Revista nº 915
ISSN 1885-6039

Carlos Pinto Grote disertará sobre el vino.

Martes, 08 de Noviembre de 2005
Redacción BienMeSabe/ CCPC
Publicado en el número 78

El escritor lagunero Carlos Pinto Grote, Premio Canarias de Literatura 1991, disertará hoy en su ciudad natal sobre el vino: Elogio del vino, acto organizado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo y el CCPC. Será a las 20:30 horas en la Sala San Borondón (esquina de las calles Daute y Cruz de Candelaria), con entrada libre.




El poeta, ameno conversador en prestigiosas tertulias, se ha confesado un enamorado de la vida, pasión a la que siempre ha entregado sus cinco sentidos. Notable conocedor de la cultura del vino, de los caldos canarios, no lo es menos de la presencia del vino en la literatura universal.


La conferencia se enmarca dentro de la segunda edición de 'Noviembre; mes del Vino Tacoronte-Acentejo en La Laguna', un amplio programa de actos que está desarrollando el Consejo Regulador en el que es el mes del vino por excelencia, un mes que siempre estuvo muy vinculado al vino, época en la que se comienzan a probar los nuevos, cuando en la víspera del día 30, festividad de San Andrés, se abren las bodegas para tan conmemorable celebración.


La campaña pretende difundir la cultura del vino a través de diversas actividades entre los consumidores y amantes del vino, por lo que 'Noviembre; mes del vino Tacoronte-Acentejo' convierte a la ciudad de Aguere en un escenario inigualable para la promoción de los vinos de esta Denominación de Origen, a la cual pertenece La Laguna, con más de 200 hectáreas de viñedo inscrito, unos 207 socios viticultores y 9 bodegas embotelladoras emplazadas dentro del municipio.

...........




Sobre la figura de Carlos Pinto Grote y su prolífica obra se han ocupado críticos literarios tan importantes como César Aller, Guillermo Díaz Plaja, Ventura Doreste, Sebastián de la Nuez, Domingo Pérez Minik, Jorge Rodríguez Padrón...

Ventura Doreste dijo de Carlos Pinto Grote en su libro Ensayos insulares: en casi absoluto aislamiento literario, sin participar en cenáculos, falanges y banderías, cuya finalidad suele ser publicitaria, Carlos Pinto Grote viene realizando una importante obra en la esfera de la poesía e incluso en la narración experimental. Diré que la presencia de la poesía suele ser constante en los poemas de Carlos Pinto Grote. Su producción lírica, exploradora de misteriosos sueños y de realidades inmediatas, defensora de la libertad y de la soledad, peculiarmente erótica, atenta al alma y al cuerpo, compenetrada con las vicisitudes y el destino de los otros, replegada y efusiva, se encuentra ya entre las más originales que la hora actual ofrece.

Jorge Rodríguez Padrón señala que la poesía de Carlos Pinto ha sido una de las más personales y exigentes de su generación. Y añade que: su poesía, referida no precisamente a la experiencia inmediata sino a los interrogantes fundamentales del hombre, voluntariamente distanciada de la vida para discurrir por el espacio de un cosmos interior que su realidad, misterio y sueño al mismo tiempo, tiene una personalidad indiscutible.

Oswaldo Guerra opinó que Carlos Pinto Grote tiene claro que el elemento lector es fundamental en su proceso de escritura (...) la poesía es un modo de indagar en la realidad, ante todo, pero existe también en él una obsesión porque el lenguaje, aunque reducido a su esencia, deba y tenga que ser actualizado, en última instancia, por el lector; de lo contrario, según el poeta, la labor lírica quedaría encerrada en un callejón sin salida.



CARLOS PINTO GROTE.

CARLOS PINTO GROTE nace en La Laguna (Tenerife) el 10 de octubre de 1923. Realizó los estudios de bachillerato en los Institutos de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife. Obtuvo el título de Maestro Nacional en La Laguna y se licenció posteriormente en Medicina en la Universidad de Cádiz, especializándose en Psiquiatría. Miembro Fundador y Miembro Distinguido de la Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación. Académico Numerario de la Real Academia de Medicina de Canarias, Académico Correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina y Académico Correspondiente de la Real Academia de Ciencias Médicas de Barcelona.

Publica sus primeros poemas en la revista Mensaje dirigida por su padre, el poeta Pedro Pinto de la Rosa. Desde los años cincuenta hasta la actualidad, ha publicado en numerosos periódicos de Canarias unos trescientos artículos literarios abarcando temas tan diversos como Literatura, Pintura, Filosofía, así como escritos relacionados con las Bellas Artes y la Cultura.

Su obra poética publicada es la siguiente: Las tardes o el deseo, Las Palmas de Gran Canaria, 1954; Las preguntas al silencio, Santa Cruz de Tenerife, 1956; Elegía para un hombre muerto en un campo de concentración, Santa Cruz de Tenerife, 1956; El llanto alegre, Santa Cruz de Tenerife, 1957; Muda compasión del tiempo, Las Palmas de Gran Canaria, 1963; Siempre ha pasado algo, Tenerife, 1964; Como un grano de trigo, Barcelona, 1965; En este gran vacío, Madrid, 1967; Sin alba ni crepúsculo, Barcelona, 1967; Oneirón, Barcelona, 1973; Unas cosas y otras, Las Palmas de Gran Canaria, 1974; Sólo el azul, Madrid, 1977; Los habitantes del jardín, Las Palmas de Gran Canaria, 1978; Estío, Las Palmas de Gran Canaria, 1981; Tratado del mal, Santa Cruz de Tenerife, 1981; De los días perdidos, Santa Cruz de Tenerife, 1982; Poemas a un cultivador de opio, Santa Cruz de Tenerife, 1983; Cantatas, La Laguna, 1984; La trampa de la noche, Santa Cruz de Tenerife, 1989; El destino de la melancolía, Santa Cruz de Tenerife, 1997; Tienda de antigüedades, Lanzarote, 1997; Días sin ti, Santa Cruz de Tenerife, 1997; Cantos para una desolación, Santa Cruz de Tenerife, 1998 y Aprendizaje del silencio, Santa Cruz de Tenerife, 2003.

En prosa ha publicado: Las horas del Hospital (cuentos), Santa Cruz de Tenerife, 1956; Cuatro cuentos extraños, Santa Cruz de Tenerife, 1956; Las horas del hospital y otros cuentos, Madrid, 1966; Un poco de humo y otros relatos, Santa Cruz de Tenerife, 1984, Objetos de desván y trajes de pasamanería (cuentos), Santa Cruz de Tenerife, 1986, Juan Ismael. Ocultaciones (biografía), Madrid, 1992 y Los papeles de Abilio Santos (novela), Santa Cruz de Tenerife, 1998.

Por su amplia trayectoria literaria ha sido galardonado con numerosos e importantísimos premios, destacando el Premio Canarias de Literatura, 1991; los premios de Poesía San Benito Abad, Pedro García Cabrera, Ciudad de La Laguna y Antonio de Viana; y los premios de cuentos Colegio de Médicos de Santa Cruz de Tenerife y Ciudad de Santa Cruz de Tenerife.

Obra inédita: Heriticon, Poesía; Cuaderno de desconocidos, Poesía; Miniaturas, Poesía; Meditaciones y escrituras, Ensayos breves; Los hombres se van, Novela; El recital de Pedro Gonzaga, Novela; Crónica personal, Memorias (tomos I-III).

En fase de preparación y escritura: La versión de Swann, Novela y Crónica personal, Memorias (tomo IV).

Noticias Relacionadas
Comentarios