Revista nº 923
ISSN 1885-6039

Mejor Leer en la guagua.

Jueves, 22 de Marzo de 2007
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 149

La campaña se presenta ante un grupo de estudiantes que pudieron dialogar con Dolores Campos-Herrero y Emilio González Déniz.



Fomentar la lectura entre los usuarios del transporte urbano e interurbano y difundir entre la ciudadanía el conocimiento de la literatura canaria es el objetivo que la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Gobierno de Canarias persigue con la campaña Leer en la guagua, tras el éxito experimentado en las anteriores ediciones, en las que más de 100.000 personas leyeron cuentos de autores canarios mientras realizaban sus trayectos en guagua.

Los cerca de 50.000 ejemplares que se tiraron de los cuentos El Antifaz de Dolores Campos Herrero y La Trampa del Tiempo, de Emilio González Déniz, este último en edición bilingüe, estarán en Guaguas Municipales y las guaguas de la empresa Global.

Para el director general del Libro, José María Hernández, “los libros tendrán un doble o un triple uso, quizás más; con lo cual podremos superar la cifra de los 100.000 lectores en guagua de las pasadas ediciones de esta campaña”.

“Con esta campaña”, explicó José María Hernández, “se pretende difundir la lectura entre la población, intentando que en el espacio que realizan un trayecto, puedan conocer autores canarios. En este caso son autores canarios vivos”. El director general del Libro añadió la importancia de que en esta última edición se incluyera una de las traducciones de los cuentos, para que en las líneas más turísticas se pueda también conocer la literatura canaria.

Canarias ocupa el tercer lugar en cuanto al índice de lectores de toda España. Mantener esos niveles de lectores y aumentar la cantidad de personas que leen libros en Canarias es uno de los objetivos que plantea el Gobierno Canario. “Hay que seguir trabajando para estar los primeros”, afirmó José María Hernández. “No debemos congratularnos excesivamente por estar los terceros en el Estado y creo que la cifra es mejorable”.


Una tertulia improvisada.

Dolores Campos-Herrero y Emilio González Déniz estuvieron hablando durante el trayecto en la guagua con alumnos del IES Franchy Roca. En un diálogo fluido, la guagua fue realizando su trayecto mientras los escritores respondían a cuestiones como por qué se escribe o cómo se construye un personaje, que acabaron convirtiéndose en un improvisado viaje por la literatura.

“Es una experiencia verdaderamente increíble, muy agradable, porque supone que un cuento mío lo va a leer una población bastante extensa y no el tipo de lector que habitualmente se acerca a mis libros”, afirma Dolores Campos-Herrero. “Cuando colocas libros gratuitos en sitios donde están al alcance de cualquier clase de persona, pues se amplía el grupo de lectores que uno puede encontrar”. Para la autora de El antifaz, “a lo mejor en las zonas rurales hay menos infraestructuras culturales, menos librerías o bibliotecas con pocos fondos y las personas de esas zonas de la Isla también tienen la posibilidad de leer nuestro trabajo en los trayectos de sus guaguas”.

Por su parte el escritor canario Emilio González aseguró que “es importante acercarse a un sector de lectores que habitualmente no suelen frecuentar las librerías, por falta de costumbre y, cuando termina un trayecto de la guagua, han terminado de leer”. En este sentido añadió que “leen como si fuese el artículo de un periódico. La gente leerá sin que se dé cuenta casi y por ahí puede entrar mucha afición”.

González afirmó que “para las personas mayores y para la gente más joven este género tiene muchas posibilidades y la iniciativa me parece muy buena, como autor y como lector”.


Comentarios