Revista nº 855
ISSN 1885-6039

La caladora Armenia Hernández recibirá el III Premio de Artesanía y Patrimonio Villa de La Orotava.

Sábado, 12 de Agosto de 2006
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 117

Armenia Hernádez García, una orotavense vecina del barrio de La Perdoma, y caladora de oficio, recibe este año el premio de ‘Artesanía y Patrimonio Villa de La Orotava’, que se otorga por tercer año consecutivo. Este reconocimiento lo aprobó, la pasada semana, la Comisión Informativa de Educación y Cultura, por acuerdo unánime de todos los grupos políticos de la corporación municipal, y tras valorar la propuesta elevada por la Asociación Cultural Pinolere.



Un año más este galardón se entregará durante el acto de inauguración de la Feria de Artesanía de Pinolere, que en esta ocasión tendrá lugar el próximo 1 de septiembre, a las 12:00 horas. En esta ocasión la popular muestra versa sobre el bordado y el calado en Canarias, por lo que se ha considerado oportuno rendir homenaje a una de las mujeres del municipio que aún dedican parte de su tiempo a este arte tradicional.

Armenia Hernández, de 66 años, aunque tuvo que iniciarse desde muy joven en este arduo trabajo, al igual que sus hermanas y siguiendo los pasos de su madre y su abuela para poder salir adelante en una época de evidentes necesidades y carencias, ahora valora este oficio y lo practica casi a diario con mucha pasión y vehemencia. Sin embargo, teme por la desaparición de este arte y aboga por transmitirlo a las nuevas generaciones. En este sentido, desvela que le gustaría colaborar enseñando ella misma a un grupo de niñas que se quieran iniciar en esta materia. Aunque reconoce que también las administraciones públicas deberían implicarse para fomentar la difusión del calado y bordado canario. Actualmente, una de sus hermanas imparte cursos de calado en la isla vecina de Gran Canaria.

A pesar de que su abuela practicaba más el calado ‘basto’, Doña Armenia Hernández se decanta por el ‘fino’, por sus filigranas y su grado de dificultad. La caladora lamenta también que en la actualidad no esté muy valorado este trabajo, así como la dura competencia que ha introducido el calado foráneo al utilizar telas más baratas, dañando, lógicamente, al tradicional canario. No obstante, aún quedan personas que admiran este arte, y las que todavía solicitan encargos, especialmente de manteles y para adornar la indumentaria del los trajes típicos.




Premio de Artesanía y Patrimonio.

El edil delegado del área de Educación y Cultura en el Consistorio villero, Francisco Linares, resalta que el objetivo de este premio es homenajear la labor desempeñada por las personas, instituciones o colectivos del municipio que trabajan en pro de la artesanía, los oficios tradicionales y el patrimonio local. Así, los anteriores reconocimientos -recordó- recayeron, respectivamente, en la Hermandad de Labradores, y en los hermanos cesteros, Modesto y Donato González.

Linares apunta que el colectivo o personas que reciban este premio serán también protagonistas durante la celebración de la Feria de Pinolere, “ya sea, a través de una exposición monográfica sobre su labor o mostrando directamente su trabajo de cara al público”.

Desde la institución local “abogamos por proteger, impulsar y defender nuestras tradiciones y oficios artesanales, y sobre todo ahora que se ven en peligro, incluso, de desaparecer por el avance de las nuevas tecnologías”, asevera. Este premio, al igual que los anteriores, son reconocimientos a personas que aún mantienen vivas nuestras tradiciones y costumbres, “y ello es digno de valorar”, apostilló.

Comentarios