Revista nº 859
ISSN 1885-6039

Aniversario de Celso Martín de Guzmán, padre de la Cueva Pintada.

Lunes, 10 de Noviembre de 2008
Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada
Publicado en el número 235

El historiador galdense fue uno de los impulsores más decididos de un proyecto que ha sacado a la luz a uno de los yacimientos arqueológicos más importante de Canarias.


El pasado 4 de noviembre se cumplieron 14 años de la desaparición del historiador galdense Celso Martín de Guzmán, una figura clave para entender la realidad que hoy es el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada. El investigador grancanario no sólo contribuyó de manera decisiva para la recuperación de un espacio que se había deteriorado con el paso de los años y el acceso de visitas incontroladas, sino que su intuición como historiador y su tesón hizo posible que, tras catorce campañas de excavación, saliera a la luz una parte importante del Agáldar de los años previos a la conquista castellana.

La importancia de los hallazgos que fueron descubriéndose a lo largo de estos años de trabajo ininterrumpido en el yacimiento, hicieron que la labor de Martín de Guzmán, que destacaba como un sobresaliente teórico de la Arqueología, derivara hacia la puesta en valor museográfico del patrimonio. Fue su preocupación por la reapertura de la Cueva Pintada lo que le llevó a dar este giro en su trabajo y a proponer una definición para la que entonces era una nueva figura: los parques arqueológicos. El Ministerio de Cultura creó el Plan Nacional de de Parques Arqueológicos en el año 1986, más Celso Martín de Guzmán y su equipo presentaron como una de las propuestas la musealización de la Cueva Pintada que incluía la protección de la propia cueva y la creación de un museo de sitio que fuera mucho más allá que un mero centro de interpretación.

Su esfuerzo personal se centró en que el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada contara con instalaciones y recursos museísticos de primer orden para convertirlo en un centro de referencia de primer orden en su campo.

Desgraciadamente, su prematura muerte le impidió ver el proyecto convertido en realidad, pero su legado sigue vivo a través de una institución que, el pasado mes de mayo, rindió un sentido homenaje a uno de los nombres claves para entender el estado actual de la ciencia histórica en Canarias y el cambio de modelo en la difusión del patrimonio histórico insular.


Noticias Relacionadas
Comentarios