Revista nº 843
ISSN 1885-6039

Parranda El Enyesque, El Mariachis y distintos solistas componen el programa del próximo domingo.

Viernes, 27 de Enero de 2006
Alfredo Ayala
Publicado en el número 89



Hace algún tiempo, el prestigioso grupo palmero Todote irrumpió en el panorama musical con el tema "Ven Al baile". Ahora en La Bodega de Julián la parranda El Enyesque, que dirige acertadamente Suso Santana, nos lo recuerda como anuncio para abrir el programa. Esta parranda cuenta con gente de gran valía: Ayose, el incumbustible Ñito Betancor, la solista Mari Carmen Segura, el propio Suso Santana, etc. Interpretarán folías, malagueñas, isas y polkas.

Durante el desarrollo de La Bodega también acompañarán a solistas de la talla de Mela, Celeste, Belén, Goretti, Loly Rivero y el jovencito y prometedor Jesús.

Por otro lado, El Mariachis tuvo una lucida intervención con temas de hoy y de siempre: "Cielito Lindo", "Potpurri Huaztecas" y "Caballo prieto azabache".

En este programa, grabado en Valsequillo, concretamente en el barrio de San Roque, actuaron distintos cuerpos de baile, que es una de las preocupaciones del programa ya que su director considera que los auténticos sacrificados del folclore son las danzas que se pasan jornadas enteras de ensayo y no aparecen en ningún programa de televisión.

Para el próximo domingo, y como programa especial, ofreceremos una Bodega distinta con una selección de grupos.

Comentarios
Viernes, 27 de Enero de 2006 a las 14:40 pm - Santiago Celso Darias Martín

#01 Me es gratisimo leer en este artículo de D. Alfredo Ayala la preocupación que sienten tanto el programa como el director del programa La Bodega de Julián por los cuerpos de baile de los grupos folklóricos de nuestra tierra.

Ojala que a partir de ahora la bodega tenga con ellos el mismo tratamiento de camaradería y preocupación que ha demostrado siempre para con las parrandas y con los solistas y les destine no solo un lugar amplio y comodo para bailar sino que también se preocupen por mostrar las danzas en su totalidad y no dejarlas evolucionar mientras se observa en pantalla a alguien del publico aplaudiendo o una mano tocando una púa.

Ya sería un verdadero gozo que los cuerpos de baile que evolucionen fueran los propios de los grupos que están tocando.

Muchas gracias por la preocupación y ojalá la experiencia sea positiva tanto para el programa en si mismo, como para el folklore en general.