Revista nº 906
ISSN 1885-6039

Rodríguez Padrón se atreve con una desprejuiciada revisión de la poesía de cuatro autores malditos de los cuarenta.

Lunes, 17 de Octubre de 2005
Redacción BienMeSabe/ Cabildo de Gran Canaria
Publicado en el número 75

El repetido intento de adecuar el desarrollo de la poesía canaria al compás marcado por la peninsular ha generado una confusión instaurada en antologías sesgadas, a juicio del crítico.



El Cabildo de Gran Canaria, a través del Departamento de Ediciones de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico que preside Pedro Luis Rosales, acaba de publicar el volumen Liverpool y otras cosas. Sobre poetas canarios hacia 1940, una reflexión desprejuiciada del crítico Jorge Rodríguez Padrón, sobre la aportación literaria de varios escritores “que han permanecido entre cajas, cuya obra se ha considerado fuera de las coordenadas del tiempo, y a los que se ha confinado en esa cuarentena injusta dadas las urgencias reduccionistas con las que se han hecho los sucesivos recuentos históricos y las antologías, más o menos canónicas de la poesía escrita en canarias a lo largo de los últimos sesenta años”.


El volumen de más de 300 páginas escrito por Rodríguez Padrón y editado en la colección “Nueva Biblioteca Canaria”, que dirige el poeta Eugenio Padorno, contiene un anexo fotográfico de los autores referenciados que, según el autor, “se manifestaron en medio de la asfixia insular o el tedio de una sociedad en blanco y negro de sacristía, y ante la indiferencia y el desprecio, a partes iguales, que les dedicaban los ocupantes de aquel centro de irradiación solar que vino a concretarse en 1947, con la edición de Antología cercada.


Juan León, Juan Mederos, Antidio Cabal, Diego Navarro o José Luis Gallardo son los escritores grancanarios rescatados en este estudio, que parte de una reflexión sobre Liverpool, el tercer libro iniciático publicado por José María Millares en 1949 en la colección Planas de Poesía que, según Padrón, necesitaba “de una lectura que le devolviera su lugar y su sentido en la poesía escrita en las islas, y en la española durante los años cuarenta”.


Para Jorge Rodríguez Padrón la lectura de dichos poetas no se ha realizado hasta ahora “con la distancia crítica suficiente como para dejar sentado aquello por lo cual son imprescindibles en el proceso seguido por la poesía escrita en Canarias de entonces a hoy”. El autor del volumen se acerca al tiempo y a la obra de los poetas, sin falsos pudores y desmantelando criterios maniqueos y sesgados. “Considero que la confusión deriva de un intento -una vez y otra repetido- de adecuar el desarrollo de la poesía canaria al compás marcado por la poesía peninsular, sin que se hayan valorado adecuadamente las propuestas de estos poetas para comodidad de historiadores, antólogos, profesores, de todos aquellos que se contentan con repetir de oficio lo ya sabido, sin atreverse a leer como se debe”, señala Padrón.


La obra de estos poetas “se ha considerado fuera de las coordenadas del tiempo o -lo que es peor- se ha invalidado porque la militancia del escritor no se ha tenido por todo lo políticamente correcta que debiera ser”, advierte el autor del libro editado por el Cabildo de Gran Canaria. Los cuatro capítulos en los que se divide el libro Liverpool y otras cosas son “Primera escala: Liverpool”, “Antidio Cabal, el ausente”, “Un poeta isla: Juan Mederos” y “¿Pero existió alguna vez Diego Navarro?”.


Jorge Rodríguez Padrón, que desde 1984 fija su residencia en Madrid, es el autor del Diccionario de la Literatura en Canarias. Dedicado a la crítica literaria, a prestado especial atención a los problemas de la literatura insular y de la literatura hispanoamericana. Colabora habitualmente con distintas revistas y suplementos literarios de las islas, de la península e Hispanoamérica. Ha publicado, entre otros, Una aproximación a la nueva narrativa en Canarias, Una lectura de Juan Benet o Antología de poesía hispanoamericana.

Comentarios