elaboración de un proyecto  de intervención, la limpieza de los fragmentos, la  consolidación de las exfoliaciones, la readhesión de los dos fragmentos, el traslado de las piezas al lugar original, la reintegración en la ubicación original, la  reintegración del soporte y la reintegración cromática. Al final de los procesos se entregará la memoria de los trabajos realizados así como la aportación  de la documentación fotográfica y gráfica  de los mismos.

Desde el  máximo respeto a la obra original, se ha  estado interviniendo cumpliendo con los criterios de mínima intervención y  respeto a la pátina, con la metodología, procedimientos y materiales adecuados  para una correcta intervención. Ha sido también importante garantizar una serie de medidas y acciones preventivas de  manipulación, embalaje  y transporte  de los fragmentos a su lugar de origen.

Noticias Relacionadas
Comentarios
Martes, 04 de Agosto de 2009 a las 16:03 pm - estodotuyo.com

#01 Genial noticia. Aunque ojalá no fuese necesario tener que dar noticias como esta... y que todos respetásemos un poquito más nuestro patrimonio