Revista nº 789
ISSN 1885-6039

La Manuela Sancho, del libro Zaragoza de Benito Pérez Galdós en Canarias, en tránsito hacia Londres (Año de 1810).

Miércoles, 20 de Febrero de 2008
Felipe Enrique Martín Santiago
Publicado en el número 197

No es de extrañar que don Benito Pérez Galdós mantuviera desde pequeño un entusiasmo especial por la Guerra de la Independencia. Su padre, don Sebastián Pérez Macías, como subteniente de los Granaderos Canarios, intervino en la Guerra de la Independencia, marchando a la Península con las milicias enviadas por el Cabildo General Permanente de Gran Canaria, en el año de 1809.


Al mismo tiempo, su tío, Benito Galdós, también era militar en esos años. Por todo ello, sus conocimiento infantiles sobre la guerra pudo influir en su pasión, que se manifestó en la publicación de los Episodios Nacionales, obra cumbre del realismo en lengua castellana.

Al mismo tiempo, resulta sorprendente apreciar en la documentación existente en el Archivo del Cabildo de la Catedral de Canarias, único obispado que existía en el año de 1810, un memorial leído en ese año que recoge la petición de la Artillera de Zaragoza, doña María Manuela Luna y Sancho, solicitando una limosna para poder ir a Londres, a curarse de las heridas sufridas durante el sitio de la ciudad aragonesa.

En Cabildo ordinario, según consta en el libro de Actas número 64, el día 31 de agosto de 1810, la Manuela Sancho, personaje basado en hechos reales, del libro Zaragoza de don Benito, se dirigía a la institución eclesiástica solicitando se le socorra con algunas limosnas para poder sostenerse por no alcanzarle su corto sueldo hallándose enferma a resultas de las heridas que recibió en aquel sitio.

Del texto deducimos que la heroína estaba en Canarias, se acordó que el presente Secretario como Corresponsable del Hacedor de la Orotava le de una onza de oro, posiblemente en el Puerto de la Orotava (Puerto de La Cruz), de escala en su viaje a la capital británica, para poder transportarse a Londres a donde piensa ir por consejo de los Médico.

María Manuela Luna y Sancho, de unos veinticuatro años en junio de 1808, participó activamente durante el primer sitio de Zaragoza, realizando tareas de avituallamiento a las tropas que defendía la ciudad. Ante la feroz ofensiva del ejército francés, durante el segundo asedio de 1909, no dudó en tomar las armas, destacándose en la defensa del convento de San José. Herida en combate, fue dada por muerta al quedar bajo las pilas de cadáveres de los combatientes. Fue recompensada por el distintivo de la cinta escarlata y una pensión de dos reales, con la cual malvivía. Fallecida en el año de 1863, descansa junto a las otras dos heroínas, Agustina Zaragoza (de Aragón) y Casta Álvarez, en la Iglesia de Nuestra Señora del Portillo, en Zaragoza.

Con este pequeño artículo, en este año de 2008, Bicentenario de la invasión francesa, queremos hacerle un homenaje a los pueblos que han luchado y luchan, oponiéndose a las potencias que dijeron y dicen que traen la “libertad”.


Apéndice Documental.

A un memorial de María Manuela Luna y Sancho, nombrada por el Gobierno de España Artillera de Zaragoza con sueldo por lo que se distinguió en la defensa de aquella Ciudad cuando la invasión de los franceses, suplicando se le socorra con algunas limosnas para poder sostenerse por no alcanzarle su corto sueldo hallándose enferma a resultas de las heridas que recibió en aquel sitio, y para poder transportarse a Londres a donde piensa ir por consejo de los Médicos: se acordó que el presente Secretario como Corresponsable del Hacedor de la Orotava le de una onza de Oro por cuenta de Hacimientos que de parte de Cabildo.

ACCOC. Libro 64. Cabildo ordinario Viernes 31 de Agosto de 1810


En efecto, la escaramuza de los de San José había concluido, y por el momento no teníamos franceses a la vista. Un rato después sonó de nuevo la guitarra, y regresando las mujeres, comenzaron los dulces vaivenes de la jota, con Manuela Sancho y el gran Pirli en primera línea.

Zaragoza de Benito Pérez Galdós.


Felipe Enrique Martín Santiago es miembro del Centro de Interpretación e Investigación Etnográfico e Histórico del CEO Tunte (Gran Canaria, 35003812@gobiernodecanarias.org).


Noticias Relacionadas
Comentarios
Viernes, 22 de Febrero de 2008 a las 01:08 am - FIDEL ALCÁNTARA LÉVANO. MOQUEGUA - PERÚ

#01 LA UNIVERSIDAD JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI Y LA DÉCIMA

En el departamento de Moquegua - Perú, se cultiva la décima, al haber seguidores de Don Vicente Martínez Espinel desde tiempo inmemoriales, según lo dice la historia. A raíz de este fenómeno literario que viene ocurriendo en esta tierra del sol cautivo, la Universidad José Carlos Mariátegui, conciente de su rol cultural para con la sociedad, ha asumido frontalmente el reto de difundirla a través del ciber espacio. Tan es así que en su portal web, se ha adicionado un segmento que se llama ARCHIVO DE LA POESÍA TRADICIONAL, CASTELLANA, cuyo fin es tutelar las creaciones en coplas, cuartetas y décimas de los cultores de la región, y a la vez que se custodian las creaciones, poco a poco empiezan a figurar en esta moderna forma de comunicación. Luego en una segunda oportunidad, se le agregará audio y video a la ofrenda literaria para que no se pierda en el anonimato la vida y obra de los poetas populares que contra un mundo de ingratitud e indiferencia, se levantan desde la oscuridad y dejan oír su voz a los cuatro vientos como queriendo lograr un espacio en los corazones amantes de la belleza poética. Se ha tomado esta decisión en vista que por la copiosa producción que tienen los poetas, es muy difícil que lleguen a publicar todas sus décimas. Por esta razón se tienden a perder dichas inspiraciones al morir el artista, como ya ha ocurrido en el Perú. Al estar en el disco duro del ordenador, la Universidad va a resguardar esta veta literaria para la posteridad. A raíz de ello, desde noviembre del 2007, se agregó este original aporte espiritual, por lo que para deleitarse con su lectura, solamente hay que digitar: www.ujcm.edu.pe/mariateguino. Esto se origino a raíz que la poetisa peruana Cecilia Bustamante que radicaba en Austín Texas EE.UU, hizo una remembranza de la producción del decimista nacional Fidel Alcántara Lévano, en su Página web Extramares.com. Por lo que los alumnos de la Universidad hicieron eco a este reconocimiento y solicitaron a las autoridades universitarias que se cree dicho archivo para que se siga dando a conocer al mundo entero su creatividad literaria que está plegada de calidad. En virtud a ello, a través de una prosa poética entre el verso rimado, aparecen las décimas conjuntamente con los cuentos, farsas teatrales, eventos culturales, lugares turísticos, artículos de motivación, notas recordatorias, aportes literarios, el calendario cívico escolar, etc. Todo ilustrado con hermosas imágenes, con el fin de hacer más atractiva la entrega a la humanidad y de paso dar a conocer las bondades de la tierra moqueguana. Este trabajo lo viene realizando el poeta y escritor Fidel Alcántara Lévano, con el apoyo del Dpto., de Cómputo, quienes hacen posible que salga al aire esta novedad con el único fin de universalizar la literatura moqueguana, que desde ya por su grandeza es patrimonio cultural del mundo. Al año tres meses se cuenta con 6 000 lectores y se mantiene enlaces con localidades vecinas como Ilo, Ica, Lima y Chiclayo y a nivel internacional con los países como Chile, Argentina, Brasil, México, República Dominicana, España, Isla de la Gran Canaria, EE.UU. Grecia y Canadá, con la cual se mantiene un fluido intercambio cultural.

Además de recorrer el mundo Iberoamericano, al ser parte de una innovación educativa, sirve de material didáctico, como un complemento de práctica, en el dictado de la Actividad Integradora Oratoria y Liderazgo y al formar parte del arte integral, también sirve de preciso fundamento en la educación básica en sus tres niveles porque traslada, lleva al verso decimístico los principales temas de la currícula educativa en aras de hacer más amena la transmisión de conocimientos, cimentado la creatividad, identidad, calidad humana y comunicación afectiva en la juventud.