Revista nº 864
ISSN 1885-6039

Dos nuevos libros desde Fuerteventura.

Viernes, 23 de Noviembre de 2007
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 184

Genara Ruiz, consejera insular del área, presidió un acto al que asistieron varias decenas de personas.


El salón de actos del Centro Bibliotecario Insular acogió la presentación de los dos últimos libros editados por el Servicio de Publicaciones del Cabildo Insular, el VI tomo del Catálogo Toponímico de Fuerteventura, correspondiente al municipio de Pájara, y el libro de relatos de Manuel Hernández Hierro La vida no da pa más.

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo, Genara Ruiz, presidió ese acto acompañada de Domingo Fuentes, que ofició de presentador del libro de Manuel Hernández, también presente en este acto que dio cita a decenas de personas.

Ruiz explicó en primer lugar el desarrollo de un proyecto llevado a cabo por un equipo de especialistas entre 1987 y 1991, consistente en la recogida y localización cartográfica de la toponimia majorera. Toponimia de Fuerteventura IV. Catálogo Toponímico de Pájara, completa la publicación de un catálogo correspondiente a cada uno de los municipios de la Isla, con lo que resta únicamente publicar el tomo correspondiente a la cartografía de la isla para completar la serie.

La consejera expresó ante el público asistente su satisfacción por poder poner a disposición de la ciudadanía el resultado de “un documento que ha necesitado de un extenso trabajo de campo para entrevistar a nuestros sabios ancianos, completado por una exhaustiva investigación bibliográfica y cartográfica”. Todo ello, dijo, “con el objetivo de recoger, recuperar y conservar los nombres de todos los lugares y accidentes de Fuerteventura, una parcela con la que aspiramos a recuperar y difundir una parcela muy importante de la cultura de nuestra tierra”.

Domingo Fuentes presentó por su parte los 17 relatos incluidos en el libro de Manuel Hernández, que definió como un compendio de relatos “realistas sin conexión aparente”, pero que tienen un hilo conductor en la denuncia de la injusticia social encarnada en la codicia, la corrupción, la intolerancia, el fanatismo y el resto de males de la sociedad, todo ello expresado en “un lenguaje sin artificios pero cargado de simbolismo y de figuras como la hipérbole y la exageración”, en definitiva “el sueño de un mundo mejor de un hombre honesto y comprometido”.


Noticias Relacionadas
Comentarios