Revista n.º 1049 / ISSN 1885-6039

La Vega de San Mateo.

Lunes, 28 de mayo de 2007
Jesús Hernández Marrero
Publicado en el n.º 159

Visitar la Vega es trasportarnos a ese ambiente rural que guardamos en la retina de nuestra niñez, paso obligado de aquellos visitantes que buscan evadirse de las prisas y agobios de la vida moderna en la ciudad. La Vega de San Mateo, otrora Tinamar, nos recibe con un aire perfumado a pinos, con la visión imponente de la Montaña Cabreja y la majestuosidad del Roque Saucillo.

Foto Noticia La Vega de San Mateo.

No son pocos los que vienen a la Vega a disfrutar de sus encantos, de sus vistas, de sus productos artesanales, y cómo no, del frío del invierno, tan ansiado por los visitantes costeros y temido por los Vegueros, frío que se ataja desde antaño hasta hoy con un reconfortante potaje de jaramagos con gofio, vino de la tierra y su buen trozo de queso de “conducto”.


Vista del Roque Saucillo y Barranco de la Lechucilla.


Vista del Roque Saucillo y del Casco San Mateo.


HISTORIA.

El nombre de La Vega lo encontramos en documentos tan antiguos como la Historia de la Conquista de las Siete Islas de Canarias del Licenciado D. Francisco López de Ulloa, escrita en 1646. También es citada La Vega por el capellán de los conquistadores Pedro Gómez Escudero. Se conoce la existencia de un documento conocido como Acta de Zumeta donde aparece citado el Caserío de Atiacar (hoy Utiaca) con su Guaire Ahutiega. Según el historiador Abreu y Galindo en su obra, publicada allá por el año 1602, nos viene a decir que el Guaire Ahuteiga acude en 1476 a Lanzarote a hablar con el conquistador Pedro de Vera, en representación del poblado y término Atiacar.

Según Pascual Madoz en su Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico publicado en 1845 nos dice: La Vega de San Mateo, con Ayuntamiento en la Isla, diócesis de Gran Canaria, partido judicial de Las Palmas, situada casi en el centro del partido de una pequeña llanura que deja entre sí la cordillera de dos montañas a la izquierda de un riachuelo denominado "Barranco de Tinamar"; único y primer sitio donde se ha encontrado la palabra Tinamar por el que era, y es conocido el municipio de Vega de San Mateo. Según varios historiadores el nombre “Tinamar” puede provenir de un vocablo bereber, significando “barbas pobladas” o “bosque frondoso”, de ahí que el nombre “Tinamar” se le diera a esta zona centro de la Isla de Gran Canaria, otrora cubierta por un tupido bosque de laurisilva.

La historia de La Vega de San Mateo comienza hace escasamente doscientos años, es más en el año 2002 la Vega celebró su bicentenario como municipio independiente, pero los antecedentes de su origen se cifran mucho antes.

Tras la conquista de Gran Canaria, los territorios de la isla fueron repartidos a los colonizadores, afectando los repartimientos a zonas costeras y de interior. En este proceso La Vega, dividida de forma tripartita entre las zonas de la Vega Baja, la Vega de en Medio y la Vega Alta (extensión territorial esta última que alcanzaba desde la actual Vega de San Mateo -con su bosque de nombre aborigen Tinamar- hasta Tejeda), también se vio inmersa en la entrega de grandes lotes de tierras a señores, ocasionando una división territorial que influiría en la geografía de la zona y la estructura social del momento.

En el siglo XVIII La Vega Alta asistió a un conglomerado de factores que le permitieron la escisión de La Vega. Por un lado, se producía en la zona, fruto de los óptimos resultados agroganaderos, un aumento poblacional; a ello se unía la mala situación de los caminos y la gran distancia para acceder a la Parroquia de la Vega. Elementos éstos que provocaron la solicitud de construcción, por parte de los vecinos de la Vega Alta, de una iglesia que adquiría la calidad de templo religioso municipal en 1800. Cabe destacar la primera ermita levantada a San Mateo que fue construida en el pago de Los Chorros en 1652, fabricada por D. Luis Martel, D. Salvador Báez y otros vecinos de La Vega.

Se creó posteriormente un patronato en la Guaira (Venezuela) en 1769 por D. Juan Martel Magas, nieto de los anteriormente citados, ante el escribano José Rafael Lemos, otorgando poderes a D. Tomás Romero Maldonado, Canónigo de la Iglesia Catedral y estableciendo la pensión de 50 misas los domingos y festivos sobre los bienes de patronato, que consistían en una huerta y casa denominada del Pintor en La Vega de Arriba. Dos suertes de tierra en San Mateo y Hoya Viciosa que había comprado antes de irse a América. Años más tarde y construida la nueva iglesia en el lugar que actualmente ocupa, mediante una Providencia del Obispo D. Manuel Verdugo de fecha 26 de Octubre de 1800 se crea la actual parroquia de San Mateo, santo éste al que tradicionalmente se le rogaba y sacaba en procesión para acabar con las sequías y plagas que asolaban antaño la Vega.


Fachada Iglesia San Mateo.

 
 Antiguo Ayuntamiento.
Obtenida la resolución para la construcción de la Parroquia, los vecinos del territorio iniciaron el 22 de diciembre del mismo año el expediente para solicitar el nombramiento de empleos públicos. A través de este Decreto, el pago de la Vega Alta se separaba de La Vega, convirtiéndose en municipio independiente en 1802 y adquiriendo su territorio la designación de Vega de San Mateo.

A comienzos del siglo XIX, San Mateo custodiaba un promedio de 600 viviendas y su situación económica continuaba sustentándose en la agricultura, ganadería y en la riqueza de los recursos acuíferos (destacaban sus aguas de regadío, el manantial de los Chorros y la fuente de la Higuera). Estas circunstancias se mantendrían estables hasta el siglo XX, en el que se produjeron cambios en la economía del lugar, asistiendo a una crisis del Sector Primario frente al auge del Sector Terciario, provocado en gran medida por la emigración a la urbe y la proyección de capitales en sectores que no eran los agroganaderos.


Vista de la Vega a principios siglo XX.


Vista actual del casco de San Mateo.

GEOGRAFÍA.

Vega de San Mateo es uno de los municipios con mayor atractivo de Gran Canaria y varios son los elementos que le otorgan esta categoría. El municipio, situado en la zona centro de la Isla, limita al norte con los municipios de Valleseco y Teror, al Este con Santa Brígida y Valsequillo, al Sur con Bartolomé de Tirajana y al Oeste con Tejeda. Su superficie es de 37,89 km2 (el 47% del territorio pertenece al Espacio Protegido de las Cumbres), extendida desde los 800 metros hasta el propio macizo central donde se encuentra el Pico de las Nieves (1.961 m.) siendo el punto álgido de la isla, Los Pechos (1951 m.) y el Roque Saucillo (1890 m.)

La zona más alta del territorio, la Cumbre, está definida por la cabecera del Barranco Guiniguada, Barranco de la Higuera y Barranco de la Mina, que unido a las elevaciones del lugar hacen de él un paisaje de excepcional belleza y gran heterogeneidad.

 
 Barranco de La Mina.
Queda así delimitado un espacio, donde aparecen materiales geológicos correspondientes al segundo ciclo eruptivo, o Roque Nublo, presentándose, de hecho, algunos sectores donde se localiza el aglomerado o brecha volcánica, característica de esta fase eruptiva. No falta la presencia de los productos ácidos, que pueden aparecer formando coladas fonolíticas, dando lugar a domos o pitones, caso del Roque Saucillo, Cruz Santa, etc. Con todo, son los materiales basálticos (serie I y II), ya del siguiente cielo volcánico, post-Roque Nublo, los que más se encuentran representados.

El sector superior del municipio se integra en el macizo central grancanario, reuniendo las principales alturas de la isla y supone, en parte, el contrafuerte de las paredes exteriores de la Caldera de Tejeda.

El espacio cumbrero constituye la amplia cabecera de la cuenca del Guiniguada, formada por diferentes barrancos, destacando el de La Mina (con curso de agua hasta fechas recientes), La Higuera y sus correspondientes tributarios.

Estos cauces marcan fuertes incisiones en el relieve, aprovechándose los escasos espacios llanos y laderas a base de bancales para el desarrollo de los cultivos. En ocasiones, las erupciones volcánicas han dado lugar a la acumulación de aluvionamiento, al cerrar el curso de los barrancos, o han suavizado el relieve como en la propia Vega de San Mateo, creando, en ambos casos, unas condiciones óptimas para su aprovechamiento agrícola.


DEMOGRAFÍA.

Vega de San Mateo cuenta con una población de derecho de 7.324 habitantes, constituida por 3.789 hombres y 3.535 mujeres.

Esta población es fundamentalmente adulta, escaseando en gran medida los jóvenes debido a la emigración a otras áreas de Gran Canaria como la capital o la zona sur. Aunque, siendo fieles a la realidad más actual, en los últimos años la Vega se ha caracterizado por un crecimiento poblacional originado por la venida de población de otras zonas de la Isla, buscando la tranquilidad y calidad de vida en un ambiente rural, máxime cuando sólo dista a 21 kms. de Las Palmas de Gran Canaria.


Coche de Hora.

Los/as Vegueros/as (gentilicio de aquel que vive en el territorio) se caracterizan por su carácter extrovertido y alegre, lo que unido a su continuo trasiego por las calles del municipio, hacen del lugar una zona cordial en la que nadie es extraño.


ACTUALIDAD.

La Vega de San Mateo continúa siendo en el siglo XXI un municipio de carácter rural y agroganadero, a través de reducidas explotaciones con trabajo directo en los terrenos, una agricultura a tiempo parcial, y la proliferación de ganado como el caprino. La importancia de estas actividades no es comparable a la de antaño, ya que el sector servicios y la construcción alcanzan las cotas más altas de ocupación laboral del municipio.

Lo que respecta a cultura y deporte, la Vega de San Mateo se convierta día a día en un enclave de visita obligada, ya que a través de sus obras de interés histórico-artístico, salas de exposición, cursos, escuela de pintura, grupo de teatro, escuela musical, piscina y polideportivo, oferta a los lugareños y a aquellos que nos visitan una variada amalgama de actividades que hacen factible la frase mens sana in corpore sano.


ECONOMÍA.

 
 Monumento al Agricultor.
Como ya se ha adelantado, la Vega de San Mateo sigue siendo un municipio con un marcado carácter rural, aunque el sector primario sea meramente testimonial, siendo mantenido por la población mayor del municipio y muchas veces a tiempo parcial; por todo ello, el sector servicios es el verdadero motor de la economía veguera, junto con el floreciente comercio, registrándose los fines de semana una actividad frenética en torno al Mercado Agrícola y artesanal, de gran fama en toda la Isla y que recibe miles de visitantes venidos en busca de un lugar de compras diferente, además de buscar productos agrícolas y artesanales de gran calidad.

No podemos dejar esta ocasión para mencionar el papel prioritario que ocupó el agua en la historia económica de la Vega, siendo sus acuíferos, galerías y pozos los suministradores de agua para gran parte de la Isla de Gran Canaria, y donde muchos Vegueros perdieron la vida en tan arriesgados trabajos subterráneos.

 
Monumento Homenaje a los Poceros.
En la actualidad la cultura vitivinícola está experimentando una gran expansión en el municipio, siendo los caldos municipales cada vez más conocidos y apreciados en el ámbito regional, esto a propiciado la recuperación de viñedos centenarios y la proliferación de pequeñas bodegas familiares, además de la construcción en la falda de la Montaña de Cabreja de la Bodega Insular por parte del Cabildo de Gran Canaria

El Mercado Agrícola: se construyó durante la primera legislatura de la democracia, entre los años 1979 a 1983, por iniciativa de un grupo de agricultores comandados por el entonces jefe de extensión agraria D. Manuel Galindo Ramos. Una vez comprados los terrenos se edificaron las diferentes naves que en la actualidad existen, mediante ayudas del Cabildo Insular presidido en aquellas fechas por D. Fernando Jiménez Navarro. Actualmente el Mercado Agrícola se ha convertido en el principal motor económico de la localidad, con más de 12.000 visitantes cada fin de semana, en él se exponen y venden toda clase de productos de la tierra.

Dirección: Avda. del Mercado s/n.
Horario: Sábados de 7:00 a 19:00 y Domingos de 7:00 a 14:00


Mercado Agrícola y Artesanal.

PATRIMONIO HISTÓRICO.

- La Alameda de Santa Ana: Se construyó en 1943, siendo Alcalde D. Fermín Gil González. Para ello el Ayuntamiento adquirió solares en el lugar que ocupaba una vieja panadería cuyo horno estaba situado en el lugar que hoy ocupa el Quiosco de la música. En la escalinata de entrada estaba ubicada una vieja casona de dos plantas en cuyo bajo existía una zapatería. Para el desmonte de la misma se utilizaron raíles como los de los trenes y vagonetas para llevar los escombros que su construcción generaba a lo que se conocía como el Potero, situado en el lugar que en la actualidad ocupa el Colegio Viejo. Actualmente conforma junto al Ayuntamiento y la Iglesia de San Mateo un conjunto de estilo neocanario muy depurado.


Alameda de Santa Ana y Quiosco de la Música.

- Casco Antiguo de Vega de San Mateo: cuenta con una arquitectura muy variada donde neoclásico, eclecticismo, posguerra y neocanario se mezclan armoniosamente dejando marcado el paso del tiempo. De sus edificios más emblemáticos cabe destacar la iglesia de San Mateo, la ermita de Lourdes y la Alameda de Santa Ana que junto al quiosco y al Ayuntamiento.

- Centro Histórico la Cantonera: es considerado el museo etnográfico más importante de la isla siendo un punto de gran interés turístico. Instalado en una antigua vivienda de labradores acomodados. Por sus habitaciones se exhibe una gran cantidad de utensilios y objetos relacionados con nuestro ayer: cerámica, aparejos de labranza, mobiliario, útiles de cocina, objetos de culto, etc., todo ello situado a la entrada del casco del pueblo en la Avenida Tinamar.


Casa Museo La Cantonera.

- Pozo de las Nieves: situada en el Pozo de las Nieves muestra la tradición de almacenamiento de la nieve en la cumbre para su transporte a la capital. Los hombres acumulaban la nieve dentro del Pozo par a trasladarlo hasta el Hospital San Martín, con fines terapéuticos, más tarde comenzó a usarse para la elaboración de helados.


PATRIMONIO NATURAL.

- Aula de la Naturaleza de Camaretas: Situada en el barrio de Camaretas. El Aula de la Naturaleza de Camaretas surge de un proyecto de rehabilitación de una antigua escuela unitaria para su disfrute con fines educativos y medioambientales. El Aula está situada en un enclave paradisíaco dentro del barrio de Camaretas, a una altitud de 1.350 metros y en el interior de un pinar junto a la Hoya del Gamonal. Posee una capacidad alojativa para 32 personas y es ideal para grupos.

La belleza y el olor de los retamales y magarzas, compiten con los pinos, castaños y pastos en dar vistosidad a la Hoya, que merece ser considerada como un lugar de alto valor paisajístico y estético, lo cual unido a sus enormes posibilidades como área experimental para la regeneración del bosque subtropical de laurisilva, le confieren un gran valor recreativo, científico y educativo.

Tiene gran valor florístico encontrándose en ella especies de vital interés científico. Predominan flor de piedra, endemismo canario considerado como raro en esta Isla, así como Pastel de Risco y especies arbustivas como el Tajinaste Azul, la Flor de Mayo leñosa en peligro de desaparición, elementos de laurisilva, como el folao y ejemplares arbóreos de laurel.

La avifauna del lugar es rica en variedad y en algunos casos en cantidad, la variada presencia de aves en esta zona muy modificada en lo que debió ser su estado natural, cuyos restos de vegetación y toponimia lo testifican, por una parte la nueva colonización de aquel lugar por especies que teóricamente no debían estar allí.

- Mirador Montaña Cabreja: situado en Montaña Cabreja desde él se observa una amplia y maravillosa vista de la cuenca del barranco del Guiniguada de gran parte del municipio, de buena parte de las Medianías de Gran Canaria e incluso de Las Palmas de Gran Canaria.

Dirección: GC-15 desde San Mateo a Cruz de Tejeda, a 2 Km del Casco Urbano coger la GC-154 hasta la Montaña Cabreja.


- Mirador natural de la Cruz y el Montañón: paraje natural que constituye una zona excepcional para disfrutar de la vista del municipio de Vega de San Mateo

Dirección: Acceso por la GC-41 de San Mateo a Valsequillo, aproximadamente a 4 Km del Casco Urbano.


- Mirador de Los Pechos: ubicado en el Pozo de las Nieves, punto de máxima altitud de la isla, contemplándose excepcionales vistas panorámicas de la isla que van desde el noroeste al sur, pasando por la zona central cumbrera y desde donde se observan bellezas naturales únicas como son el Roque Nublo, Roque Bentaiga y el Teide en la vecina isla de Tenerife.

Dirección: Acceso desde la GC-130 y luego la GC-134 hasta el Mirador.


- Mirador Degollada Becerra: situado en Tejeda en el límite de la demarcación con el municipio de Vega de San Mateo, se encuentra en el camino insular que comunica la Cruz de Tejeda con Los Pechos pudiéndose apreciar desde allí la cuenca de Tejeda. Se ha instalado un centro de interpretación de la naturaleza que cuenta con material audiovisual y lúdico-pedagógico que permiten al visitante conocer los valores del entorno, paisajísticos, culturales, geológicos, económicos, costumbres, etc.

Dirección: GC-150 hasta la Cruz de Tejeda y luego hacia el Pozo de las Nieves, a 5 Km de Cruz.
 

- Hoya del Gamonal, Roque y Cruz del Saucillo: constituyen un paisaje natural protegido dentro de la zona de cumbres, de extraordinaria belleza y valor intrínseco por la variedad de endemismos que atesoran.

Dirección: se extiende bajo el Pico de las Nieves, hacia la vertiente Sur de la Isla.



- Barranco de la Mina: se extiende a lo largo de Las Lagunetas y La Yedra, de gran belleza paisajística por donde fluye un caudal de agua y es ruta indispensable para los que quieren admirar los molinos de agua para la producción de gofio que constituyen un exponente de nuestro patrimonio, nuestra cultura y nuestro saber.

Dirección: Se puede observar desde la Carretera hacia Cruz de Tejeda GC-15 a 1 Km del cruce de Las Lagunetas.


FIESTAS Y CELEBRACIONES.

 
 Confección de Alfombras en la Fiesta de la Virgen. de Fátima.
Febrero.

- 11 de febrero: Virgen de Lourdes.


Mayo.

- 4 de Mayo: Santa Mónica en Utiaca.
- Primero de Mayo: Risco Prieto, Fiesta de la Cruz.
- Semana del 13 de Mayo: Virgen de Fátima. En Vega de San Mateo.


Junio.

- Primer Domingo de Junio: Mª Auxiliadora en Aríñez.
- Segunda quincena de Junio: San Antonio en La Yedra.
- Ultima semana de Junio: San Juan Bautista, en Cueva Grande.


Julio.

- Primer domingo de Julio: Fiesta del Agricultor en el Mercado Agrícola y Artesanal.
- Segundo fin de semana de Julio: Fiesta de Los Indianos en Las Lagunetas.
- Segunda quincena de Julio: Virgen del Carmen en La Bodeguilla y Virgen de Carmen, Sagrado Corazón y la Sagrada Familia en La Solana.
- 26 de Julio: Santa Ana en Vega de San Mateo.


Agosto.

- Primera semana de agosto: Santa Teresita y Santa Cruz en La Lechucilla y fiestas del Lomo Carbonero.
- 15 de agosto: Corazón de María en Las Lagunetas.
- Última semana de agosto: San Bartolomé en Las Lagunetas.


Septiembre.

- 21 de Septiembre: San Mateo, en Vega de San Mateo.


Octubre.

- Primera quincena de Octubre: San Francisco en La Lechuza.
- 31 de Octubre: Los Finaos en Vega de San Mateo.


Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.