Revista nº 864
ISSN 1885-6039

Arminda vuelve a las librerías.

Martes, 06 de Mayo de 2008
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 208

La edición del segundo volumen de las aventuras de la hija de Guanarteme el bueno ha contado con la cofinanciación de la Obra Social de La Caja de Canarias.


José Ignacio Sáenz, director del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, Magali Miranda, directora de la Obra Social de la Caja Insular de Ahorros de Canarias, y Carmen Rodríguez, conservadora de la institución gestionada por el Cabildo de Gran Canaria, presentaron el segundo volumen de las aventuras de Arminda que, bajo el título de El Tesoro del Mocán introduce, con un lenguaje especialmente adaptado para el público infantil, la importancia de la recolección de frutos silvestres en la economía de los antiguos canarios. Esta obra, escrita por Pedro Flores e ilustrada por Agustín Casassa, se enmarca dentro de los contenidos didácticos del centro museístico, un esfuerzo editorial que pretende alentar el interés de los niños y las niñas por la sociedad de los primeros pobladores de Gran Canaria. El Tesoro del Mocán que ha contado con financiación de la Obra Social de La Caja de Canarias, ya está a disposición del público en las librerías de la isla con una tirada inicial de 2.500 ejemplares.

Sáenz aseguró que el esfuerzo que ha supuesto crear el universo de Arminda forma parte del proyecto didáctico de la institución museístico, una “aventura”, dijo, “que se planteó desde la apertura del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada”. El director del centro gestionado por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario señaló que la publicación de estos cuentos pretende “dar a conocer aspectos importantes de la sociedad prehispánica de la isla utilizando un lenguaje sencillo, ameno pero riguroso desde el punto de vista científico”. En la misma línea se manifestó Magali Miranda quien destacó “la importancia de contar con herramientas como estos libros para no sólo fomentar hábitos de lectura, sino acercar a las niñas y niños de la isla a la realidad de los primeros canarios e inculcarles curiosidad”. La directora de la Obra Social de La Caja destacó que la institución cultural vinculada a la caja de ahorros grancanaria “siempre apoyará este tipo de iniciativas”.

Por su parte, Carmen Rodríguez señaló que el proyecto Arminda ha articulado “toda una serie de actividades destinadas al público familiar” que no se detiene con la publicación de esta segunda aventura. La conservadora del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada destacó que “ya se trabaja en un tercer relato” e incidió en la misión eminentemente pedagógica de los libros escritos por Dolores Campos (Arajelbén) y Pedro Flores (El Tesoro del Mocán). El acto finalizó con las palabras de la propia Arminda quien explicó la importancia que tenía el fruto del Mocán para los pobladores de la Gran Canaria prehispánica. “Con las yoyas (frutos) del mocán se puede hacer Chacerquén, que es una medicina muy importante para nosotros”, destacó la niña de Agáldar, quien animó a los más pequeños a “conocer y descubrir como vivíamos las niñas y niños de la isla hace 500 años”, una posibilidad que puede hacerse realidad a través de los cuentos editados por el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada y con la visita al propio centro museístico.


Comentarios