Revista nº 847
ISSN 1885-6039

Ediciones Idea recupera para los lectores canarios tres novelas de Sabas Martín.

Miércoles, 14 de Febrero de 2007
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 144

Ediciones Idea acaba de recuperar para el público canario tres novelas del prestigioso escritor Sabas Martín. Se trata de Los trabajos de Esther -que vio la luz por primera vez en 1999 gracias a Roger Editor (San Sebastián)-; La heredad -que en 2001 inauguró la colección Narrativas de la editorial de poesía El Toro de Barro (Cuenca)-; y La noche enterrada, publicada en 2002 simultáneamente en Madrid (Celeste), en México (Trilce), en Puerto Rico (Callejón), en Buenos Aires (Adriana Hidalgo) y en Santiago de Chile (Cuarto Propio). Las tres obras, que hasta la actualidad no se habían distribuido en el Archipiélago, han sido incluidas en la colección Narrativas de la editorial tinerfeña.



Los trabajos de Esther o El fuego en los espejos ofrece un retrato plural de las formas del deseo, el amor y el sexo, al tiempo que reflexiona sobre la literatura como motor de la pasión que desata el esplendor de la carne. A partir de la historia de una mujer que escribe la historia de un hombre que escribe, en sus páginas se despliega un sugerente juego de espejos y reflejos en donde la realidad y la vida que crea la literatura se complementan íntimamente en una excitante fiesta de los sentidos. Se trata de una novela llena de guiños cómplices y resonancias canarias.

En La heredad, concebida como una composición sinfónica, las voces de los personajes actúan como diferentes y esencializados instrumentos narrativos de un relato que es un concierto coral donde se revelan los múltiples rostros de una misma realidad. Mezclando diferentes planos temporales y diversas formas del lenguaje, los distintos registros de la escritura se reflejan y complementan entre sí, al igual que los añicos de un espejo, para componer una única imagen: la de la soledad y sus sombras. Al mismo tiempo, se recrean temas de la tragedia griega clásica: locura, maldición, incesto, inmersos en un espacio cerrado, agónico, que, como el mítico territorio literario de «Isla Nacaria» fundado por el autor, participa del mito y el símbolo. Novela de la identidad y la memoria, de la desolación y los prodigios de la tierra, del aislamiento existencial, La heredad indaga en los mecanismos de la escritura y en los abismos de la condición humana.

La noche enterrada es una extraordinaria novela de la memoria concebida como una reflexión contemporánea sobre la violencia. A partir de la historia de un profesor que decide apartarse del mundo y recluirse, Sabas Martín construye un sugestivo entramado narrativo en el que confluyen, además de una poderosa historia de soledad, amor y renuncia, la reconstrucción documental de los frustrados atentados contra Franco en Canarias y un supuesto opúsculo de Fray Bartolomé de las Casas sobre el comercio de esclavos negros para los ingenios azucareros de la caña de azúcar en Tenerife en el siglo XVI. El descubrimiento, en nuestro días, de unos cadáveres anónimos, enterrados en el antiguo convento de San Francisco de Icod de los Vinos y en el Instituto Cabrera Pinto de La Laguna, es el hilo secreto y latente que hace que las distintas historias del relato se organicen como las teselas de un mosaico que compone al final una única y deslumbrante imagen. Narrada con una escritura múltiple y versátil, de rostros cambiantes, refleja la percepción fragmentaria y multidireccional que caracteriza el tiempo moderno. Del mismo modo, personajes imaginarios conviven en la trama con personajes reales y reconocibles del presente y del pasado, haciendo que, en ocasiones, sean inciertas las fronteras entre ficción y realidad.


Datos del autor.

Sabas Martín nació en Santa Cruz de Tenerife en 1954. Cultiva con acierto los diferentes géneros literarios. Ha obtenido, entre otros, los premios Julio Tovar y Tomás Morales de poesía, el Alfonso García Ramos de novela, el Ángel Guimerá de teatro y el Caja de Ahorros de Tenerife de cuentos. La interpretación de la realidad de Canarias y la recreación de la huella de su pasado histórico y legendario es una constante fundamental de su obra. Ha sido traducido a diferentes idiomas europeos. Fue Director del Teatro de Cámara del Círculo de Bellas Artes de Tenerife y del Teatro Experimental Universitario de Canarias. Como periodista ha recibido los premios nacionales de periodismo radiofónico Justicia y Paz y Amigos de la Tierra.


Noticias Relacionadas
Comentarios