Revista nº 969
ISSN 1885-6039

Publicado el libro El Gofio. Un alimento tradicional canario

Miércoles, 07 de Junio de 2006
Redacción BienMeSabe / CCPC
Publicado en el número 108

Editado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias y el Centro de la Cultura Popular Canaria.



Elaborado por un nutrido grupo de especialistas y coordinado por Arturo Hardisson de la Torre y José María Caballero Mesa

Acaba de ver la luz el libro EL GOFIO. UN ALIMENTO TRADICIONAL CANARIO, un trabajo que da una información detallada acerca de la historia, elaboración, variedades, propiedades, consumición..., de este producto imprescindible en los hogares isleños.

Es una cuidada edición de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias y el Centro de la Cultura Popular Canaria.

La publicación aporta un completo y riguroso estudio de este cereal, que es mucho más que un alimento para los canarios: su historia, usos alimenticios, valor nutritivo, su importancia en una dieta equilibrada y como alimento infantil, la gastronomía del gofio, como seña de identidad de los canarios, el gofio en la poesía y en el periodismo, tecnología e infraestructuras para su producción ...



El gofio fue, en otras épocas, la base de la alimentación de los habitantes de Canarias, tanto de su comunidad primitiva como de la sociedad canaria posterior, convirtiéndose en uno de los elementos centrales de la mesa en torno al que han girado el resto de los alimentos. Hoy en día sigue siendo uno de los alimentos más representativos y arraigados en la cultura y tradición culinaria del Archipiélago.

Este producto alimenticio ha sido un elemento recurrente a lo largo de la historia en las crónicas y en cuantos escritos se han producido en torno a la naturaleza y cultura de las Islas. Casi podría decirse que es un hilo conductor entre el pasado y el presente de nuestro archipiélago. Mientras los hechos históricos y sociales, los fenómenos económicos, las costumbres y el paisaje cambian en el transcurrir del tiempo, las descripciones sobre los hábitos alimentarios y el consumo de gofio aparecen casi inalterables en la literatura histórica y costumbrista.

El gofio, herencia aborigen, base de la auténtica mesa canaria, motivo de coplas y pilar de nuestra historia, costumbres y tradiciones, cuenta con un Consejo de Denominación Específica, única en su clase en la Unión Europea. Es un sabroso, sustancioso y ligero alimento, que ha variado en su composición (hasta siete cereales distintos pueden intervenir en él, desde la cebada, hasta el garbanzo, desde el millo, hasta el trigo, el más idóneo para escaldones y natillas...), alimento que al darle diferentes grados de tostación y prepararlo en las muy diversas fórmulas culinarias que admite, puede servir tanto para biberones, papillas o natillas de niños de meses, como para los sabrosos escaldones de carnes o pescados. Tanto para añadir a tazones de leche hirviendo, como para finos postres (bizcochos, magdalenas, tartaletas...) o para base de helados sustanciosos...

Actualmente el consumo de gofio en Canarias se ha disparado después que afamados nutricionistas y endocrinos han investigado y explicado el por qué de su alto poder nutritivo, sus cualidades saludables y su insuperable idoneidad para una óptima alimentación infantil desde los pocos meses del bebé e insisten en que el empleo del gofio reemplace a las nocivas modas de alimentación importadas.

El gofio fue en otras épocas la base de la alimentación en Canarias, y el alimento central en torno al cual giraban el resto de los productos alimenticios que se consumían, ya fueran vegetales, carne, pescados, mariscos, productos lácteos...

La emigración canaria a América extendió este producto alimenticio por todo el continente y es así que en muchos países americanos se consume en la actualidad, tomando distintos nombres e incorporando algunos elementos locales como cacao y azúcar. El caso europeo, donde goza de gran prestigio, llega a través de los miles de turistas que lo consumen cuando nos visitan y se lo llevan a sus lugares de origen.

Para Pedro Rodríguez Zaragoza, Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias: El gofio ha estado con nosotros en las buenas y en las malas, con las materias primas más sabrosas o moliendo el vegetal que se prestara a ello en las épocas de hambruna (...) Hoy la producción de gofio es una industria moderna y su base son los cereales más nobles, pero tras de sí hay una honda historia que se pone de manifiesto cada vez que un lebrillo de este producto se pone en la mesa de cualquiera de nuestras casas...

Para Gilberto Alemán, autor del prólogo: ...El aroma del gofio caliente continúa saliendo de entre las “muelas” del molino; sigue la blanca harina manando del cambal, y el frangollo y el rolón liman las piedras ásperas, recién picadas.

Esta obra, rigurosa y divulgativa, está ilustrada con fotografías y dibujos a color, y se divide en 10 capítulos: 1. La defensa del gofio desde el periodismo y la poesía es obra de J. Marrerro González, M. Escuela Herrera y M. V. Hernández; 2. Ensayo acerca de las bases socioculturales del consumo de gofio en Canarias lo firma A. García Quesada; 3. Estudio de detalle de la red de molinos de agua de la Villa de La Orotava es obra de J. M. Alonso López, J. R. Rodríguez Benítez, F. de León Castillo, O. Hernández Bonilla, B. López Vázquez, A. Barroso Herrera, A. Dorta González y E. García Reyes; 4. Tecnología aplicada a las empresas productoras de gofio canario es de J. M. Caballero Mesa, A. García Quesada, V. L. Gutiérrez Afonso, J. P. Hernández González, A. Hardisson de la Torre y V. Bonales Gutiérrez; 5. El gofio, alimento seguro es obra de O. Cerpa Cervera, R. Millán de Larriva y E. Sanjuán Velázquez; 6. El perfil sensorial del gofio canario está firmado por V. L. Gutiérrez Afonso, J. M. Caballero Mesa y A. Hardisson de la Torre; 7. El gofio y su valor nutritivo es de C. Rubio Armendáriz, S. Alonso Marrero, J. M. Caballero Mesa y A. Hardisson de la Torre; 8. El gofio en la alimentación infantil es obra de P. Fuster Jorge, E. Doménech Martínez, A. Zurita Molina y M. R. Montes de Oca Afonso; 9. La prevención de la enfermedad cardiovascular, la dieta saludable y el gofio es de A. Álvarez Calero; 10. Gofio y gastronomía es obra de R. Quintero Montesdeoca y E. Ruiz Cano.

Sin duda, esta obra está destinada a ser un referente obligado en todos los hogares de Canarias
Noticias Relacionadas
Comentarios