Revista nº 858
ISSN 1885-6039

Isaac de Vega y Rafael Arozarena presentan sus Obras Completas en la III Feria de la Edición de Canarias.

Viernes, 15 de Diciembre de 2006
Redacción BienMeSabe/ Ediciones Idea
Publicado en el número 135

Bajo la dirección del escritor, crítico y profesor universitario Juan José Delgado, Ediciones Idea ha reunido las Obras Completas de dos de los Premios Canarias de Literatura, los fetasianos Isaac de Vega y Rafael Arozarena, en cinco y cuatro tomos respectivamente. Los nueve volúmenes se presentan el próximo domingo 17, a las 17:30 horas, en el marco de la III Feria de la Edición y el IV Encuentro de Editores de Canarias, que se celebra entre el 14 y el 17 de diciembre en la calle de La Noria de Santa Cruz de Tenerife de Tenerife. En el acto intervendrán, junto a los autores, el responsable de las dos colecciones, Juan José Delgado y el director de la editorial canaria Enrique Jiménez.



Las Obras Completas de Isaac de Vega abarcan cinco volúmenes: el primero reúne sus novelas Fetasa, Antes de amanecer y Parhelios; el segundo contiene Pulsatila, Tassili, Carpanel y El cafetín; en el tercero aparecen sus tres primeros libros de narraciones cortas: Cuatro relatos, Siemprevivas y Conjuro en Ijuana; el cuarto está conformado por los libros Viento, Cuando tenemos que huir y otras historias y Gehena y otras historias; por último, el quinto tomo es un compendio de sus artículos, y discursos. Mientras tanto, las Obras Completas de Rafael Arozarena se componen de cuatro tomos: el primero incluye sus dos novelas más notables, Mararía (finalista del Premio Nadal de 1971) y Cerveza de grano rojo; el segundo sus cuentos y sus novelas cortas La garza y la violeta y Fantasmas y tulipanes; el tercero su poesía y el cuarto sus artículos periodísticos.

El mundo narrativo de Isaac de Vega (Granadilla, Tenerife, 1920) orienta su ruta desde un existencialismo incompatible con el modelo realista en boga en las décadas de 1940 y 1950. Se trata de uno de los fenómenos más ricos, atractivos y originales de la literatura canaria contemporánea. Su primera novela, Fetasa, que bautizó al grupo de escritores fetasianos, causó estupefacción entre los lectores y críticos de los años cincuenta, y no fue recuperada y valorada hasta mucho después. Isaac de Vega explora alegóricamente los límites de la condición humana, su fracasada relación con un mundo incomprensible, las farsas de su frágil identidad, su solitario vacío. Pablo Kintana lo definió como «el más mago y el más viejo, el más modesto en edición y en el gesto, el solitario menos alegantín y también el bentejuino que dio el gran salto de Fetasa, que lo puso, sin perder la humanidad personal ni la clarividencia orgullosa de los buenos escritores, por delante de todos».

Montaje visual con las fotos de los novelistas fetasianos canarios Rafael Arozarena e Isaac de Vega.

La obra de Rafael Arozarena Doblado (Santa Cruz de Tenerife, 1923) está considerada como una de las contribuciones más interesantes a la literatura canaria de la segunda mitad del siglo XX. En su obra total se percibe una evolución constante motivada por una exigencia sin reservas. De ahí que no sorprenda que sus dos novelas más notables manifiesten sensibles diferencias en los respectivos temas tratados, ámbitos humanos y modalidades expresivas. Así, Mararía, estructura una historia narrada con lenguaje claro y que llega inmediato al entendimiento del lector, y Cerveza de grano rojo se orienta hacia un esteticismo riguroso en el que el autor demanda a los lectores una atención más pronunciada sobre sus páginas. En cuanto a su poesía, con Alto crecen los cardos y Aprisa cantan los gallos clausuran un ciclo y un estilo de concepción muy distintos a los que emprende a partir de la década del setenta con la publicación de El ómnibus pintado con cerezas, pues éste y los sucesivos poemarios manifestarán una modalidad expresiva más hermética.

Tanto Isaac de Vega como Rafael Arozarena formaron parte del grupo de escritores conocido como los Fetasianos, junto a Antonio Bermejo y José Antonio Padrón, todos ellos vagamente unidos por una actitud espiritual hacia el hecho literario, la dura realidad social del franquismo y la ontología de la isla. En una historia literaria silenciada e incluso negada desde Cairasco, el grupo afirma ese ser diferenciado de la literatura canaria respecto a lo que se les presenta como propio, la dominante literatura española. A riesgo de olvidar los periodos anteriores de nuestra literatura, los Fetasianos en un ambiente de represión cultural, y en todos los ámbitos, se rebelan a la oficial y homogenizadora literatura española, siendo precursores de un estilo literario nuevo, propio.


Para más información: www.edicionesidea.com


Noticias Relacionadas
Comentarios

XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo / Plaza Patricio Calero