Revista nº 847
ISSN 1885-6039

David Galloway presenta Los días menos pensados en La Laguna.

Jueves, 08 de Marzo de 2007
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 147

El escritor David Galloway acaba de ver publicado en la colección Narrativas, de Ediciones Idea, su conjunto de relatos Los días menos pensados. Este libro se presenta hoy jueves, 8 de marzo, en el ex convento de Santo Domingo de La laguna, a las 20:30 horas, mediante un acto en el que intervendrán, junto al autor, el director de la editorial tinerfeña, Enrique Jiménez, el filólogo y profesor de enseñanzas medias Ricardo Pérez Piñeiro y el poeta Javier Mérida.



Los personajes de los cuentos que integran Los días menos pensados tratan de resolver sus contradicciones vitales, su soledad y el vacío de su existencia mediante una gran diversidad de antídotos: drogas, religiones, compromisos políticos, placeres, amores ideales…De este modo, se manipulan a sí mismos, sumergidos en unos conflictos que, muy a su pesar, los convierten en humanos.

David Galloway es muy exigente con su trabajo, por lo que «rompe mucho de lo que escribe»; y, antes de reeditar cualquiera de sus obras, prefiere corregirlas o «reescribirlas respetando la idea inicial»; pues, «igual que los músicos rehacen sus canciones, ¿por qué no podemos los escritores reescribir nuestros libros?», reivindica. Así, en Los días menos pensados, encontramos dos nuevas versiones de respectivos cuentos publicados con anterioridad. Y si este autor es muy perfeccionista con el lenguaje de sus textos, la estructura de este libro tampoco es casual: los tres primeros relatos se centran «en el mundo de los sentimientos», los tres últimos son «de temática más social», y en medio de ellos, a modo de división o bisagra, encontramos un microrrelato.

En los cuentos de Galloway, como si de novelas se trataran, coexisten muchas tramas, y tal vez sea ésta una de las claves donde se fundamenta su originalidad: «Es algo que no está muy trillado; se acerca al concepto francés de nouvelle, a medio camino entre el cuento y la novela», explica.

Otra de las cuestiones que le interesa a este autor es «la alteridad», o escribir desde el punto de vista del otro, del que no es. «Cuanto más descubro al otro más descubro la otra parte de mí. Es una sensación muy placentera», asegura. Por eso, con frecuencia, escribe desde el punto de vista de una mujer.

Galloway trata de construir «historias que enganchen y que lleguen al mayor número de lectores posibles» por lo que busca «ideas sencillas». Además, este autor indaga, sobre todo, «en el mundo interno y las contradicciones de los personajes», es decir, en sus sentimientos, pues, es ahí «donde más flaqueamos los seres humanos. Podemos tener discursos y teorías maravillosas; pero es en los sentimientos donde somos más vulnerables», afirma. «Estamos saturados de imágenes vacías. Por eso me obsesiona ir a los sentimientos».

Los padres literarios de David Galloway «han ido variando» según las etapas por las que ha ido pasando: los primeros que recuerda son Pablo Neruda y Óscar Wilde; más tarde se vio seducido por la literatura de ciencia ficción, desde la más poética y la más científica (como la de Isaac Asimov) hasta la más crítica (sobre todo la de Bryan Aldiss). No obstante, entre sus grandes maestros también se encuentran los sudamericanos Miguel Ángel Asturias, Julio Cortázar y Manuel Mújica Láinez, y los españoles Ramón J. Sender, el primer Luis Landero o Eduardo Mendoza, junto a muchos otros.

Además de la literatura, a David Galloway le apasiona el jazz y el cine, y ambas pasiones dejan su huella en su escritura. Y si el jazz marca su escritura a través del ritmo de sus narraciones además de ser el tema de uno de sus cuentos, la influencia del cine se percibe en la visualidad de sus relatos; de hecho, uno de sus «sueños» es poder llevar sus ficciones al cine.


Trayectoria.

David Galloway (Santa Cruz de Tenerife, 1960) cursa estudios de Geografía e Historia y de guión cinematográfico en la Fundación Universitaria Iberoamericana de Barcelona. Ha publicado: Testigo (1989), que obtuvo el Premio de Novela Corta Canaria en 1985; la novela Agua de arroz y flores (1992); el libro de relatos El perfil de las esquinas (2003) y el relato «Díez grados centígrados» en Cuentos de la Atlántida (Antología del cuento canario actual, Madrid, 2004) del que ofrece una nueva versión en su nueva obra: Los días menos pensados, de Ediciones Idea. Asimismo, un relato suyo fue seleccionado para el volumen Antología Narrativa Canaria Última (1987). También ha publicado relatos en revistas diversas, entre otras, Disenso y La Página. En 1994 participó en el Congreso de Literatura Canaria, celebrado en el Ateneo de La Laguna y en 1999 fue guionista del docudrama Los otros canarios, emitido por TVC.


Noticias Relacionadas
Comentarios