Revista nº 906
ISSN 1885-6039

Queremos darte las gracias, José Padrón.

Sábado, 15 de Diciembre de 2007
Alumnado del CEIPS Taibique
Publicado en el número 187

Los niños y las niñas de Primaria del colegio de El Pinar envían esta “carta abierta” al que fuera Cronista Oficial e Hijo Predilecto de El Hierro, José Padrón Machín.


Querido José Padrón:


Las alumnas y los alumnos de 4º. De Primaria del CEIPS Taibique hemos estado preguntando en el pueblo sobre tu persona, y nos ha sorprendido descubrir que casi todos los vecinos y vecinas te recuerdan con cariño, y nos han contado anécdotas de tu vida, como cuando estuviste escondido en una cochinera durante la guerra, o las tardes que pasabas sentado en el sabinar contemplando el mar de Las Calmas más allá del Faro de Orchilla.

Desde que nos dejaste, en nuestra isla han pasado muchas cosas, quizás la más importante es que El Pinar, por fin, ya tiene ayuntamiento propio… ya ves, tantos años esperando y al final lo hemos conseguido.

También, desde hace ya algunos años la isla fue declarada Reserva de la Biosfera, y eso supone que lo que nuestros padres y abuelos han sabido conservar con tanto cariño, nosotros podremos enseñárselo a nuestros hijos. Todos los habitantes de la isla estamos trabajando para su cuidado, como hiciste tú y tantos otros, mantenemos limpios los montes y bosques, cuidamos desde la Reserva Marina del mar de Las Calmas que la pesca no se agote, y allí vive desde hace más de 40 años el mero Pancho.

El año pasado hubo unas lluvias muy fuertes que arrastraron muchas cosas por el Barranco de La Vieja, y eso cambió un poco la imagen de nuestro pueblo, pero ya nos conoces, somos piñeros y pronto volveremos a estar como antes.

La isla en general sigue como siempre, se mueve despacio, pero ya vivimos aquí más de diez mil personas, y cuenta con un proyecto para que la energía que consumimos sea renovable, y así mantener un desarrollo respetuoso con la naturaleza.

Como ves, hablamos mucho de respetar la naturaleza, porque lo trabajamos mucho en el colegio, y sobre todo porque no nos imaginamos una isla y un pueblo sin el pinar, la Hoya de El Morcillo, o La Dehesa sin las sabinas.

Queremos darte las gracias por tus escritos y libros, así sabemos quiénes somos, de dónde venimos y podemos construir futuro sin olvidos.


El Pinar, a 12 de diciembre de 2007


Noticias Relacionadas
Comentarios