Revista nº 911
ISSN 1885-6039

Asociación por la Memoria Histórica de Tenerife.

Sábado, 10 de Noviembre de 2007
Agapito de Cruz Franco
Publicado en el número 182

El Salón de Sesiones del Ayuntamiento de La Orotava acogió la presentación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Tenerife, justo al día siguiente de que la Ley de Memoria aprobada en el Parlamento español el 31 de octubre pasara al Senado para los trámites oportunos. De ella se dijo que es un avance, una ley transformadora y que obliga a las Administraciones a actuar, pero no todo lo buena que pudiera haber sido, criticándose la enmienda última sobre símbolos franquistas en templos católicos, juicios sin ser declarados ilegales o no abarcar por completo todo el tiempo de represión entre otros aspectos. En ese sentido se abogó porque el Senado avance más en ella y que personas asesinadas tras la muerte del Dictador como el canario Javier Fernández Quesada, muerto en la Universidad de La Laguna el 12 de diciembre de 1977, sean reconocidas en la Ley como víctimas de ese aciago período.


Agapito de Cruz Franco y Mercedes Pérez Schwartz, como miembros del Organo de Representación Inicial de la Asociación, informaron sobre la misma, sus fines y su proceso actual, terminando las intervenciones Eladio Méndez Arocena con la presentación del libro: “Guillermo Ascanio, Comandante del Batallón Canarias”, recientemente editado. Clave en la defensa de Madrid durante la Guerra Civil, este Batallón sería fundado, entre otros por el último alcalde democrático de La Orotava antes del conflicto, Manuel González Pérez a quien el atentado contra el Estado legalmente constituido del 18 de julio cogería en la capital de España.

En la charla informativa que duró dos horas, y a la que asistieron unas 40 personas, se recalcó lo emblemático y la importancia de presentar la asociación en el Ayuntamiento y en el Salón de Plenos, corazón democrático del municipio, mancillado como tantos otros por la Dictadura. Además se hizo hincapié en el acuerdo Plenario en 2006 de este Ayuntamiento, por la que se decidió retirar de las calles de la Villa todos los símbolos franquistas y nombres del callejero en ese sentido, además de crear una Comisión de Investigación sobre toda esa época, incluido el Llano de Maja en Las Cañadas donde presumiblemente yacen los restos de una docena de personas asesinadas junto con el último alcalde republicano de Santa Cruz José Carlos Schwartz, a la sazón abuelo de una de las ponentes, Mercedes Pérez Schwartz.

Tras comentar las diferentes reuniones informativas teniendo lugar en este mes –la siguiente será el jueves 15 en Buenavista- que terminarán el 13 de diciembre con la primera Asamblea General, se resaltó la importancia de un censo de personas afectadas y la participación de cuantas personas deseen colaborar. Cuando empiecen los trabajos, éstos se prevén en cuatro ámbitos: arqueológico, jurídico, investigación histórica y político, en el sentido de apoyar cuantas iniciativas institucionales surjan relacionadas con la Ley de Memoria. La asociación para quien desee ponerse en contacto ya posee su página web: www.memoriahistoricatfe.com y su Correo-e: memoria@memoriahistoricatfe.com y que empezará a funcionar en breve. La asociación rebasa ya el medio centenar de socios.

En el debate abierto se aportaron numerosas sugerencias que de las que tomaron nota los responsables de la asociación la cual, como dijeron está empezando a rodar y terminará siendo al final lo que decidan todos sus socios en la Asamblea a desarrollar en diciembre. Se trata en definitiva de hacer justicia con tantas personas represaliadas que dieron su vida por la democracia, y que siguen silenciadas. Rehabilitar la memoria de tantos seres desaparecidos en fosas comunes, oquedades o arrojadas al mar en un período histórico ya lejano pero cuya memoria es necesario recuperar dentro de una verdadera y sana democracia.


Agapito de Cruz Franco es Miembro de la Gestora de la ARMHIT.


Comentarios