Revista nº 842
ISSN 1885-6039

Aborígenes o indígenas canarios

Sábado, 06 de Diciembre de 2008
Felipe Enrique Martín Santiago
Publicado en el número 238

Está resultando muy activa y participativa la discusión sobre la denominación de los antiguos pobladores de Canarias, así que les traemos otro texto para darle aún más continuidad si cabe.


La problemática sobre la denominación de los pueblos que vivían en Canarias antes de la llegada de los conquistadores europeos es gratuita, incluso interesada, ya que puede confundir a los nativos actuales de las islas, es decir, a los naturales que vivimos en el Archipiélago, descendientes de un mestizaje de quinientos años.

La resolución del galimatías aborigen, indígena o nativo ha marcado un hito en la historia de los pueblos amasik insulares, siendo uno de ellos el canario, aborígenes que constituyen parte de los actuales nativos de Gran Canaria. Queda claro que, siendo académicamente correctos, tampoco podemos hablar de indígenas canarios, ya que estamos mencionando a unos de los pueblos que vinieron del Norte de África, no a todos.

Las distintas acepciones de las palabras, su riqueza de significados, no nos ayuda a preservar mejor nuestra riqueza arqueológica, a proteger, investigar y divulgar nuestros Bienes de Interés Cultural, machacados, un día y otro, por la especulación del suelo y los intereses de las promotoras y grandes superficies comerciales.

La cortina de humo sobre el uso adecuado de pueblo indígena, no aborigen, tampoco canario, pero sí pueblos amasik insulares, no ha impedido que el sujeto en estudio, el patrimonio arqueológico “indígena”, entre en cuidados paliativos, por el dolor que nos produce cada una de las intervenciones de las distintas instituciones con competencias urbanísticas.

Nos vamos a unir a este gran dilema académico, para ver pasar tranquilamente el cadáver de nuestra historia indígena.

Resulta que las palabras tienen varios significados, es decir, acepciones, ligado cada uno a un contexto. Para explicarnos mejor, cuando llamamos a un amigo, “qué hijo de puta eres”, no estamos insultando a su madre, estamos alabando sus competencias básicas, lo resolutivo que demuestra ser, es decir, para profundizar aún más, ¡lo listo que es el chico!

Superado el concepto de riqueza de la lengua castellana, nos vamos a centrar en la palabra aborigen, como diría Rodríguez de la Fuente, “imaginaros en los tiempos aquellos”. Pues sí, una de las coordenadas de la historia es el tiempo, la otra es el espacio. Aborigen viene del latín, aborigines, y tiene dos acepciones: originario del suelo en que vive, o primitivo morador de un país, por contraposición a los establecidos en él con posterioridad.

El primer significado nos ayuda a no aplicar la palabra aborigen a los que llegaron en las sucesivas oleadas al Archipiélago, pero si permite utilizarlo a sus descendientes que nacieron aquí, ya que la unión de los gametos fecundados fue en las islas, tranquilamente podemos utilizar el significado, originario del suelo en que vive. Claro, la cosa se complica, como decía Pepe Monagas en el bautizo del niño, cuando aplicamos la segunda acepción, primitivos moradores de un país. ¿Qué pueblo amasik llegó antes? ¿O fueron los púnicos? ¿Los gomeros? ¿Los canarii?

Lamentamos mucho comunicar que la ciencia, hasta el presente, no da respuesta a esta pregunta, sabemos que uno de ellos puede recibir el apelativo de aborigen, al ser los primeros en llegar, de todas formas seguiremos investigando gracias a los recursos que aportan las instituciones públicas para el desarrollo de las labores arqueológicas, con las dataciones que ello conlleva.

Gracias a Dios o Magec, con la riqueza lingüística del castellano contamos con una palabra que nos ayuda a resolver el gran dilema, “indígena”, cuyo significado es originario del país de que se trata. Pregunto, mi familia tiene antepasados amasik y franceses, ¿qué parte de mi ser es indígena y que parte es forastero?.

En conclusión, que los pueblos amasik que vivían aquí, por no decir Canarias, la isla de los canarii, tenían “un punto africano” que les impide ser aborígenes, eso sí, son indígenas, y una parte de mi ser está con ellos, otra parte es forastera.

Como decía Pedro Almodóvar, gracias a la Academia. Esperamos no haber incurrido en un error académico.
Noticias Relacionadas
Comentarios
Lunes, 02 de Febrero de 2009 a las 18:00 pm - SILVIO

#11 \"Indígena\" significa: de origen indio. Es un error histórico arrastrado, desde la época de Cristóbal Colón, por los académicos y el lenguaje popular, lo cual debe ser enmendado por el uso de un término más adecuado de la gama existente, tales como: autóctono, originario, nativo, vernáculo, aborígen, entre otros.

Es un horror creer, pensar y hablar que existan \"Indígenas\" en Asia, en África. Académicos aclaren esto por favor

Miércoles, 17 de Diciembre de 2008 a las 15:05 pm - Taidia

#10 Tamaran, la búsqueda de la raza pura hace tiempo que dejó de estar de moda, te tienes que remontar a 1923, cuando Hitler escribió Mi Lucha. Nuestros antepasados son indígenas, conquistadores, colonos portugueses, moros, negros, genoveses, flamencos, ... Aterriza, son 500 años de mixtura.

Martes, 16 de Diciembre de 2008 a las 21:29 pm - Tamaran

#09 Vaya por Magec doctores tiene la Cosa, que dilema, antes el huevo que la gallina o al reves? por favor mas seriedad, es mas sencillo si nos referimos a los habitantes actuales nacidos en Canarias, todos somos ABORIGENES, nativos del lugar, y si son nuestos antiguos canarios, son por logica denomicacion, NUESTROS ANTEPASADOS, o todavia cuesta para algunos diferencial la paja del trigo? por favor, ya esta bien que nos sigan confunciendo, parece como si esto fuera a posta, UUUUUUUUH

Martes, 16 de Diciembre de 2008 a las 06:19 am - Taidia

#08 El autor no habla de descendientes de inmigrantes de la Edad Moderna. Habla de los descendientes de los pueblos que vinieron desde África, también inmigrantes, en las sucesivas oleadas, antes y después de Cristo.

En muchos párrafos utiliza la ironía, para criticar a las instituciones públicas. En lugar de h.p., que lo permite la RAE, puede tranquilamente decir: descendientes de trabajadoras de un lupanar.

Martes, 16 de Diciembre de 2008 a las 00:56 am - A. Quintana

#07 Entonces debería usted haber titulado su texto en esa línea reivindicativa. Si lo titula \"Aborígenes o indígenas canarios\" y propone un debate al respecto, no es extraño que todos pensemos que ese es el centro de su artículo.

No obstante estoy de acuerdo con usted, desde luego NUESTRO PATRIMONIO cae en el olvido, y cada día que pasa el peligro de perderlo es mayor, pero más peligroso me parece que se juegue con dicho patrimonio para defender o camuflar intereses políticos, y se tergiversen los datos a favor de quien interese en cada momento.

Como usted dice, por NUESTRO PATRIMONIO, si se escribe algo, por pequeño que sea, que sea serio y con datos fehacientes. Escribir a la ligera es muy fácil, y el papel ahí queda por los siglos de los siglos, luego la gente lo lee y se lo cree todo.

Pero vuelvo a lo mismo, por NUESTRO PATRIMONIO, no mezclen cultura y tradición con política.

Lunes, 15 de Diciembre de 2008 a las 23:32 pm - Enrique

#06 Estimado A. Quintana:

Lo realmente desafortunado es la situación de NUESTRO PATRIMONIO, de los políticos y especuladores que tenemos. Ese es el mensaje del artículo.

La riqueza del castellano, los distintos significados o acepciones nos permite utilizar la palabra aborigen o indígena para hablar de los pueblos que habitaban en el siglo XV nuestras islas. Nosotros somos nativos o naturales, de una rica mezcla de 500 años.

Pero vuelvo a lo mismo, y NUESTRO PATRIMONIO.

Domingo, 14 de Diciembre de 2008 a las 21:11 pm - A. Quintana

#05 Me parece ver una pequeña contradicción en su discurso, ya que define aborigen como \"originario de la tierra en que vive\", y acepta que todo descendiente de inmigrante nacido en Canarias es por tanto aborigen (en concreto entiendo que se refiere usted a los descendientes de los castellanos tras la conquista). Sin embargo al final de su discurso niega la posibilidad de llamar aborigen a los pobladores pre-conquista por su procedencia africana, y no conocer al detalle qué pueblo o pueblos y en qué orden fueron llegando a las islas. Fueran quienes fueran, y cuando llegaran, sus descendientes nacidos en Canarias (desde mucho antes del Siglo XV) ya eran aborígenes, según su deficinición. Por tanto...¿Cuál es el debate?

En cuanto al uso del término \"canario\" para nombrar únicamente a los \"aborígenes\" o \"indígenas\" de Gran Canaria, no quiero entrar en el debate que todos conocemos sobre el nombre de la isla redonda, pero si es cierto que a la llegada de los conquistadores la isla era conocida por Canaria, y por tanto canarios eran sus pobladores, también es cierto que el archipiélago fue nombrado por Abreu Galindo (cronista oficial de la conquista) como las \"Siete islas de Canaria\", siendo por tanto canarios todos sus pobladores, fueran de la isla que fueran. Por mi parte tampoco veo debate en ello.

En cuanto al término \"Amasik\", no hay ningún estudio antropológico serio que acepte dicha palabra como definitoria de los antiguos pobladores insulares, siendo única y exclusivamente empleada en ámbitos políticos y de tendencia nacionalista, muy respetable por supuesto, pero creo que no hay que confudir una cosa con la otra. Lo peor que le ha pasado a nuestra cultura y nuestra historia es mezclarse con la política, desvirtuando los pocos datos reales que poseemos.

El término más cercano al empleado por usted es \"Tamazhig\", lengua del pueblo bereber, principal candidato según todas las teorías a ser antecesor de nuestros aborígenes o indígenas.

Si emplea el derivado de esta palabra, entiendo que acepta por tanto la relación bereber-aborigen canario, no entiendo por tanto las dudas al final de su intervención sobre qué pueblo o pueblos poblaron antes o después las islas.

Por otro lado, y para finalizar, me parece muy desacertado por su parte incluir en un artículo, que al parecer pretende ser serio, un término como \"hijo de puta\". Por supuesto que todos entendemos su uso en el contexto del artículo y no lo consideramos un insulto a nadie, pero creo que podía haber buscado cualquier otro ejemplo, tan numerosos en nuestro rico vocabulario. Realmente desafortunado sin duda.

Sinceramente, al leer el título del artículo esperaba algo mucho más interesante.

Martes, 09 de Diciembre de 2008 a las 21:41 pm - canario de Canarias

#04 Lamentamos no profundizar mucho sobre la raza pura, es un tema que requiere unas condiciones mentales propias de latitudes superiores.

Martes, 09 de Diciembre de 2008 a las 20:25 pm - Alemán de Alemania

#03 ¿Y? ¿Ya se acabó el debate? ¿No hay más nada que decir? Aquí al menos el acceso a las publicaciones en inglés sobre un hallazgo algo raro en Lanzarote realizado por el profesor Ludwig Zöller de la Universidad de Bayreuth:

http://de.scientificcommons.org/ludwig_z%C3%B6ller

Al menos para animar algo el silencio.

Lunes, 08 de Diciembre de 2008 a las 13:29 pm - Taidia

#02 Tienes razón. Nuestro patrimonio arqueológico está siendo machacado, mientras algunos se dedican a describir el sexo de los ángeles.

Nosotros somos los nativos del siglo XXI, los nativos del siglo XV eran pueblos que llevaban siglos en las Islas, ¿Por qué no son originarios? ¿Qué justificación imperialista existe detrás de ello? Son aborígenes, son índigenas y nosotros somos nativos, con una rica mezcla, fruto de nuestra historia, nos guste o no nos guste.

Sábado, 06 de Diciembre de 2008 a las 20:49 pm - Amurga

#01 Por origen, ¿Podemos utilizar los tres conceptos? Aborigen indígena y nativo. Si estamos mezclados, ¿Qué concepto utilizamos? ¿Criollos isleños?

Por cierto, el poblado aborigen, de los nativos anteriores al siglo XV, indígena de nuestra antepasados, que está junto a Las Terrazas (Centro Comercial de Gran Canaria) está cada día peor.