Revista nº 843
ISSN 1885-6039

Artículos de la sección Mundo Rural del Boletín Informativo Desarrollo Rural

Lunes, 17 de Julio de 2006
Desarrollo Rural, 87, Cabildo de Tenerife, Junio de 2005.
Publicado en el número 114

Este mes contiene dos artículos, dedicados por un lado a valorar la necesidad de los cuartos de aperos y, por otro lado, a presentar el libro Cocinando con mieles de Tenerife




Los cuartos de aperos ¿una verdadera necesidad?
Desde hace aproximadamente 10 años aquellas personas que en su tiempo libre cultivan un pequeño trozo de terreno tienen una nueva necesidad: tener un cuarto de aperos. Con este nombre algunos llaman a un pequeño cuarto o cueva que suelen colocar en la esquina más improductiva del terreno y que les sirve para guardar los aperos, el motocultor y en ocasiones la cosecha, esta última por periodos de tiempo cortos.

Otras personas suelen llamar cuarto de apero a un cuarto de tenderetes o una vivienda de fin de semana que colocan en su huerta, sin importarles mucho el donde y a la que poco a poco van adosando distintas habitaciones: la cocina, el baño, el cuarto, el patio con atezado de cemento para no embarrarse y otras comodidades propias de una vivienda de ciudad. Esta nueva costumbre de querer tener un trozo de terreno propio donde plantar un "cuarto" para los tenderetes amenaza con acabar con nuestro escaso suelo fértil: la tierra para cultivar que con tanto respeto trataban la mayoría de los habitantes de esta isla no hace más de veinte años, y con destruir esos hermosos paisajes de tierras de cultivo recién aradas.

Se puede entender la necesidad de construir un pequeño cuarto donde dejar las herramientas, donde almacenar los abonos y donde protegerse de la lluvia que nos puede coger desprevenidos, en aquellos casos en los que las huerta o la finca esté muy lejos de nuestro domicilio habitual.

En estos casos disponer de un pequeño cuarto de 6 ó 7 metros cuadrados puede ser necesario, aunque la gente mayor solía guardar las herramientas en escondrijos en las paredes o entre piedras.

En el caso que el cuarto de aperos nos sea indispensable debemos tener presente que:
- La autorización para su construcción se solicitará en la Oficina de Urbanismo del Ayuntamiento donde esté situado el terreno.
- Tendremos que solicitar la CALIFICACIÓN TERRITORIAL.
- Elegir para construirlo el lugar más improductivo del terreno y donde sea menos visible.-
- Hacerlo del tamaño más pequeño posible, sólo es para guardar herramientas.
- Aprovechar como laterales algunas de las paredes que ya existen en la huerta revistiéndolas por dentro si es necesario.
- Terminarlo completamente por fuera, para que no tenga aspecto ruinoso. Si fuera posible revistiéndolo de piedra del lugar.

Y ser muy cuidadoso al hacer la obra de no tirar cemento amasado u otros restos de construcción en los alrededores. Nuestros descendientes heredaran un lugar mejor si nosotros somos conscientes y cuidadosos ahora.
El libro "Cocinando con mieles de Tenerife" se incluye en una de las guías gastronómicas más prestigiosas
El libro "Cocinando con Mieles de Tenerife " , editado por el Cabildo de Tenerife, ha sido incluido en el catálogo comercial de la Librería Gastronómica, una de las guías gastronómicas más prestigiosas del mundo, trata de dar a conocer las amplias posibilidades gastronómicas de las mieles de Tenerife. La publicación, realizada por la Casa de la Miel, ha contado con la destacada colaboración de importantes restauradores de la Isla. Las más de cincuenta recetas incluidas en el libro cuentan con la miel como uno de sus principales ingredientes. El recetario ofrece una descripción de cada una de las mieles que se producen en la Isla, con una ficha técnica que incluye recomendaciones de uso. Esta publicación se podrá adquirir en la librería de El Cabildo de Tenerife. C/ General Mola, 4. SIC de Tenerife. Tfno: 922 151 650.


Puedes descargar el último número de la revista 'Desarrollo Rural' haciendo click aquí.

Comentarios