Revista nº 911
ISSN 1885-6039

BienMeSabe.org estrena un espacio en internet para la Literatura Canaria.

Jueves, 25 de Diciembre de 2008
José Miguel Perera
Publicado en el número 241

Nace desde hoy una nueva sección en nuestra revista digital: Literatura Canaria. Si bien es verdad que la disciplina no es nueva en la temática de nuestros textos, sí hemos creído necesario, ante la falta de un portal completo en internet sobre esta disciplina, poner en marcha un apartado donde se recojan reflexiones, acercamientos didácticos e investigaciones sobre la Literatura particular de nuestras Islas.

 

Si tuviéramos cierta curiosidad o interés por conocer, desde la Internet, cómo es la Literatura Canaria, qué se ha escrito desde Canarias literariamente hablando a lo largo de la Historia, pocos son los recursos o textos que nos podemos encontrar; muchos menos si una visión de conjunto deseáramos obtener, desde los orígenes hasta la actualidad, como puede ser el caso bastante frecuente de los y las docentes que imparten la asignatura de Lengua C. y Literatura en los Centros Educativos de nuestra coordenada cultural. Recientemente fue clausurada una página, Letras Canarias, que tenía al menos un diccionario bastante útil de algunos escritores isleños; a la que hay que sumar el resumen realizado por el profesor Oswaldo Guerra Sánchez para el Gobierno de Canarias llamado Introducción a la Literatura Canaria, al que parece se recurre con frecuencia.

 

Curiosamente, puede que hasta tristemente, poco más son los portales, más allá de artículos momentáneos o blogs de escasa duración, que aúnen de alguna manera las pretensiones de investigación, didáctica y difusión de la Literatura Canaria que enunciamos en la entradilla de este texto introductorio.

 

Sin embargo, la sensibilidad y el gusto para con la Literatura de las Islas aumentan en el derivar de los días; a los que se viene sumando, desde hace ya unos cuantos años, la necesaria labor de cientos de docentes de Literatura que, según les dictan las leyes educativas, han de dar unos concretos puntos en los programas y currículos de la Enseñanza Secundaria de la Comunidad Canaria. Sin embargo, insisto, lo que encuentran en la Red de Redes es poco, escaso y bastante pobre.

 

Esta serie de deficiencias no son casuales, y no podrían comprenderse sin tener en mente unos determinados puntos de la conciencia ante nuestra realidad cultural. Me refiero a que si ya la Literatura ha sido condenada en los sistemas educativos, en el caso de la Literatura Canaria la sentencia a muerte es doble pues las personas que impartimos la materia en el Archipiélago no solemos tener los conocimientos mínimos que se han de sobreentender para hacer llegar aquellos puntos curriculares de los que hablábamos más arriba. ¿Por qué? Las causas son múltiples, pero podríamos apuntar al menos dos:

 

1º. Como bien ha sido estudiado y reflexionado por muchos y muchas (el más brillante y claro, a mi modo de mirar, ha sido Manuel Alemán), las circunstancias particulares de nuestra historia concreta nos han llevado a convivir corporalmente a diario con una forma de estar en el mundo que ha minusvalorado nuestra propia manera de ser y de manifestarnos, una idea y vivencia que se ha dado en llamar con el cacareado, pero no menos cierto, complejo de inferioridad. Este complejo, fomentado y fortalecido por nuestras instituciones y sus sucursales cotidianas repartidas por los rincones de las Islas, ellas mismas hechas a su forma y medida, nos ha conducido a creencias del tipo lo que se hace aquí ni tiene importancia, lo importante no puede nacer aquí y derivados similares. De tal modo que, para la mayoría de la gente, sus referentes culturales y vitales nunca son canarios, menos si al Arte Culto se refiere; y lo peor no es eso: lo más triste es que, para esta mentalidad, sería delito o vergonzoso que pudieran serlo.

     Este es el fondo desde el que aflora el porqué nuestra Literatura -como nuestra Pintura o nuestra Música- no ha sido valorada en su justa medida, sino más bien vilipendiada (existen por sistema verdaderos militantes de lo anticanario, muchos de ellos incluso sin conciencia de lo que dicen sino educados en una normalización de estúpidos tópicos de poder que se arrastran desde muy atrás). Lógico es pensar, por tanto, desde este punto de vista irremediablemente significativo por la tristeza que porta, que no se conozcan las creaciones artísticas de nuestros coterráneos, cercanos o lejanos en el tiempo.

 

2º. De lo anterior se interpretan fácilmente las razones que nos han llevado a que la Literatura Canaria siga siendo no obligatoria en los Planes de Estudio de las Universidades Canarias; menos en los de Secundaria. Es fácil comprender entonces que las personas que dan clase en los Centros de Secundaria tengan muy poca idea de esa parte del temario que tienen que dar referida a nuestro arte literario: ni les ha rodeado un interés por él en su cotidiano vivir ni han aprendido nada sobre el mismo en la carrera que estudiaron. ¿Cómo es posible, así, que ahora se vean en su trabajo de enseñantes sin tener la más mínima idea de estos contenidos? Sencillo es concluir que la Literatura Canaria, entonces, apenas se toca, apenas se hace llegar; y a los inspectores educativos, así como a las cabecillas responsables de nuestra Consejería, les importa muy poco si se imparten o no esos conocimientos, por mucho que se les haga la boca agua cuando nombran lo canario.

 

Aún así, hay muchos trabajadores de la enseñanza de la Literatura que quisieran dar los aludidos contenidos y desean paliar estos déficits de conocimiento impulsados por el castrador sistema educativo, secundario y universitario, presente en la realidad cultural canaria; y ellos son, fundamentalmente, los que echan en falta propuestas y espacios como los que desde BienMeSabe.org ponemos a funcionar a partir de ahora. Cumplimos así, de nuevo otra vez, la función de difusión educativa que le correspondería por decreto a las instituciones educativas y que no están dispuestas a asumir; y claro ejemplo de ello fue la supresión hace unos años del Programa de Contenidos Canarios que se supone existía para intentar tapar estas miserias del sistema para con la realidad canaria o contribuir para que fueran tapándose.

 

Esperamos, al menos, por todo lo que decimos, que lo que vayamos ofreciendo desde aquí contribuya en cierta medida a que el conocimiento sobre la Literatura Canaria, por parte de nuestros enseñantes pero también de todos los interesados y las interesadas, sea mínimo, mayor o más profundo, según el caso de quien se acerque a nuestras páginas.

 

 

Comentarios
Miércoles, 26 de Septiembre de 2018 a las 07:08 am - José Miguel Perera

#12 Saludos, querida Olivia. Un fuerte abrazo.

Lunes, 24 de Septiembre de 2018 a las 22:39 pm - Olivia America Cano Castro

#11 Querida familia de Bienmesabe, les escribo ahora desde Nueva Inglaterra, y desde aquí trato de encontrar canarios emigrados a Cuba y descendientes, que residan en USA, con méritos en cualquier área del conocimiento para incluirlos en el Diccionario Biográfico Genérico que tantos años de trabajo tiene y finalmente está casi listo, dando, o tratando de dar continuidad a la obra de Carrión en Cuba. Un abrazo a ti, José Miguel, y a todo ese magnifico equipo.

Domingo, 17 de Septiembre de 2017 a las 13:03 pm - José Miguel Perera

#10 Querida Olivia,

me alegro de que andes "resguardada" de los fenómenos naturales imprevisibles, y de que también encuentres refugio en las páginas de BienMeSabe.org, también tu casa desde hace tiempo. Gracias por tus palabras, y suerte y ánimos para lo que la vida nos traiga. ¡Un fuerte abrazo!

Sábado, 16 de Septiembre de 2017 a las 16:02 pm - Olivia America Cano Castro

#09 Hola José Miguel, amigo queridísimo, por cosas del huracán me encuentro en Florida, y disfruto de Bienmesabe, !y qué bueno tocas el tema de la literatura canaria! Pensar que Silvestre de Balboa inicio la literatura en Cuba y Canarias está ausente en las ferias del libro de La Habana al menos desde 2004, que tuve el honor de ser colaboradora de la antología de poesía de canarios y descendientes canarios en Cuba, dirigida por un amigo que tengo perdido en el espacio, Javier Cabrera, a quien aprovecho para saludar donde quiera que esté. Prosperidad a esta sección lírica en Bienmesabe.

Lunes, 09 de Mayo de 2011 a las 19:52 pm - molinero

#08 Vale, pués, José Miguel Perera,

yo por mi parte estaría perfectamente dispuesto a contribuir con mis conocimientos y contactos, sobre todo en Alemania, através de las asociaciones de traductores o por el conocimiento personal de algunos cuantos de ellos a que la literatura canaria de todo tipo salga de su encierro insular tradicional y de paso contribuya a crear una nueva imagen también turística de las islas. No creo que haya que extenderse más sobre las buenas razones para una tal “política literaria” expansiva, lo que habría que estudiar son los asuntos prácticos, comerciales y financieros.

Estos evidentemente deberian ser conducidos a sus respectivas soluciones bajo el techo de un comité creado para este efecto compuesto por representantes del mundo literario, de los editores canarios y de algún que otro especialista en los hábitos lectores de las lenguas a las cuales se piensa traducir. Sería necesario que el gobierno de canarias y los respectivos cabildos insulares se involuncrasen de alguna forma institucional ya que probablemente deberian poner el capital inicial. Para empezar se podría pensar en traducciones al inglés y alemán que son las lenguas de los dos grupos de lectores potenciales más numerosos.

Para evitar que ocurra lo que ha ocurrido hasta ahora con las traducciones de autores canarios que se suelen perder sin mayor gloria por ahí, habría que crear un tipo de diseño unitario que hagan reconocibles los libros a primera vista. Y lo más importante: crear una empresa rápida y atenta para la distribución de los libros en todas las liberías, quióscos, tiendas, recepciones de hoteles y residencias, cuidar de la presentación agradable y bien visible de los libros, distribuir material de publicidad, cuidar por los ingresos de las ventas y organizar lecturas-conferencias bilingües con los autores (y sus traductores si acaso) de su obra, esto último p.e. una gran afición sobre todo de los lectores alemanes a quienes les ancanta oir al autor que están leyendo, o que piensan leer, con sus textos en su propia voz. Sobre todo los grandes hoteles de lujo suelen tener interés en este tipo de acontecimientos culturales ya que su público se suele aburrir notablemente a lo largo de su estancia, cualquier distracción más allá de las habituales es bienvenida y hasta pagan honorarios, aparte de que se pueden vender libros dedicados por el autor a los oyentes.

Otro problema que no se debe subestimar es el del control de las traducciones. Personalmente he visto traducciones que los turistas alemanes se recomendaban mutuamente porque eran tan absurdas y involuntariamente chistosas que parecían discursos de carneval. Se las leían en voz alta junto a la piscina y risa general, el autor de paso quedaba como un estúpido, el asunto por el suelo y la imagen cultural-literaria de las Canarias en el sótano. Ese peligro hay que evitar a todo precio, aunque cueste, pero es una inversión absolutamente necesaria.

Estos son evidentemente sino unos primerisimos puntos que abarcar si semejante proyecto se llevase a cabo. Creo que desde Bienmesabe y otras publicaciones se podría dar un empujón al asunto, ... en fin, para que repetir lo que se le ocurre a todo el mundo a los cinco minutos de reflexionar sobre las posibilidades de hacer publicidad turística-cultural por las islas, dar a conocer su literatura (en un amplio sentido) en otras lenguas y si la venta de libros corriese bien hasta podría salir gratis al gobierno y arrojar quizá algunas ganancias para autores, editores y distribuidores. ¿Quién da más? El problema es empezar. Un servidor cree que ya es la hora porque camarón que se duerme ...

Domingo, 08 de Mayo de 2011 a las 21:05 pm - José Miguel Perera

#07 Querido Molinero,

por supuesto que estoy de acuerdo con la perspectiva que planteas, ahora y desde hace mucho tiempo, con respecto a la difusión de las obras literarias canarias en los visitantes y turistas que llegan a estas Islas. Creo, sin duda, que debería hacerse una política de difusión no sólo de la Literatura, sino de nuestros diferentes lenguajes artísticos y culturales en general. Como creo que ya has planteado en otras ocasiones, hay que inundar los espacios del sol y la playa de libros canarios, por ejemplo. Y creo que una política, en este sentido, que desee sinceramente promover la calidad turística y esas palabras tan utilizadas poro quizás tan manoseadas como "sostenibilidad", "turismo cultural", etc. no puede dejar pasar más tiempo para llevar a cabo iniciativas concretas como estas.

Vi cierto impulso, desde este punto de vista, en los comienzos de la Dirección General del Libro del Gobierno canario, algo desde esta perspectiva. Pero en los últimos tiempos no creo que los tiros vayan por ahí.

Tenemos, en la Universidad de Las Palmas de >Gran Canaria, una Facultad de Traducción e Interpretación que deja de lado, en buena medida, la traducción literaria. Y no me digas que no sería algo maravilloso un trabajo donde jóvenes canarios se dediquen a esa trabajo de la traducción para dar a conocer nuestra literatura y nuestras artes en los millones de visitantes que año tras año recibimos.

Un saludo.

Domingo, 08 de Mayo de 2011 a las 20:45 pm - molinero

#06 Bueno ¿Y? Me gasto la inmodestia de volver a preguntar por qué la literatura canaria sigue encerrada en sus siete jaulas y no hay quién abra la puertita a que se echen a volar los autores canarios. A sus lectores potenciales en otras lenguas los tienen en la misma calle delante de su casa, ¿porqué no les pasen de vez en cuando algún librito al menos, alguno para niños, alguno para aficionados a las novelas policíacas, ... o lo que quepa? ¿O es que los autores canarios escriben sino para canarios y el resto del mundo que lo parta un rayo? Pues muchas gracias, dicho desde el resto del mundo. ¿O?

Miércoles, 04 de Mayo de 2011 a las 17:56 pm - Lidia Romero Sánchez

#05 Al igual que los sabios compañeros que han intervenido, agradezco y aplaudo la idea: muy necesaria, por cierto. Es reconfortante pensar y sentir también que hay personas en Canarias y fuera de ellas a las que les interesa lo nuestro: literatura (escrita y oral), el patrimonio cultural y las artes en general que se desarrolla por aquí. La pena es que no tengamos formatos, espacios, instituciones, voluntades suficientes para conocerlo, valorarlo, respetarlo para poder protegerlo con las mismas ganas...

Un saludo a todos y mucha suerte con la iniciativa,que, estoy segura, saldrá muy bien.

Lunes, 25 de Abril de 2011 a las 23:25 pm - Antonio H.

#04 En todo conforme a lo que planteas, José Miguel. Hay mucha cosa excelente que mostrar y vale la pena.

Antonio Henríquez.

Lunes, 18 de Abril de 2011 a las 15:08 pm - Luisa Chico

#03 Como escritora canaria que soy, aplaudo la iniciativa de esta revista cuyo ejemplo rezo por que cunda y llegue a más foros, tanto dentro como fuera de Internet.

Ojalá aquellos que tienen en sus manos la posibilidad de divulgar y engrandecer nuestra cultura abran los ojos de una vez y nos brinden un espacio donde los escritores canarios, independientemente de si tienen un gran nombre como tales o no, veamos nuestra obra y podamos ponerla a disposición de nuestros lectores con mayor frecuencia.

Hay grandes talentos en nuestras islas en todos los campos de las artes, y como no podía ser menos también en la literatura.

Gracias a Bienmesabe por esta gran idea y ojalá tenga la proyección que todos desearíamos.

Jueves, 14 de Abril de 2011 a las 09:55 am - molinero

#02 Desde el punto de vista de alguien que ve el tinglao desde afuera (yo no soy canario) siempre extraña la curiosa capacidad de los canarios de esconder lo que hacen, no dejar entrever lo que quieren y sobre todo no tomar la iniciativa ellos. En lo que respecta la literatura, el gobierno de canarias (después de que se cometieran los habituales errores de principiantes) el año pasado ya no se presentó con su puesto en la feria del Libro de Frankfurt. Puede que alguno se pregunte que importancia tiene eso, pues la feria de Frankfurt es la feria de todas las ferias del libro del mundo. Ahí están todos, el, la o lo que no esté ahí es que no existe. Cero a la izquierda. Pues después de 4 años el gobierno de canarias no instaló más el puesto (bien bonito por cierto), borró la promoción literaria (y de paso cultural y de paso turística) de las islas en Frankfurt, y por lo que se rumorea este año tampoco aparecerá. Sería para octubre.

Y si las autoridades no echan una mano para asentar a la literatura canaria en el gran mercado de la literatura mundial para iniciar un diálogo con otras tradiciones literarias, habría que tomar la iniciativa, cosa que en las islas teóricamente sería muy facil. Todos los años circulan unos cuantos millones de potenciales lectores por las islas – si, los turistas, saben leer, y a algunos hasta les gusta tanto que leen hasta en la playa y todo – y sería perfectamente posible ofrecerles algún que otro libro de autores canarios en su lengua para iniciar así una expansión literaria, salirse de las jaulas isleñas (que es otro grueso tema). ¿Pero que hubo hasta la fecha? Una docena de libros traducidos, algunos hasta bastante mal, y se acabó. Tuvo que ponerse la muy loable Sra. Neuroth a traducir por su cuenta a Mararía de Rafael Arozarena y ofrecerlo a editoriales alemanas. Ya la segunda lo tomó y desde entonces se edita en alemán. ¿Porque no hay iniciativas semejantes que parten de las mismas editoriales, autores y autoridades canarias? ¿A qué esperan? Con lamentarse no se llega a ninguna parte. ¿O van a esperar a que editoriales extranjeras les ganen el terreno? Lo que respecta al alemán un servidor les puede asegurar que por ahí en Frankfurt se notó la última vez que algo andaba por ahí. Es que hay autores canarios que son pero muy notables. Así que ¿qué? ¿Iniciativa o llorar a monte?

Miércoles, 13 de Abril de 2011 a las 15:08 pm - Félix Román Morales

#01 Como uno más de los numerosos seguidores de esta página, quisiera expresar públicamente mi agradecimiento a Bienmesabe por tan acertada iniciativa, que viene oportunamente a mitigar el profundo y sempiterno abandono que sufren nuestras letras en el desolado panorama cultural de las Islas. Como muy bien ha argumentado el Sr. D. José Miguel Perera, frente a la desidia y la apatía de quienes tienen los medios y recursos para corregir este perpetuo embargo a nuestra tradición literaria, reconforta saber de la existencia de propuestas como ésta de Bienmesabe, encaminadas a propiciar un colectivo impulso por erradicar para siempre los lastres que hunden a nuestra gente en la más supina ignorancia identitaria.

¡Enhorabuena!.