Revista nº 884
ISSN 1885-6039

Mejora de un sendero rodeado de un bosque único de laurisilva que llega al Sur.

Martes, 02 de Mayo de 2006
Redacción BienMeSabe/ Cabildo de La Gomera
Publicado en el número 103

Este tipo de vegetación es exclusivo de las zonas húmedas del Norte, que es de donde parte el camino acondicionado por la Corporación insular.



Una cuadrilla del personal de Medio Ambiente del Cabildo de La Gomera realiza estos días una actuación de mejora y acondicionamiento de un sendero rodeado de un bosque único de laurisilva que llega al sur de la Isla. Así lo informa el presidente de la Corporación insular, Casimiro Curbelo, quien precisa que la iniciativa se concreta en la zona de Tajaqué.

Curbelo recuerda que la laurisilva es casi exclusiva de las zonas húmedas del norte; destaca que la particularidad y el gran atractivo del sendero que se habilita reside en que permite seguir esta vegetación hasta el sur, y explica que “el camino parte del norte de la Isla, pero discurre por cuotas bajas, en las que se desbordan los vientos alisios; se forma el mar de nubes y, en consecuencia, se favorece la extensión de la laurisilva hasta límites del sur, en los que no es habitual”.

El máximo representante de la Corporación insular precisa que la acción potencia una antigua vía de comunicación muy importante, pues era utilizada por los residentes para desplazarse por toda la Isla. Indica, además, que en el mismo entorno se llevará a cabo otra acción insular que permitirá eliminar la vegetación que no se corresponde con el lugar y cubrir los claros que presenta el bosque.

Esta segunda iniciativa se denomina Mejora de la Masa Forestal en el Monte de Los Noruegos, y está incluida en las obras que se ejecutan con los fondos del convenio marco de colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias y el Cabildo. Se trata, en definitiva, de un proyecto para la gestión coordinada de la inversión cofinanciada por la Unión Europea, integrado en el eje de tratamientos servícolas.

“Se desarrolla, por tanto, una actuación completa que enlaza directamente con el modelo de desarrollo sostenible y la conservación de la naturaleza que defendemos en La Gomera, donde podemos presumir de mantener la mejor muestra conocida el bosque de la laurisilva que habitó el Viejo Mundo en periodo terciario”, declara.




Añade que este bosque, que se extendía hace más de 20 millones de años, por una amplia zona de la cuenca del Mediterráneo, ha sufrido muy pocas transformaciones evolutivas con el paso del tiempo, por lo que es una reliquia viviente de los bosques que cubrían gran parte de Europa.

Insiste, además, en que la necesidad de un alto grado de humedad para el desarrollo de las masas forestales de laurisilva condiciona su distribución a las vertientes norte, donde se encuentra el área de mayor influencia de los vientos alisios que dan lugar a la formación del mar de nubes.

La laurisilva es una formación de tipo subtropical predominantemente arbórea, siempre verde, cuya gran masa de hojas coriáceas y brillantes favorece la condensación de las nieblas produciéndose una lluvia local al pie de cada árbol que se conoce como precipitación horizontal. Es precisamente la presencia de esta masa forestal la que motivó la declaración del Parque Nacional de Garajonay, en 1981, y el posterior reconocimiento por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Comentarios