Revista nº 969
ISSN 1885-6039

Entrega de Premio San Borondón 2006

Jueves, 08 de Junio de 2006
Redacción BienMeSabe/ CCPC
Publicado en el número 108

Los otorga el Centro de la Cultura Popular Canaria y este año han recaído en Radio Guiniguada, Fernando Sagaseta (a título póstumo), Antonio Morales, Carlos Pinto Grote, Asamblea por Tenerife y Luis Rodríguez Figueroa.



El Centro de la Cultura Popular Canaria rinde homenaje a Fernando Sagaseta, a Radio Guiniguada y a Antonio Morales, mañana viernes día 9 de junio, y a Carlos Pinto Grote, Asamblea por Tenerife y Luis Rodríguez Figueroa, el sábado, con la entrega de los Premios San Borondón-2006 .

En la capital grancanaria será en el transcurso de una Cena que comenzará a las 21:00 horas, en el Restaurante Piscinas Julio Navarro de la capital grancanaria, donde ofrecerá un recital el célebre grupo Non Trubada. Por su parte, en Tenerife será en la Sala Castillo de Tegueste.

Los Premios San Borondón sustituyen a las Espirales-CCPC con las que el Centro de la Cultura ha venido destacando a diferentes colectivos y personas de la vida cultural y social de Canarias. De esta forma los actuales Premios son otorgados por San Borondón Voz del Pueblo y el CCPC.

Entre otros, han sido distinguidos por el CCPC: los poetas Agustín Millares Sall, Félix Duarte, Félix Casanova de Ayala, Pedro Lezcano, Francisco Tarajano, a la escritora Flora Lilia Barrera Álamo, a los investigadores Juan Álvarez Delgado, María Rosa Alonso y Francisco Navarro Artiles; al artista Francisco Borges Salas; al historiador José Peraza de Ayala; al folclorista Elfidio Alonso Quintero (Tenerife), Gregorio Padrón (El Hierro), Esteban Ramírez de León (Fuerteventura), Felipe Santiago Fernández del Castillo (La Palma), Juan Brito (Lanzarote), Lucas Mesa Cabello (La Gomera), Dacio Ferrera (Tenerife); al animador sociocultural Juan José García Rodríguez; al periodista deportivo José Manuel Pitti; al maestro del juego del palo canario Elisio Díaz “El Verga”; a los alfareros Francisco Rodríguez Santana “Panchito” (de La Atalaya), doña Guadalupe (Chipude), doña Julianita (Gran Canaria) y doña Dorotea (La Victoria de Acentejo), a los Ayuntamientos de Santa Lucía y Agüimes, a la Asociación de Vecinos de San Bartolomé de Geneto...
......................

Fernando Sagaseta.

Fernando Sagaseta nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1927 y falleció en su ciudad en 1993.

Realizó la carrera de Derecho en la Universidad de La Laguna y desde los años 50 ya comenzó a vincularse activamente en diversos colectivos antifranquistas, así como en causas tales como la defensa de Juan García El Corredera, que acabó ejecutado a garrote vil en 1959.

Junto con otras personas del entorno del Partido Comunista de España y la denominada Iglesia Cubana (grupo de carácter anticlerical) constituyó y fue Coordinador del Movimiento Canarias Libre. En 1962, a raíz de unas pintadas en el Estadio Insular de Las Palmas, todo el grupo es detenido y Fernando Sagaseta es encarcelado en el Penal de Burgos. Allí se une a personas vinculadas al Partido Comunista de España-PCE, organización en la que se integra en 1963, alejándose de su inicial posicionamiento independentista. No es hasta 1965 cuando sale de prisión. Entonces abre un despacho de abogados junto a Carlos Suárez y Augusto Hidalgo. Desde allí se impulsarán no pocas luchas y movilizaciones sociales. Este compromiso político hace que se le suspenda del ejercicio de la abogacía.

En 1971 es expulsado del PCE, por discrepancias con el posicionamiento eurocomunista de Santiago Carrillo y la línea organizativa en Canarias del entonces dirigente comunista José Carlos Mauricio. Sagaseta comienza entonces a organizar el Movimiento de Células Base por la Reconstrucción del PCE. En 1977 las Células Comunistas se coaligarán con otras organizaciones para formar primero Pueblo Canario Unido y luego, Unión del Pueblo Canario, organización por la que será elegido diputado en las elecciones generales de 1979.

Tras la disolución de Unión del Pueblo Canario, en 1984, las Células Comunistas entran a formar parte del Partido Comunista de los Pueblos de España, y Fernando Sagaseta forma parte de su Comité Central y de su Comité Ejecutivo. Pero en 1989 abandona el citado partido y en 1992 ingresa en Izquierda Unida.


Radio Guiniguada.

Radio Guiniguada nació hace veintiún años con el fin de contribuir a la transformación democrática de la sociedad, apoyándose entre otros, en los siguientes valores: la reivindicación de los derechos de la clase trabajadora; la defensa de la libertad de expresión, el animilitarismo, la defensa del medio ambiente, la igualdad de sexos, contra la discriminación de género; el respeto a la libertad de opción sexual, el antirracismo, la redistribución de la riqueza, el pleno empleo digno, el ejercicio social pleno de la democracia, la defensa de las minorías marginadas o excluidas socialmente, la defensa de la autodeterminación de todos los pueblos...

Radio Guiniguada se caracteriza por tener un carácter no comercial, por tener un funcionamiento democrático, ser independiente y participativa, por llevar la comunicación al marco de lo cotidiano, por servir de instrumento para la defensa de la identidad del pueblo canario dentro de un contexto de solidaridad con otros pueblos y de las diversas culturas del mundo, por defender la libertad de expresión y la emisión sin censura previa. Emite por frecuencia modulada 105.9 y posee una página web, así como un periódico digital.

Carlos Pinto Grote

CARLOS PINTO GROTE nace en La Laguna (Tenerife) el 10 de octubre de 1923. Realizó los estudios de bachillerato en los Institutos de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife. Obtuvo el título de Maestro Nacional en La Laguna y se licenció posteriormente en Medicina en la Universidad de Cádiz, especializándose en Psiquiatría. Miembro Fundador y Miembro Distinguido de la Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación. Académico Numerario de la Real Academia de Medicina de Canarias, Académico Corres­pondiente de la Real Academia Nacional de Medicina y Académico Correspondiente de la Real Academia de Ciencias Médicas de Barcelona.

Publica sus primeros poemas en la revista Mensaje dirigida por su padre, el poeta Pedro Pinto de la Rosa. Desde los años cincuenta hasta la actualidad, ha publicado en numerosos periódicos de Canarias unos trescientos artículos literarios abarcando temas tan diversos como Literatura, Pintura, Filosofía, así como escritos relacionados con las Bellas Artes y la Cultura.

Su obra poética publicada es la siguiente: Las tardes o el deseo, Las Palmas de Gran Canaria, 1954; Las preguntas al silencio, Santa Cruz de Tenerife, 1956; Elegía para un hombre muerto en un campo de concentración, Santa Cruz de Tenerife, 1956; El llanto alegre, Santa Cruz de Tenerife, 1957; Muda compasión del tiempo, Las Palmas de Gran Canaria, 1963; Siempre ha pasado algo, Tenerife, 1964; Como un grano de trigo, Barcelona, 1965; En este gran vacío, Madrid, 1967; Sin alba ni crepúsculo, Barcelona, 1967; Oneirón, Barcelona, 1973; Unas cosas y otras, Las Palmas de Gran Canaria, 1974; Sólo el azul, Madrid, 1977; Los habitantes del jardín, Las Palmas de Gran Canaria, 1978; Estío, Las Palmas de Gran Canaria, 1981; Tratado del mal, Santa Cruz de Tenerife, 1981; De los días perdidos, Santa Cruz de Tenerife, 1982; Poemas a un cultivador de opio, Santa Cruz de Tenerife, 1983; Cantatas, La Laguna, 1984; La trampa de la noche, Santa Cruz de Tenerife, 1989; El destino de la melancolía, Santa Cruz de Tenerife, 1997; Tienda de antigüedades, Lanzarote, 1997; Días sin ti, Santa Cruz de Tenerife, 1997; Cantos para una desolación, Santa Cruz de Tenerife, 1998 y Aprendizaje del silencio, Santa Cruz de Tenerife, 2003.

En prosa ha publicado: Las horas del Hospital (cuentos), Santa Cruz de Tenerife, 1956; Cuatro cuentos extraños, Santa Cruz de Tenerife, 1956; Las horas del hospital y otros cuentos, Madrid, 1966; Un poco de humo y otros relatos, Santa Cruz de Tenerife, 1984, Objetos de desván y trajes de pasamanería (cuentos), Santa Cruz de Tenerife, 1986, Juan Ismael. Ocultaciones (biografía), Madrid, 1992 y Los papeles de Abilio Santos (novela), Santa Cruz de Tenerife, 1998.

Por su amplia trayectoria literaria ha sido galardonado con numerosos e importantísimos premios, destacando el Premio Canarias de Literatura, 1991; los premios de Poesía San Benito Abad, Pedro García Cabrera, Ciudad de La Laguna y Antonio de Viana; y los premios de cuentos Colegio de Médicos de Santa Cruz de Tenerife y Ciudad de Santa Cruz de Tenerife.

Obra inédita: Heriticon, Poesía; Cuaderno de desconocidos, Poesía; Miniaturas, Poesía; Meditaciones y escrituras, Ensayos breves; Los hombres se van, Novela; El recital de Pedro Gonzaga, Novela; Crónica personal, Memorias (tomos I-III).

En fase de preparación y escritura: La versión de Swann, Novela y Crónica personal, Memorias (tomo IV).

Luis Rodríguez Figueroa

Luis Rodríguez Figueroa definió desde muy joven su ideología republicana. El extraordinario prestigio que alcanzó por su defensa de la causa de los débiles, campesinos y obreros, posibilitó su entrada en la gestión política.

Rodríguez Figueroa defendió el ideal de un sistema social que permitiera llevar a sus órganos de gobierno a los individuos en función de sus capacidades técnicas y humanas. Un modelo que debía satisfacer las demandas de justicia social y que supusiera la soberanía del poder civil, en un auténtico marco de acción democrática. Su incansable actividad social y política fue paralela a una prolífica e intensa producción literaria: poesía, narrativa, escritos políticos, mitológicos, legales… Con frecuencia empleaba el seudónimo Guillón Barrús, cuya rúbrica se hizo popular en sus valientes artículos sobre política y crítica literaria y social, y que alternó con su propio nombre. La novela El Cacique, publicada en 1901, es un documento que ha sorprendido tanto a los analistas literarios como a los historiadores, por el gran valor histórico informativo que contiene.

Luis Rodríguez de la Sierra Figueroa nació en Puerto de la Cruz, Tenerife, en noviembre de 1875. La acomodada situación económica de su familia –clase media típica de la ciudad portuaria– permitió a sus padres, Luis Francisco Rodríguez de la Sierra y Emilia Figueroa Morales, enviarlo a estudiar la carrera de Derecho a Granada. Al finalizar sus estudios, hacia 1896, regresó a su localidad natal, donde continuó perfilando su faceta literaria y política. No obstante, Rodríguez Figueroa, inquieto y capacitado para buscar experiencias foráneas de vida, permaneció durante bastante tiempo en distintas ciudades del continente europeo, donde sus vivencias marcaron también una reflexión lúcida que influye de manera decisiva en su posterior actividad social y política.

Asamblea por Tenerife

Asamblea por Tenerife es un movimiento democrático asambleario, abierto, constituido hace tres años con el fin de aglutinar los esfuerzos de múltiples colectivos sociales de Tenerife, que defiende los intereses de la mayoría de la población, trabaja por la sostenibilidad del Archipiélago, denuncia la desigualdad cada vez mayor que se viene produciendo en las islas, los atentados contra la dignidad de las personas y contra nuestro medio ambiente. Asamblea por Tenerife aglutina a la Coordinadora de Pueblos y Barrios, así como a numerosas organizaciones vecinales, ecologistas, sindicales, culturales, también a muchas personas a título particular...

Son varias miles de personas las que forman parte de este movimiento, que se organiza en torno a distintas Comisiones de Trabajo: Coordinadora, Acciones, Imagen y Comunicación, Sostenibilidad, Derechos Sociales, Democracia, Legal e Informática y cuyo Plenario se celebra una vez al mes.

Asamblea por Tenerife está por el progreso económico y social mediante un modelo de desarrollo justo, respetuoso con el medio, que implique la protección de nuestros recursos: del suelo, el agua, el paisaje y la defensa de nuestra cultura. Aboga por las energías limpias y los recursos renovables, por la mejora del bienestar y la calidad de vida, con mayores inversiones en sanidad, educación, comunicaciones, empleo y vivienda. Contra la desinformación, apuesta por la democracia participativa.

Comentarios