Revista nº 842
ISSN 1885-6039

Nuevo estudio sobre inscripciones líbico-bereberes.

Jueves, 20 de Noviembre de 2008
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 236

El Gobierno de Canarias, a través de su Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural ha iniciado en El Hierro un estudio pionero en las Islas sobre inscripciones líbico-bereberes. Un proyecto ambicioso que pretende ejecutarse en cuatro años por fases de estudio y que permitirá estudiar por primera vez, comparándolos, todos los yacimientos con inscripciones en las siete islas.


La filóloga Renata Springer será la directora de este estudio de investigación que cuenta, en el caso de El Hierro, con el apoyo del arqueólogo e investigador canario Sixto Sánchez. Este estudio parte de El Hierro por ser la isla que cuenta con mayor volumen de inscripciones rupestres, con la presencia, además, del yacimiento estrella que supone el parque arqueológico y cultural de El Julan. En la presentación en Valverde estuvo Sánchez acompañado por la directora general de Patrimonio, Aranzazu Gutiérrez, y la consejera de Cultura del Cabildo herreño, Milagros del Valle Padrón.

Las investigaciones en El Hierro han permitido, ya, catalogar un 30% más de vestigios rupestres en la isla, lo que supone una buena noticia para el patrimonio canario, según la directora general de Patrimonio Cultural, Aranzazu Gutiérrez. Especialmente alentador ha sido el hecho de descubrir nuevos paneles con inscripciones líbico-bereber en El Julan, afectado en el pasado por expolios arqueológicos.

Con este trabajo en Canarias se quiere completar el alfabeto líbico-bereber. Por lo pronto, permitirá poner trascripción fonética a estos símbolos enigmáticos, testimonio cultural de los antiguos moradores de las Islas.

La iniciativa abarcará a las siete islas, comenzando en El Hierro, donde se están estudiando, en esta primera fase, los yacimientos de La Candia, Cueva del Agua, Camino Ancho, Rivera, Cueva de Don Gabino, El Julan, Los Saltos, El Tejal, Barranco de San Juan y Hoyo Blanco. Este trabajo de investigación se lleva a cabo en colaboración con el Cabildo Insular y concluirá antes de que finalice el presente año. El presupuesto de esta primera fase asciende a 13.000 euros.

Con posterioridad, y con carácter plurianual, se procederá al estudio de otros yacimientos de El Hierro (2ª fase), Gran Canaria (3ª), Fuerteventura y Lanzarote (4ª) y Tenerife, La Palma y Gomera, además de completar los de Fuerteventura (5ª fase).


Precedentes.

Las inscripciones líbico-bereberes ocupan un puesto excepcional entre los grabados canarios; estando presentes en todas las islas y, adscritas a la mayor parte de las restantes manifestaciones rupestres, se han convertido en un elemento unificador, además de ser un componente estructural destacado de la cultura y referente obligado a la hora de realizar un estudio comparativo. De hecho, el alfabeto, como sistema convencional de signos, remite a los lugares donde se ha generado esta grafía, por lo que constituye un indicador fiable acerca del origen de los habitantes que poblaron nuestras islas.

Pese a la importancia que poseen estos testimonios gráficos, pocas son las investigaciones realizadas hasta la fecha sobre este tema. Además de escasas, se trata por lo general de publicaciones desperdigadas en múltiples revistas y libros, de temática variada y frecuentemente marginal (cartas arqueológicas, en las que se hace referencia a la mera existencia de las inscripciones, estudios de manifestaciones rupestres no alfabéticas, investigaciones acerca de la escritura líbico-bereber a título general o, en relación a los textos de algún yacimiento isleño, generalmente, recientemente hallado).

Dichos estudios se han venido produciendo desde los primeros descubrimientos en el siglo XIX, por lo que no extraña que la vigencia de los trabajos más antiguos sea actualmente muy limitada, cuando además ahora, en fechas recientes, se han producido numerosos hallazgos de nuevos yacimientos que ponen en tela de juicio las hipótesis que se han vertido en tiempos pasados al aparecer características diferentes y que no se habían documentadas con anterioridad; se trata efectivamente de la parcela del patrimonio canario que se encuentra más necesitada de una revisión, para situar la escritura en un rango similar a los restantes testimonios de la arqueología.

Estos argumentos son más que suficientes para emprender su estudio en un ámbito amplio: realización de un corpus actualizado de las inscripciones líbico-bereberes canarias, su investigación y puesta en relación con las demás manifestaciones rupestres, por una parte, y la revisión de los estudios emprendidos hasta la fecha, por otra. A partir de aquí es cuando nos será posible determinar los hábitos escriturarios válidos en estas islas, los usos y empleos relacionados con determinados aspectos sociales, así como analizar los alfabetos, los signos empleados, sus variantes etc..


Objetivos.

Los objetivos generales de este proyecto se corresponden con el estudio y reproducción de las inscripciones líbico-bereberes, documentación y realización de un corpus de las mismas, documentación de los grabados en los yacimientos donde éstas se encuentran, dado que habrá que abarcar necesariamente el contexto en el que se presentan, o sea, incluir asimismo un inventario de los grabados rupestres adscritos a los textos líbico-bereberes. Del mismo modo se prospectará un área anexo a las estaciones que comprenderá un radio de un kilómetro como mínimo.

Dado el amplísimo volumen que significa la ejecución de dicha tarea, la investigación deberá formularse necesariamente en un proyecto plurianual. Las etapas que se llevarán a cabo anualmente, tendrán por objetivo el estudio centrado en las diversas islas y, para algunas de ellas, separadas en dos ciclos anuales.


Yacimientos y áreas afectadas.

En un primer lugar se situarían los yacimientos de El Hierro, a continuación le seguirán las restantes islas del archipiélago en un orden numérico o por el impacto y urgencia causado debido al hallazgo de nuevos yacimientos que impongan priorizar su estudio: Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura, Gomera, Tenerife y La Palma.

Todo yacimiento se corresponde con un espacio de mayor o menor extensión, en el que el hombre ha dejado testimonios de su presencia. En el caso de los yacimientos rupestres, se ha propuesto realizar el estudio de estas manifestaciones de forma globalizada, pues a pesar de que las inscripciones líbico-bereberes sean el objetivo principal de este proyecto, la escritura no puede entenderse sino como un producto social, formando parte del acervo cultural de los pueblos y, por tanto, no sería lícito investigarla como una parcela aislada. Con ello se quiere decir que, bajo los supuestos metodológicos que se defienden, se impone realizar una rigurosa documentación de todos los elementos presentes a una distancia próxima al yacimiento, lo que pudo haber sido significativo para los autores de los grabados en el momento de seleccionar el lugar: cerca de su hábitat, del lugar de determinadas prácticas religiosas, etc. Por otro lado se analizarán los grabados atendiendo a su contenido temático, la técnica, la diferente coloración de los surcos, en fin, todos aquellos elementos que son susceptibles de conducir a una comprensión de la expresión gráfica plasmada en los yacimientos.


Más sobre Arqueología Canaria, pinchando aquí.


Comentarios
Sábado, 22 de Enero de 2011 a las 23:29 pm - idles

#01 ¿Qué lugar ocupan Renata y Sixto en el estudio de la escritura líbico-bereber a nivel mundial? La respuesta es 0. Pobre Lionel Galand... Mientras todo esté supeditado a un carnet de CC, no avanzará la investigación.