Revista nº 910
ISSN 1885-6039

Mesa en espiral: 20 preguntas para pensar-crear la identidad canaria. (I)

Martes, 23 de Septiembre de 2008
José Miguel Perera
Publicado en el número 228

Más todavía: pensar, o cuestionar, o preguntarse, o interpretar la identidad, concretamente desde Canarias, a mi modo de ver, aparece en el presente que vivimos como asunto pendiente, en cierto sentido, en nuestra historia; pero también como cuestión-eje para situarnos en los tejemanejes mundiales que decíamos, esto es, con la finalidad de tener, como toda comunidad o individuo, una perspectiva desde donde poder hablar, sentir… en definitiva, desde donde ser persona.


El asunto de la identidad es, sin duda, un elemento meridiano en los entendimientos del Mundo actual. Las problemáticas políticas en todo el Orbe, los asuntos sociales de las diferentes comunidades o grupos tanto en Oriente como en Occidente, los puntos de vista de determinadas personas sobre una particularidad concreta de su vida psicológica o personal…; todo ello hoy, y probablemente desde siempre aunque con vestidos diferenciados (no olvidemos que el tema del ser, de la identidad, ya era central en la cultura clásica griega); digo que este asunto se ha tornado fundamental para entender en la contemporaneidad no sólo qué está pasando a lo largo y ancho de la Tierra sino, y sobre todo, para atisbar qué puede suceder.

Más todavía: pensar, o cuestionar, o preguntarse, o interpretar la identidad, concretamente desde Canarias, a mi modo de ver, aparece en el presente que vivimos como asunto pendiente, en cierto sentido, en nuestra historia; pero también como cuestión-eje para situarnos en los tejemanejes mundiales que decíamos, esto es, con la finalidad de tener, como toda comunidad o individuo, una perspectiva desde donde poder hablar, sentir… en definitiva, desde donde ser persona.

No es nuevo el que Canarias, las canarias y los canarios, se pregunten por su identidad. Sin un discurso metódicamente racional, pero sí existente, lo llevamos haciendo por lo menos desde el siglo XVI, por poner un caso significativo -insistir en ello es fórmula para el conocimiento y la difusión-, en los escritos del primer poeta canario de nombre conocido: Cairasco de Figueroa. Así, después tantos otros entre los que habría que destacar a Viera y Clavijo en el siglo XVIII.

Sin embargo, es en el XIX, a la par que van llegando los ecos de las independencias americanas, cuando la pregunta es clara, directa y, en cierto sentido, ya hecha razonamiento: ¿tenemos identidad como pueblo? En nuestra configuración como personas, ¿la realidad canaria es determinante? ¿Somos diferentes?

Estos interrogantes, y parecidos, cabalgan de esta forma través de todo el siglo XX hasta ahora, en preguntas como ¿existe una tradición?, ¿existe una literatura canaria?, ¿existe un arte canario?, ¿existe una cultura canaria?, etc.

Lo triste, o significativo, o curioso, o interesante, o sospechoso, o bueno, o sangrante… (cada uno dirá) es que todavía nos encontramos, por diferentes causas, respondiendo a estas cuestiones. La pregunta parece haberse convertido, a día de hoy para muchas y muchos, en parte de la tradición, en parte de nuestro folclore mental.

Y otra vez más, no por casualidad sino por preocupación, el tema que versa sobre lo que somos (lo que somos como personas de y en una comunidad) se pone sobre la mesa.



Grabados de Belmaco (Mazo, La Palma)




Mesa de debate en espiral. Canarias en movimiento.



1. Desde el siglo XIX canario, nos venimos preguntando de forma explícita si Canarias tiene una cultura propia. Todavía hoy, como decíamos en la introducción, parece que estamos lanzando la misma pregunta. Un paso importante sería poder constatar el salto sobre esta cuestión y responder ya directamente a una pregunta general que dé comienzo al motivo sin subterfugios: de forma resumida, ¿qué entiende cada uno como identidad canaria? O si quieren, ¿qué les parece fundamental para concretar qué es lo que podríamos llamar canario?



2. ¿Son las identidades inamovibles? ¿Hay algo inamovible (esencia, ha dicho la filosofía) en el asunto de la identidad?



3. ¿Cómo se compagina en la identidad canaria (en su ser o forma de ser, o su estar siendo concreto) las particularidades de cada isla? O dicho de otra forma, ¿es contradictorio un planteamiento de identidad como pueblo teniendo presente las diferencias propias de las comunidades que lo forman?



4. ¿Qué pasa en la identidad de los pueblos, de las comunidades culturales, con las individualidades de cada persona?



5. ¿Qué papel juega la historia, la tradición, en la identidad canaria? Por otro lado, pero relacionado, ¿qué papel juega en nuestra identidad la elección del futuro? Planteado en otra versión: ¿no hacemos hincapié, cuando hablamos de identidad, constantemente en lo que hemos sido y dejamos un tanto en el aire la elección de nuestro futuro común?






6. Las ideas políticas (oficiales o no) siempre se entremezclan -con o sin sentido- con el tema de la identidad. A la luz de la historia pero, sobre todo, si miramos el presente de las últimas décadas en la política canaria, ¿nuestros representantes han sabido seguir un itinerario coherente con el planteamiento identitario canario, al que tantas veces hacen referencia (circunstancias específicas de Canarias, ultraperificidad, etc.)?



7. Con la importancia del mundo audiovisual en la actualidad, y desde un punto de mira relacionado con la identidad isleña, ¿ha aportado algo la TV Canaria a las personas de las Islas? ¿Cómo la valoran?



8. ¿Qué pueden aportar las nuevas tecnologías al tema de la identidad de un pueblo conformado por islas?



9. ¿Ha sido el discurso de la tricontinentalidad (América, Europa, África) canaria una forma de resolver de forma facilona el problema o asunto de la identidad? Es decir, ¿resuelve algo el que seamos sitio de paso -como se viene diciendo desde hace tiempo-?



10. Identidad-Nacionalismo-Independencia: es una confusión frecuente en nuestro contexto, según nos decía -creemos que acertadamente- Manuel Alemán. ¿Son términos que deben llevar unos a otros de cajón?



11. Para el fortalecimiento y la creencia más o menos generalizada de una forma de ser, ¿es necesario que Canarias sea un Estado independiente?



12. Se suele escuchar una operación directa cuando se habla de identidad canaria. Ante la pregunta de ¿qué es lo canario? tantas veces la respuesta que parece clara y sin titubeos es que es lo aborigen. ¿Cómo valoran esta afirmación? Y ¿qué grado de importancia conlleva la época pre-europea para una visión actual de la identidad canaria? ¿Qué grado de importancia tiene la colonización posterior y la historia hasta la actualidad?



13. Identidad canaria y Tornaviaje. El exterior: ¿qué papel juega la emigración canaria (hacia fuera) en el tema de la identidad, sea en el pasado o en la actualidad? ¿Hasta qué punto y de qué manera se ejerce Canarias desde el exterior de su geografía? ¿La geografía es determinante para una identidad?



14. Ahora al revés: ¿qué papel juega la inmigración hacia Canarias? Como en tantos lugares se escucha, y como en algunos medios se proclama, ¿la inmigración (europea, latinoamericana o africana) pone en peligro la identidad? ¿Es adecuado un planteamiento de identidad sin una idea de justicia? ¿La reivindicación, o si se quiere, el reconocimiento de lo canario como hecho diferenciado forma parte de algo justo en la historia? ¿Un planteamiento de Canarias como pueblo particular conlleva un planteamiento de justicia mundial?



15. ¿Qué importancia, para bien o para mal, tiene el valor afectivo en una identidad? Me refiero a una situación como, por ejemplo, por poner un caso, la persona que expresa  yo antes que nada soy canario porque sí, sin consciencia, sin razonamiento sin más; o ciertas expresiones en determinadas festividades donde el participante dice sentirse canario en ellas. ¿Qué importancia tiene la consciencia histórica, el conocimiento?






16. En tantas ocasiones, palpamos una fracción o corte en algo que se ha dado en llamar lo culto y lo popular. ¿Qué problemas o ventajas lleva, según ustedes, el concebir la realidad canaria desde estos dos puntos de vista diferenciados?



17. ¿La descreencia en una identidad canaria no es, en última instancia, una negación de lo que de personas, o seres humanos, tenemos los habitantes de estas islas?



18. ¿Cuál puede ser el papel de la educación reglada en la identidad del Archipiélago? ¿En qué sentido contribuye o disminuye? ¿Está reñido el conocimiento de la realidad concreta desde la que somos con el de las realidades culturales mundiales? ¿No es acaso la mejor forma para tener una perspectiva desde donde mirar y entender el mundo? ¿Qué es el ombliguismo? ¿Qué significa ser ciudadano del mundo?



19. ¿Puede un pueblo estar orgulloso de su realidad natural (eterna primavera han dicho y siguen diciendo) cuando el eslogan esconde más de una miseria familiar, infinidades de relaciones de poder políticas, fachadas innumerables que esconden problemas concretos, paro elevado, espacios (por ejemplo, restaurantes) donde no se habla la lengua materna? ¿Qué esconde, en nuestro caso, el monocultivo turístico? ¿Qué elementos alienantes conlleva, para con nuestra realidad, si buena parte de los jóvenes y no tan jóvenes, ante la pregunta de qué es Canarias para ti, contesta que Canarias es sol y playa?



20. ¿Hay una tapadera de visión en la relación frecuente que se hace entre cultura rural y lo canario? ¿Qué espacio ocupa lo urbano en la identidad canaria? ¿Se pueden separar ambas realidades a la hora de pensarnos?



(Continuarán... y tú, lectora, lector, las continuarás en tu pensamiento, en tu acción consecuente, en tus nuevas preguntas, en tus nuevas formulaciones, en tus nuevos debates...)


Comentarios
Martes, 23 de Septiembre de 2008 a las 13:49 pm - Amazigh

#01 Excelentes razonamientos en forma de preguntas.