Revista nº 813
ISSN 1885-6039

Artesanos italianos mostrarán su oficio en Pinolere.

Lunes, 06 de Agosto de 2007
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 169

El alcalde de La Orotava, Isaac Valencia Domínguez, y el gerente de Pinolere, Jesús García, mantuvieron, recientemente, una reunión de trabajo con el Cónsul de Italia en Tenerife, Silvio Pelizzolo, para valorar la participación del Ecomuseo della Civiltà Palustre (Ecomuseo de la civilización palustre), de Villanova di Bagnacavallo (en Ravenna, Italia). En dicho encuentro, que tuvo lugar la sede del Consulado de Italia en la capital tinerfeña, se trabajó en la organización de la vigésima segunda edición de la Feria de Artesanía de Pinolere a celebrar en la Villa entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre, ya que el citado Ecomuseo de la civilización palustre participará en esta tradicional muestra con una importante exposición de sus trabajos y con tres prestigiosos artesanos italianos que mostrarán en ‘vivo’ su oficio.


El alcalde Isaac Valencia valora este encuentro y la receptividad mostrada por el cónsul para colaborar en este proyecto. En esta línea, apunta que cualquier respaldo que reciba la Asociación Cultural Pinolere y todas las iniciativas que impulsa al año en pro de la artesanía, como puede ser la reconocida Feria de Pinolere, “son bien recibidas y necesarias para contribuir a que nuestros tradicionales oficios no sólo no se pierdan, sino que además se recuperen, se fomenten y hagan posible que muchas familias puedan volver a vivir de la artesanía, por lo que a la vez se favorece el desarrollo económico local”. Valencia invitó al cónsul a la Villa para mantener otras reuniones y analizar otros proyectos a desarrollar conjuntamente.


Ecomuseo.

Esta institución artesana es una realidad museística dotada de un proyecto dinámico y con orientación didáctica, que centra su labor en la recuperación de la cultura vinculada a la identidad territorial, y con especial referencia a Villanova y al territorio de la Bassa Romagna... La colección del museo, única en su género, se constituyó en 1985 gracias a las actuaciones de recuperación e investigación llevadas a cabo por la Asociación Cultural de la Civilización de las Especies Palustres. El muestrario se articula en torno al ciclo de producción de las 5 especies palustres (enea o espadaña, junco, cárex, junco espinoso y caña común) utilizadas como materia prima en la realización de objetos, y pone de manifiesto la relación entre el ser humano y el valle. La actividad de la asociación, que además promueve iniciativas formativas y turísticas, se inspira y refleja la filosofía de bio-regionalismo. Por lo que en líneas generales, tiene una similitud y cierta complicidad con el Proyecto Cultural Pinolere.

La iniciativa italiana nace para dar una respuesta a la pérdida de identidad de un pueblo que desde sus orígenes basa su existencia en la utilización de la plantas del valle y de las maderas autóctonas. El Ecomuseo pretende paliar las carencias existentes en cuestiones de recuperación de la cultura material en el interior de la Romaña y destacar aspectos y características culturales infravalorados y abandonados. Por otra parte, se dedica a recoger objetos que pongan de manifiesto la relación entre el ser humano y el mundo del valle, con especial interés en aquellos objetos realizados con técnicas ancestrales y obtenidos a partir de la vegetación silvestre de las zonas de valle de Ravenna, Ferrara y Bolonia. Las características específicas de las tramas y de los trenzados que enriquecen la cestería, los tejidos primitivos de hojas todavía realizados con telares verticales muy rudimentarios, las torsiones y el hilado conseguidos a través de la simple manipulación, y las sencillas esculturas que caracterizan los encastres y objetos de madera autóctona, acreditan la amplia gama de objetos de uso común que forman parte de la producción típica local.

El complicado trabajo de investigación y de recuperación llevado a cabo permite actualmente poder disfrutar de un parque con 2300 objetos originales y reconstruidos, utensilios y documentos que constituyen una colección única en el mundo

El proyecto dinámico del Ecomuseo se materializa en las actividades del Cantiere aperto (Obra abierta), un taller formado por los últimos artesanos que mantienen vivo el conocimiento técnico de las artes manuales específicas de la comunidad de Villanova. Ofrecen voluntariamente y con regularidad su trabajo, bien sea para talleres didácticos de escuelas, bien para talleres relacionados con el turismo. En este sentido, hay que señalar que el turista aparece cada vez más interesado en descubrir los valores del territorio y en buscar la autenticidad de los usos ligados a la economía rural

La última iniciativa del Ecomuseo tuvo lugar en 2006 y consistió en el proyecto del Etnoparque “Villanova delle capanne”. El proyecto del Parque, todavía en fase de montaje, contempla la realización de construcciones rurales con carrizo. Estas construcciones son las famosas cabañas bien conocidas en el pasado como elemento característico del medio rural de la Bassa Romagna. El origen de este proyecto no radica tanto en la extinción de este tipo de construcciones sino en la preocupación por la transmisión del conocimiento técnico por parte de los maestros de la zona de Ravenna, famosos por su habilidad y su sentido estético.


Comentarios

Décima El Gordo / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo