Revista nº 969
ISSN 1885-6039

El Circuito Insular de Teatro y Danza programa un espectáculo teatral de la compañía Cascapúa El Sauzal.

Viernes, 10 de Febrero de 2006
Redacción BienMeSabe/ Cabildo de Tenerife
Publicado en el número 91

Las funciones tendrán lugar hoy viernes 10, y el sábado día 11.



El Circuito Insular de Teatro y Danza que promueve el Cabildo de Tenerife a través de la empresa pública Ideco, ofrece esta semana dos funciones de La cantante calva, el nuevo montaje de la compañía Cascapuá. Las representaciones tendrán lugar hoy viernes 10, y el sábado día 11, a partir de las 21,00 horas, en el Auditorio de El Sauzal. La compañía Cascapuá, formada por profesores de la red de Escuelas de Teatro de Tenerife, acaba de estrenar La cantante calva, pieza clave del teatro del absurdo, bajo la dirección del italiano Enzo Scala.

La cantante calva es la obra más conocida del dramaturgo Eugène Ionesco. Se trata de una sátira sobre la incomunicación verbal y la soledad de los hombres en el mundo actual, que esta compañía presenta con un montaje innovador, elegante y de calidad. Ionesco escribió esta pieza a partir de un curso de inglés y los diálogos banales que se emplean en los métodos de aprendizaje de este idioma. De ahí el nombre de los personajes y el contexto en el que se desarrolla la obra, en la que el lenguaje juega un papel protagonista.

Esta obra refleja el estatus y la cotidianidad del matrimonio Smith, típico matrimonio burgués inglés que vive en los alrededores de Londres. En su hábitat deambula y trabaja Mary, sirvienta del matrimonio que está obsesionada con el personaje de Sherlock Holmes. Los Smith discuten sobre la muerte de su amigo Bobby Watson y de la mujer de éste, cuando ven interrumpida su agradable conversación por la visita de la señora y el señor Martin, quienes sufren un repentino ataque de amnesia. Un bombero que llega de improviso lleva la situación a un caos verbal, en el que Ionesco muestra cómo se puede hacer uso de la palabra para no decir nada.

La propuesta que realiza la compañía tinerfeña de esta pieza, que está después de casi 50 años, todavía en cartelera del Teatro La Huchette de París, gira sobre un reloj. Este objeto que marca el paso del tiempo determina el aspecto robotizado de los personajes, que son como marionetas de la vida cotidiana y aparecen caracterizados y maquillados como éstas. La escenografía se ha inspirado en La Persistencia de la Memoria, una de las versiones del famoso cuadro de Dalí. El blanco y el negro, con algunos destellos en rojo, son los colores que lucirá el escenario y también los actores, que vestirán diseños creados por Paco Rivas, conocido también por su faceta de diseñador gráfico en Barcelona.

Cascapuá es la primera compañía fundada por licenciados de la Escuela de Actores de Canarias en 2001. Mar Moya, Fran Gómez y Fran Pedrianes son los miembros de esta empresa que se dio a conocer con el espectáculo Pequeños desórdenes, basado en textos de José Sanchís Sinisterra. El reparto de La cantante calva ”está integrado por los tres fundadores de la compañía y los actores Carlos Brito, Ana Reig y Antonia Jaster, que interpretan unos personajes fríos, que han perdido la cualidad humana de la comunicación verbal y gestual.

Comentarios