Revista nº 858
ISSN 1885-6039

El bluf de la Cueva Pintada: primera parte.

Lunes, 03 de Noviembre de 2008
Infonorte Digital
Publicado en el número 234

El pasado viernes, el Cabildo grancanario debatió una moción del Partido Popular sobre el Parque Arqueológico y Museo de la Cueva Pintada. Mostraban los consejeros populares un gran preocupación por la situación del recinto, asegurando que en su segundo año de funcionamiento ha tenido 16.588 visitantes menos que en su primer ejercicio.


Desde que se inició el proyecto del parque, siempre fue presentado como el gran revulsivo económico que necesitaba Gáldar en particular y la comarca norte en general, pero dos años después de su apertura, la esperanza económica depositada en el parque está lejos de ser una realidad.

En el otoño de 2006, a los pocos meses de la inauguración del recinto, los comerciantes del casco de Gáldar aseguraban que poco a poco se estaba notando el efecto turístico del parque en sus recintos ya que, mayoritariamente, se había notado un incremento en las ventas de sus comercios, por la llegada de visitantes a la Cueva y a Gáldar.

Dos años después, los empresarios que recibieron la apertura del parque como agua de mayo, después de esperar más de veinte años, muestran su decepción porque no se han cumplido las expectativas de visitantes, y en este año el descenso de visitas a la Cueva, es alarmante para buena parte del empresariado galdense.

Los problemas surgidos con los touroperadores, que lejos de solucionarse se han agravado, han incidido en la merma de turistas que llegan a la Cueva. Muchos touroperadores han optado por eliminar de su oferta la visita al parque, ya que las mismas generan más problemas que beneficios con unas fórmulas de pago obsoletas para los tiempos en que vivimos. El sistema de pago establecido en el parque desde su apertura, se presenta como uno de los principales handicap para impulsar las visitas de turistas. No se cuenta con un sistema de pago para grupos turísticos ajustado a las características del sector, y tampoco se cuenta con una tarifa específica para grupos turísticos, por lo que la visita al parque no es atractiva para las empresas del ramo.

Si no vienen turistas a la Cueva Pintada, ¿cómo se beneficiarán los empresarios galdenses de la influencia económica del recinto?

La pregunta tiene respuesta: el beneficio ha sido nulo y, para muchos, la mala gestión del parque es la responsable de que no se hayan cumplido las expectativas trazadas, ya que de los más de 3.000 euros diarios que en su día se calcularon que facturaría el parque, ni en los mejores días se llega a los 700 euros, y lo que es más grave, la facturación, lejos de mejorar, empeora con el paso del tiempo

Dos años después de su apertura, el Parque Arqueológico y Museo Cueva Pintada, ha resultado ser un bluf para el municipio de Gáldar, por lo que desde algunos sectores sociales y económicos locales se demanda un cambio radical en la gestión del parque.


www.infonortedigital.com


Comentarios
Martes, 04 de Noviembre de 2008 a las 12:16 pm - Amazigh

#01 Esperemos que esto no signifique que se cierre el parque...