Revista nº 843
ISSN 1885-6039

Miguel Afonso ofrece hoy un concierto en Bélgica.

Miércoles, 12 de Octubre de 2005
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 74

Hoy, día 12 de octubre, el acordeonista canario Miguel Afonso ofrece un concierto en el céntrico Parque del Cincuentenario de Bruselas.



Miguel Afonso participa en la tercera edición de los OPEN DAYS que se celebra del 10 al 13 de octubre de 2005. Este evento esta organizado por la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea y por el Comité de las Regiones, en colaboración con 105 regiones y ciudades de 26 países europeos.


El músico canario ofrecerá un concierto en el Parque del Cincuentenario en el interior del Museo Autoworld. El concierto está dirigido a los dos mil responsables de política regional a escala europea, nacional y regional que en este marco examinan el futuro de la política de cohesión de la Unión Europea. Este evento forma parte de la programación cultural de los OPEN DAYS 2005.


Miguel Afonso interpretará un cuidado repertorio de arreglo sugerente, impregnado de claridad de planos y perspectiva acústica, buscando en su planteamiento global un modo de beber de otras culturas que acercan a Canarias a otros lugares del mundo evocando una insularidad sin aislamiento.


Hablar del acordeón en Canarias es, sin lugar a dudas, hablar de Miguel Afonso. Poseedor de una dilatada trayectoria musical en su biografía, ha sido el propulsor por excelencia del acordeón, del que se debe la recuperación de este instrumento para la música popular, así como su utilización en el movimiento folk de las Islas Canarias.


Creador y componente de numerosas formaciones y proyectos, en el año 2002 emprende su carrera en solitario tras su primer trabajo discográfico Aruriando. La presencia de Miguel Afonso en los festivales folk más importantes del país se ha consolidado en los últimos años, tras participar en más de una treintena de eventos de gran prestigio. En la actualidad presenta su tercer trabajo discográfico Monólogo de un Acordeón Vagabundo.

Comentarios