Revista n.º 1048 / ISSN 1885-6039

Agaete sacó otra vez su alma enramada.

Domingo, 5 de agosto de 2007
Infonorte Digital
Publicado en el n.º 168

Las ramas sobresalieron este sábado, 4 de agosto en Agaete, por encima de los pañuelos verdes, ya que la sociedad civil se movilizó para mantener intacta su tradición festiva.

Rama de Agaete de 2007 con uno de sus papahuevos característicos.

En la jornada del viernes, los móviles echaron humo como nunca, con respecto a la fiesta de La Rama, con una movilización civil sin precedentes con respecto al bando de la alcaldía, en el que se informaba que este año, La Rama, se bailaría sin ramas.

Si en otras ocasiones, la alcaldía de Agaete tuvo controlar mediante bandos que se echara agua a la rama, una medida que fue bien acogida por la mayoría de los vecinos. En esta ocasión, podemos hablar de una rebelión civil por parte de algunos vecinos que podaron jardines particulares y fincas para que la rama luciera su verdor característico.

Por encima de polémicas, lo importante es que Agaete disfrutó de su fiesta más sentida, con menos afluencia de gente que la esperada, lo que no es un dato negativo, sino todo lo contrario, ya que el pueblo recupera por completo una fiesta que le pertenece y de la que llevaba años sin disfrutar a tope, por los problemas que acarrea las grandes concentraciones de personas.

La Fiesta empezó según la tradición, con el volador sonando a las cinco de la madrugada, explotando con fuerza en la negrura de la noche que caía sobre la villa marinera...


Puedes seguir leyendo esta noticia, al igual que ver una galería amplia de fotos, pinchando aquí.


Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.