Revista nº 910
ISSN 1885-6039

La Caja Rural de Canarias invierte en la restauración del patrimonio cultural de Fuerteventura.

Sábado, 29 de Octubre de 2005
Redacción BienMeSabe/ Cabildo de Fuerteventura
Publicado en el número 76

Mario Cabrera y Lucas de Saá firmaron el acuerdo de colaboración.



El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, y el presidente de la Caja Rural de Canarias, Lucas de Saa, firmaron el convenio de colaboración entre ambas entidades, en virtud del cual la Caja Rural de Canarias destinará 7.000 euros a la restauración de dos obras artísticas que forman parte del patrimonio cultural y religioso de la isla de Fuerteventura.


Mario Cabrera señaló que La Caja Rural de Canarias “ha demostrado una actitud ejemplar, porque nada más proponerle la firma de este convenio de colaboración aceptaron rápidamente abriendo una vía de colaboración que confío en que a partir de ahora sigan otras empresas”. Mario Cabrera destacó además la implicación demostrada por el presidente de la Caja Rural de Canarias Lucas de Saá, “un majorero que además sabe valorar la importancia del patrimonio cultural de su isla”.


Por su parte, Lucas de Saá explicó que invertir en cultura y patrimonio histórico “es la mejor manera de dejar un legado a las próximas generaciones, para que valoren la historia de su pueblo”. Lucas de Saá también explicó que “La caja Rural de Canarias está abierta a colaborar, dentro de sus posibilidades, en iniciativas culturales de este tipo que signifiquen mejoras para todos”.


Gracias a este convenio de colaboración podrá restaurarse el cuadro del Cristo yaciente perteneciente a la ermita de San Roque, en casillas de Morales (Antigua). Este óleo sobre lienzo, mide 146cm. x 110cm. y representa a un Cristo con San Juan Evangelista sobre un fondo de cortinajes. El cuadro se encuentra colgado en el presbiterio, en el muro correspondiente al lado del Evangelio de la ermita de San Roque. El autor es desconocido, aunque se encuentra dentro de la corriente estilística del Barroco y se aprecian similitudes con la escuela del pintor canario Hernández Quintana.


Además, también podrán ejecutarse los trabajos de restauración de la Virgen del Carmen, una escultura de bulto redondo ejecutada en escayola moldeada y policromada, de medidas 67cmx25cmx34cm.


La escultura representa a Nuestra Señora del Carmen portando en su brazo izquierdo al niño, mientras el brazo derecho se proyecta hacia el espectador con el escapulario en su mano. Se trata de una escultura de finales del XIX o comienzos del XX, que se encuentra en una hornacina del muro correspondiente al testero de la ermita de Nuestra Señora del Carmen de Giniginamar (Tuineje). Actualmente la escultura presenta roturas y diversos daños.

Comentarios